Las dudas sobre el financiamiento de las campañas volvieron a abrir los cuestionamientos sobre que las candidaturas no han podido enlazarse con los partidos políticos.
Publicado el 30.08.2017
Comparte:

El financiamiento de las candidaturas presidenciales hizo que tanto el abanderado del PPD, PS, PR, PC, IC y MAS, Alejandro Guillier, y de la DC, Carolina Goic, salieran a disparar contra la banca privada, ya que- según dijeron- estaba poniendo trabas para prestar dinero para la realización de la campañas.

Tanto Guillier como Goic son respaldados por los partidos más fuertes de la centroizquierda, la única diferencia es que el senador al inscribir su candidatura sigue con la condición de independiente no asociado a un pacto. Aún así, el Manual de Gasto Electoral del Servel deja un espacio para que los partidos le entreguen recursos propios, no generados en financiamiento fiscal, sino por cotizaciones de militantes o instrumentos de inversión. Luego, Guillier podría devolver el dinero; eso sí, es una decisión que depende de la buena fe de las partes. Lo anterior llevó a que algunos se preguntaran por qué los partidos que lo apoyan, entre ellos el PS y el PC, que hicieron noticia recientemente por tener millonarias inversiones, no ayudaban al candidato. Y por qué la abanderada democratacristiana insistía con pedir la intervención del gobierno si tiene un gran partido que la respalda.

Lo cierto es que las dudas sobre el financiamiento, según dicen en algunas de las colectividades, no han venido más que a reafirmar “que tanto candidaturas como partidos no han podido enlazarse”.

Guillier y sus partidos

La relación entre Guillier, los partidos que lo apoyan, y el comando, no ha sido fácil. Él tomó la decisión de ser independiente y alejarse de las costumbres tradicionales de las campañas políticas, sin embargo las colectividades le pedían a gritos profesionalizar la estructura del comando, elegir un generalísimo, entre otras. Y pese a que a estas alturas del partido ya existe, la relación dejó algunas grietas.

Eso llevó, por ejemplo, a que cuando el senador pidió a viva voz que era importante hacer acuerdos con la DC, los partidos no lo escucharan, sino que decidieron excluirla de todos modos. Un personero del socialismo dice que “el problema es que el candidato no escuchó cuando se le aconsejó armar un comando serio, ahora hemos perdido mucho tiempo, los partidos tienen que potenciar sus listas parlamentarias para, en el caso de salir Sebastián Piñera, ser una oposición fuerte”, pero además agrega que “la distancia entre los partidos y Guillier se produce porque cada vez creen menos en él”.

El mismo Guillier reconoció hace algunos días en radio Infinita que trabajar en equipo ha sido difícil, ya que los partidos se preocupan de sí mismos. “Uno piensa en equipo y armar equipo con gente de todos los partidos de la coalición; y las coaliciones no siempre funcionan como equipo, funcionan como partidos (…) He percibido que los partidos hacen campaña más como partidos que como coaliciones, eso también pasa en la Alianza, los UDI trabajan por los UDI, los RN por los RN y los socialistas por los socialistas… no hay tanto trabajo de bloque como yo suponía”.

Pese a eso, el coordinador estratégico de la campaña, Sergio Bitar, sostiene que “eso ya no lo veo tan así, el tema que veo más urgente es activar la presencia, incluso de los dirigentes de partidos y de los miembros de partidos en la actividad política. Ahora, en las próximas semanas, de cara a la elección es trabajo de calle, lo que se llama la infantería, las personas tienen que salir a las organizaciones sociales, a las calles, casas y eso supone más compromiso de los miembros de los partidos que son los que tiene organizaciones y saben hacerlo. Eso tiene que activarse ahora”.

Goic y la DC

El desapego entre Carolina Goic, su comando, y los parlamentarios ha sido más evidente. Hace algunos días el diputado Gabriel Silber dijo en radio Cooperativa que “esta candidatura nace por la búsqueda de tener una candidata propia desde la DC, que refleje nuestra identidad, y claramente hemos visto un comando que se ha autonomizado, que se ha vestido con colores propios, prescindiendo, por ejemplo, de la falange en su estética y en su campaña presidencial”, y agregó que ”se ha dado una relación algo esquizofrénica con el comando presidencial”.

Así las cosas, el lunes el comando con la directiva sostuvieron una reunión, pero paradójicamente no estuvieron presentes el jefe político, Jorge Burgos, ni el encargado programático de la campaña, Eduardo Saffirio. Pese a eso se resolvió realizar reuniones cada 15 días.

Aún así en la bancada de diputados dicen que hay desorganización de la campaña y eso produce falta de compromiso de parte de los parlamentarios con la candidatura. Un ejemplo de eso, comenta un parlamentario, son las declaraciones de la diputada DC Yasna Provoste a La Segunda, donde pone en suspenso usar la imagen de Carolina Goic en su campaña al Senado. “No es una decisión que tenga tomada, porque aspiramos a tener una campaña con más identidad regional”, dijo al vespertino.

Lo anterior, dicen en la tienda, no es algo que “sólo le pase a Yasna, sino que es una sensación que tienen varios” de los postulantes al Congreso, dado que “si no hay organización, no pueden esperar que uno se sienta identificado con la candidata que más encima marca muy poco en las encuestas”, dice un candidato.

Otro de los factores que habría dejado más “cortada” la relación es la salida de Juan Carlos Latorre como coordinador territorial para asumir una candidatura a la Cámara, dado que “como él fue parlamentario sabe cuáles son las prioridades para nosotros, fue malo que saliera de esas funciones. Habría que buscar a otro parlamentario para incluir en el comando y que tienda más puentes de comunicación”, dice un legislador.

Mauricio Morales: “Ambas (candidaturas) generan la expectativa de derrota dentro de sus propios equipos, los partidos están más preocupados de la campaña parlamentaria”

El analista político y docente de la Universidad de Talca Mauricio Morales sostiene que “es un escenario donde la disposición de los recursos para realizar campañas está mucho más restringida y regulada, entonces los partidos no cuentan con los ingresos suficientes para financiar campañas”, pero agrega que “ambas (candidaturas) generan la expectativa de derrota dentro de sus propios equipos, los partidos están más preocupados de financiar las campañas parlamentarias que la presidencial. Esto resulta razonable si es que esos partidos, al estimar que el próximo presidente va a ser Piñera, entonces, el único camino que queda es reforzar las bancadas parlamentarias con el fin de que éste no goce de una amplia mayoría”.

Pero Morales también comenta que tanto en la postulación de Goic como de Guillier “han existido sucesivos conflictos para la nominación de esas candidaturas, en el caso de la DC existió la permanente tensión entre quienes querían ir a primera vuelta y quienes querían ir a primarias, mientras que en el caso de Guillier se procedió a sacrificar a Lagos para dar paso a Guillier, y eso dejó heridos”.