El candidato a Fiscal necesita 25 votos para su aprobación de los 37 senadores en ejercicio. Por lo tanto, no puede tener más de 12 abstenciones o votos en contra. Hasta el momento, existen cuatro abstenciones y podrían sumarse dos más. La tarea es difícil aunque no imposible.
Publicado el 18.10.2015
Comparte:

“Va a ser muy difícil la aprobación de Jorge Abbott en el Senado”, comenta un influyente senador de la Nueva Mayoría a “El Líbero”. Y es que en el oficialismo reconocen que el escenario para el candidato a Fiscal Nacional presentado por la Presidenta Michelle Bachelet, Jorge Abbott, actual Director Ejecutivo del Ministerio Público, es complejo. Abbott necesita 2/3 de los senadores para su aprobación, lo que equivale a 25 votos. “Hoy esos 25 no están, habrá que buscarlos”, dicen en la Nueva Mayoría.

El anuncio de Abbott fue “sorpresivo” para los senadores de las bancadas del oficialismo y de oposición. Esto, debido a que según explican, el gobierno se inclinó por un candidato que no había sido consensuado. Los favoritos del Senado eran José Morales, fiscal adjunto de la fiscalía centro-norte, y Raúl Guzmán, fiscal de la metropolitana sur.

Ante este escenario, es que tras el anuncio de la Mandataria, voces de los partidos de la Nueva Mayoría y de la oposición han deslizado algunas críticas hacia la decisión del Ejecutivo, lo que podría poner en peligro la aprobación del reemplazante de Sabas Chahuán en la Fiscalía. Si bien los senadores han optado por no adelantar cómo serán sus votaciones hasta no establecer un acuerdo con sus respectivas bancadas, ya existe un panorama que refleja una clara dispersión de votos.

La Moneda necesita 25 votos de los 37 senadores en ejercicio (Carlos Bianchi está desaforado), para la aprobación de su candidato. La diferencia entre ambas cifras es de 12 senadores. Por lo tanto, el gobierno no puede tener más de 12 votos en contra de Abbott o abstenciones, que tienen el mismo efecto. De lo contrario, su postulación se rechaza.

Tres senadores anunciaron que se restarán del proceso: Carlos Montes (PS), Fulvio Rossi (PS) e Iván Moreira (UDI). El hijo de Montes es fiscal, por lo que tomó la decisión de inhabilitarse de la votación, mientras que Rossi y Moreira están vinculados a investigaciones de la Fiscalía por el denominado caso SQM. A ellos se sumaría el senador DC y presidente del partido, Jorge Pizarro, quien también está evaluando abstenerse de la votación.

De esta manera, ya habría cuatro votos menos para Abbott. A los cuatro “inhabilitados” , podría sumarse también el senador de la UDI Jaime Orpis, que es investigado por sus aportes en Corpesca, y su par del PPD Eugenio Tuma, quien está enfrentando una investigación por fraude al fisco. Por esto, el candidato a Fiscal ya tendría seis votos menos.

Los posibles votos en los partidos

La UDI es uno de los partidos que ya condicionaron su apoyo a Jorge Abbott. Varios de sus senadores eran partidarios de Morales, porque veían en él un cambio en la Fiscalía. “Abbott es un continuador de Chahuán”, comentan influyentes fuentes del partido. “Es importante oír en la audiencia que vamos a tener con el fiscal Abbott para ver si tiene nuevas materias para desarrollar en los procesos”, dijo el presidente de la UDI, Hernán Larraín a La Segunda. Se señala que hasta ahora hay dos votos menos para Abbott en esa tienda.

Así, el número de votos faltantes llegaría a ocho.

Otro partido donde se han generado reparos es el PPD. Dirigentes del partido explican que el favorito para el presidente del PPD Jaime Quintana y el senador Guido Girardi era Morales, por lo que la no consideración de su nombre habría generado una molestia entre ambos con el gobierno. De hecho, Quintana afirmó que “lo ideal hubiera sido un candidato con un consenso importante”.

Si bien el PPD resolverá su decisión este lunes durante reunión de bancada, podrían existir dos votos menos para Abbott. Así los rechazos o abstenciones sumarían 10.

En la DC también ha habido algunos reparos. Según explican, la primera opción para ese partido era Juan Enrique Vargas, decano de la Universidad Diego Portales desde el 2008 y especialista en políticas públicas judiciales. Y su segunda opción habría sido Abbott.

Varios senadores de la DC tenían una opinión similar, si bien existían también apoyos para Morales, especialmente porque habría significado un cambio de línea respecto de Sabas Chahuan, cuestión que se ve más lejana con Abbott, ya que es muy cercano al actual fiscal nacional. Por esto, es que el presidente de la DC Jorge Pizarro afirma a “El Líbero”, que “hasta el momento no hay una decisión tomada”.

En tanto, entre los independientes el nombre sería visto con buenos ojos, por lo menos en la senadora de Amplitud, Lily Pérez, quien ya anunció a “El Líbero” que Abbott es un “excelente nombre”. Sin embargo, otros como Pedro Araya, creen que se debió apostar por un “nombre de consenso”.

Ante este escenario, el candidato del gobierno enfrenta un escenario muy ajustado que requerirá un trabajo muy fino por parte de La Moneda.

La elección anterior de Fiscal: Chahuán fue aprobado con 31 votos a favor

Fue el 3 de octubre de 2007 en que se llevó a cabo la votación anterior de Fiscal que tenía como candidato a Sabas Chahuán, quien deja su cargo en diciembre. Sin embargo, el escenario fue completamente diferente en el Senado. Tras una hora y media de discusión, Chahuán fue aprobado con 31 votos a favor, cinco en contra y una abstención.

El rechazo vino de los senadores Alejandro Navarro (ex PS), Jaime Naranjo (PS), Ricardo Nuñez (PS), Mariano Ruiz-Esquide y Jorge Pizarro (DC). En tanto, la entonces senadora DC se abstuvo. Esto, debido a que en ese momento, Juan Enrique Vargas había sido uno de los candidatos a quien Alvear apoyaba. En la DC comentan que se abstuvo en “señal de molestia”.

 

FOTO: AGENCIA UNO