Un evento clave fue un encuentro de dirigentes sindicales en Valdivia en octubre de 2014, donde se trazó la ruta de “concientización” a través de masivas protestas en contra de las administradoras de pensiones. Una aliada clave de Luis Mesina es la directora nacional de la ANEF Orietta Fuenzalida, quien desde hace dos años pide “activar, movilizar, llamar y convocar a la gente a una gran movilización”.
Publicado el 04.11.2016
Comparte:

Una paralización total del país es el llamado que hizo para hoy el movimiento “No +AFP” -liderado por Luis Mesina-, que busca terminar con el sistema de capitalización individual y volver al antiguo sistema de reparto.

De las tres movilizaciones convocadas anteriormente, la de hoy es la más extrema, ya que están pidiendo a los trabajadores y estudiantes no ir a clases ni trabajar, tomarse las escuelas y universidades, no mandar a los niños al colegio, no comprar ni realizar trámites, no usar el transporte público, convocar a paros y organizar protestas en las poblaciones.

La agrupación, que se autodefine como “coordinadora nacional de trabajadores”, definió la jornada como un “paro nacional productivo”, y pide a los chilenos  realizar “cortes de ruta, calle, mítines” para que en “todo Chile sea fuerte y claro un grandísimo NO +AFP”.

Sin embargo, pese a que el afiche es difundido por la propia organización en su página web oficial, Mesina se desentendió del llamado a realizar tomas en una entrevista a El Mercurio. “Hay mucha gente que hace volantes pero nosotros no estamos llamando a tomas en colegios ni universidades”, afirmó.

El ministro vocero de Gobierno, Marcelo Díaz, pidió que la marcha sea pacífica porque las personas “no quieren ver perturbada su vida cotidiana no pudiendo enviar a sus hijos al colegio, llegando tarde al trabajo (…) Yo haría un llamado a mantener lo que ha sido la tónica de estas movilizaciones, que han sido valoradas por todos”.

El “boicot”, además, se produce apenas dos meses después de que su líder, el sindicalista y ex director de la AFP Futuro Luis Mesina, fuera recibido en La Moneda por la Presidenta Michelle Bachelet y el ministro del Interior, Mario Fernández.

Orietta Fuenzalida, la radicalizada dirigente de la Anef que es aliada clave de Mesina

orietta-fuenzalidaSi bien el movimiento tomó fuerza este año tras el escándalo de las pensiones en Gendarmería y logró reunir a miles de personas en diversas ciudades del país, el proceso de “concientización social” –como lo definen sus líderes-, se viene forjando desde 2014 por diversos dirigentes sindicales, entre ellos Orietta Marcela Fuenzalida Reyes, directora nacional de la Anef y encargada de la secretaría de cultura, deportes y recreación.

La también directora de la Asociación Nacional de Funcionarios de la Dirección del Trabajo de Chile (Anfuncht) -donde trabaja como abogada desde 1993, capacita a dirigentes sindicales y gana $2,7 millones-, ha recorrido el país junto a Mesina para unir a los diferentes movimientos sociales y difundir su mensaje de No +AFP.

El evento clave del movimiento fue la realización del “1° Congreso Coordinadora Nacional No+AFP” el domingo 18 de mayo de 2014 en Valdivia, en el que participaron Orietta Fuenzalida, Luis Mesina y otros dirigentes de la CUT. En ese entonces era desconocido para la opinión pública.

La presidenta regional de la CUT, Lucía Vega, dijo en ese momento que el desafío más importante del incipiente movimiento era “concientizar a toda la ciudadanía para que nos apoyen y en conjunto podamos tener las fuerzas que se necesitan para terminar con este sistema de pensiones”.

En dicho evento, Orietta Fuenzalida afirmó que la Anef decidió “integrarse a todas las instancias de coordinación para rechazar el modelo de capitalización individual y la idea de una AFP estatal. Junto con sumarnos a las actividades para dar fuerzas necesarias a fin de terminar con las AFP”.

Y Luis Mesina reafirmó “la voluntad de luchar contra el sistema de AFP que se ha instalado en Chile, que solo ofrece pensiones miserables, avanzar en un sistema previsional nuevo, solidario, tripartito, que es la gran demanda del mundo del trabajo. Nos hemos unido a través de un objetivo que para nosotros es vital”.

En octubre de ese año, cuando el tema previsional no estaba en la agenda pública, Fuenzalida lo definía como “muy sensible y urgente”, y llamaba a la Anef a “liderar un proceso de transformación y luchar con independencia de los partidos. Debiera activar, movilizar, llamar y convocar a la gente a una gran movilización. Para eso tienen que tener voluntad política porque uno de los hitos más  importantes y más grandes de presión que tienen los trabajadores son las huelgas”.

Cómo se gestó el apoyo de la Anef al movimiento anti AFP

En forma premonitoria, la abogada de la Dirección del Trabajo advertía que las “grandes demandas”, como la previsional,  “no se han levantado con fuerzas porque no hay voluntad política de los dirigentes de avanzar”.

Un mes después el presidente de la Anef, Raúl de la Puente, se sumaba a la cruzada anti AFP, al igual que la Confusam y Fenpruss, en una marcha por el centro de Santiago, que fue calificada por Orietta Fuenzalida como relevante porque le “subió el ánimo para emprender nuevas movilizaciones”.

La alianza ha seguido vigente, ya que en octubre pasado la Anef decidió por unanimidad apoyar el paro nacional de hoy convocado por el movimiento de Mesina que “busca presionar al gobierno a realizar un cambio estructural al sistema de pensiones”.

La dirigenta de la Anef que rinde “honor y gloria a los mártires populares” del FPMR

La dirigente Fuenzalida combina su trabajo en la Dirección del Trabajo con una presencia muy activa en Twitter, donde difunde todas las informaciones relativas al movimiento anti AFP.

De hecho, registra casi 200 tuits o retuits sobre el tema, con mensajes como “vamos con ánimo y esperanza por una previsión social de verdad” y “preparando los ánimos para golpear fuerte contra el robo y abusos de las AFP”.

En otros mensajes reenvía tuits que rinden “honor y gloria a los mártires populares” del FPMR, como los comandantes Raúl Pellegrin y Cecilia Magni, dos de las figuras más emblemáticas del grupo extremista armado.