Se le denomina “el juez de los casos de alto impacto", como las indagatorias por las muertes de Pablo Neruda, Salvador Allende y el caso “Quemados”. Sin que se difundiera ampliamente, a fines de diciembre tomó, por orden del ministro Sergio Muñoz, la investigación de la llamada “Caravana de la Muerte” y en menos de siete meses ordenó la detención del ex comandante en jefe del Ejército.
Publicado el 09.07.2016
Comparte:

El procesamiento del general (r) Juan Emilio Cheyre como supuesto encubridor de uno de los episodios de la llamada “Caravana de la Muerte” en su paso por el regimiento de Coquimbo, se tomó la agenda esta semana. En medio de otras noticias, como el “jubilazo” de la esposa del diputado Osvaldo Andrade, o los resultados de la última encuesta Adimark –donde la Presidenta Michelle Bachelet bajó a un inédito 22% de aprobación por parte de la ciudadanía-, el ministro de la Corte de Apelaciones Mario Carroza acaparó los titulares de los diarios a partir de este jueves tras decretar la detención del ex jefe militar.

Tras su detención y traslado al Batallón de Policía Militar de Peñalolén, quien fuera Comandante en Jefe del Ejército entre 2002 y 2006, será investigado –junto a otros ocho ex uniformados- como encubridor de torturas y fusilamientos de 15 personas el día 15 de octubre de 1973, año en que Cheyre tenía el grado de teniente y era el ayudante del encargado del regimiento donde ocurrieron los hechos.

La rápida irrupción de Carroza en el caso “Caravana de la Muerte”

En medio de los avatares previos a Navidad, la tarde del 24 de diciembre pasado Emol.com publicaba que el ministro Mario Carroza, conocido en el ambiente judicial como “el juez de los casos de alto impacto”, asumía cuatro nuevas indagatorias por violaciones a los Derechos Humanos. Entre los procesos se encontraban precisamente los episodios de Calama y La Serena de la “Caravana de la Muerte”, que estaban en manos de la ministra Patricia González Quiroz desde el año 2011. Carroza también asumió las causas “Londres 38, Raimundo Belarmino Elgueta Pino”, investigadas hasta ese día por el ministro Leopoldo Llanos Sagristá, y “Edrás Pinto y otros”, a cargo en ese entonces por el magistrado Miguel Vásquez Plaza. Al darse a conocer esta información a sólo horas de celebrarse la Navidad, no tuvo mayor repercusión en la agenda noticiosa nacional. Sin embargo, siete meses después se conocen sus consecuencias, fundamentalmente en el caso “Caravana de la Muerte”.

Los cambios de la titularidad de estas causas, fue una decisión que adoptó la Corte Suprema tras analizar el informe elaborado por el entonces presidente del máximo tribunal, Sergio Muñoz, quien estaba a cargo de coordinar los casos por violaciones a los DD.HH. El informe del ministro Muñoz -quien dejó la más alta magistratura judicial en marzo de este año- decía que había que dar mayor agilidad y eficacia a la tramitación de los procesos. Y fue así como el juez Carroza en pocos meses tomó la decisión que impactó a la opinión pública.

El 7 de junio pasado, el Programa de Derechos Humanos del Ministerio del Interior había ingresado al despacho del ministro de la Corte de Apelaciones de Santiago una solicitud de procesamiento al ex comandante en jefe del Ejército, situación que ocurrió exactamente un mes después.

Otras causas de DD.HH a cargo del juez Carroza

Son varios los casos “de alto impacto” relacionados con DD.HH. que ha investigado el juez Mario Carroza. Además de la indagatoria de lo ocurrido en La Serena tras el paso de la “Caravana de la Muerte”, ha estado a cargo de la reapertura de la investigación por las muertes de Pablo Neruda, Salvador Allende, Jaime Guzmán y del padre de la Presidenta Bachelet, el general Alberto Bachelet.

Pero la causa más mediática de los últimos meses a cargo del juez Carroza, es el caso “Quemados”. Hace justo un año, el ministro de la Corte de Apelaciones de Santiago decidió la reapertura de la indagatoria por la muerte de Rodrigo Rojas de Negri y por homicidio frustrado en el caso de Carmen Gloria Quintana. Dictó siete órdenes de detención y procesamiento en contra de siete militares en retiro. Y después de casi 30 años de ocurrido el caso “Quemados” – donde una patrulla militar roció con bencina a los jóvenes universitarios-,  el 21 de julio del año pasado el juez Carroza interrogó al ex conscripto Fernando Guzmán, quien aseguró estar rompiendo un “pacto de silencio”. Con esa indagatoria Carroza ordenó inmediatamente la detención de los ex unformados.

Este caso de violaciones a los Derechos Humanos acaparó la agenda pública durante todo el mes de julio del año pasado; Carmen Gloria Quintana regresó por unos días desde Canadá -donde es agregada científica en la embajada de Chile-, fue entrevistada por diversos medios de comunicación, donde acusó falta de voluntad política de las autoridades del gobierno de Patricio Aylwin para investigar su caso. La madre de Rodrigo Rojas de Negri, Verónica de Negri, también estuvo muy presente en los medios y denunció un supuesta falta de interés de los gobiernos pasados para indagar causas de derechos humanos.

Inhumación de los restos de Pablo Neruda

“Un juez chileno ordena exhumar los restos del poeta Pablo Neruda para averiguar si fue asesinado”, publicaba en febrero de 2013 el diario ABC de España. En el diario El País, en tanto,  se leía que “Neruda será exhumado 40 años después de su muerte”. La noticia tuvo impacto mundial, y finalmente los restos del premio Nobel, por orden del juez Mario Carroza, fueron exhumados el 8 de abril de ese año, tras una denuncia del Partido Comunista de que pudo haber sido asesinado por agentes del régimen militar.

En febrero de 2016, a la espera de las últimas pruebas científicas encargadas a Canadá y Dinamarca, finalmente el ministro en visita consideró que las diligencias que requería ya habían sido efectuadas, por lo que ordenó que los restos de Neruda volvieron a Isla Negra, hecho que ocurrió finalmente el pasado 26 de abril. El diario “El País“ de España publicó ese día que “Pablo Neruda será enterrado por cuarta vez en Isla Negra”, mientras en Chile el principal titular de los diarios decía que el desempleo en el Gran Santiago sufría una fuerte alza y llegaba a 9,4%, el mayor nivel en seis años. El caso se reabrió en febrero de 2013, pero aún no se informa de los últimos resultados sobre las causas reales de su muerte.

Investigación por la muerte del Presidente Allende

El 27 de enero de 2011, el ministro en visita Mario Carroza comenzó la indagación de las circunstancias del fallecimiento del ex Presidente Salvador Allende. Dentro de las diligencias, el magistrado determinó citar a declarar al ex miembro de la junta militar, el general en retiro Fernando Matthei. Sin embargo, 20 meses más tarde el juez Carroza dictó el sobreseimiento definitivo en la investigación estableciendo que por testigos, pericias y datos de la indagatoria, el mandatario se suicidó.

Condena a militares por tortura en contra del general Bachelet

El 22 de noviembre de 2014, después de tres años de investigación, el magistrado Mario Carroza condenó a dos ex integrantes de la Fuerza Aérea por haber torturado y causado la muerte en marzo de 1974 al general Alberto Bachelet Martínez, padre de la presidenta Michelle Bachelet.

Se trató de los coroneles en retiro de la FACh, Ramón Cáceres, a quien se le dio una pena de tres años y un día de presidio menor en su grado máximo, y Edgar Ceballos, cuya pena correspondió a dos años y un día de presidio menor en su grado medio, quienes cumplen su condena en prisión efectiva, dado que ya habían sido procesados por delitos de lesa humanidad. La sentencia no dejó conforme a la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos.