Si bien Carolina Goic ha sido enfática en señalar que está convencida de competir en la primera vuelta, en su partido dicen que desde hoy y hasta la junta nacional -del 29 de abril- existe un período para llegar a un acuerdo programático, parlamentario y presidencial que preserve la continuidad de la Nueva Mayoría.
Publicado el 20.04.2017
Comparte:

Desde hoy, quedan exactamente 9 días para que se realice la Junta Nacional de la DC, instancia que tendrá la misión de votar el mecanismo por el que la abanderada de la tienda, Carolina Goic, competirá en la carrera presidencial: primarias o primera vuelta.

Si bien este es un tema que “ronda” hace meses las conversaciones de los militantes de la falange, después del apoyo del PS al senador Alejandro Guillier, la bajada del ex Presidente Ricardo Lagos de la carrera presidencial y la declaración de Goic a La Tercera sosteniendo que “estoy convencida de ir a primera vuelta”, se abrió una caja llena de opiniones distintas dentro de la DC.

Por un lado, están los que piensan que el mejor mecanismo son las primarias, ya que competir en noviembre significa poner fin a la Nueva Mayoría. En tanto, otros sostienen que si el PS, PR y eventualmente el PPD, están tras el senador Alejandro Guillier en una primaria, la DC “se quedaría sola y arrinconada”, pero trasladando ese mismo escenario a la primera vuelta la falange tendría desde hoy hasta noviembre para hacer “crecer la candidatura”. Esta última es la que ha cobrado más fuerza, sobre todo en la directiva y en la propia candidata de la tienda.

Así las cosas, en la DC son conscientes que una vez realizada la Junta Nacional y que se haya tomado la decisión, no habrá vuelta atrás. Por eso, saben que quedan nueve días para “negociar” y llegar a un acuerdo en donde todos -dicen en la DC-, “salgan beneficiados, porque nos necesitamos”.

Es por eso que en el partido dirigido por Goic comentan a “El Líbero” que está en el ambiente la idea de conformar una mesa compuesta por democratacristianos que estén a favor de la primera vuelta y también con los que estén de acuerdo con la primaria para que se sienten a conversar con los socios de la Nueva Mayoría. Esto debería concretarse en los próximos días, una vez que hayan bajado la intensidad de las declaraciones de ambos lados.

Hace unos días el diputado Pablo Lorenzini comentaba a este medio que “acá uno negocia. Qué es lo que quieres, qué es lo que yo necesito y vamos tirando números, acá habría que encerrar a los secretarios generales de los partidos 24 horas en un cónclave y que de ahí no salga nadie hasta que estén de acuerdo en el programa, en las listas parlamentarias y en cómo va a ser el fair play”.

Así mismo, el presidente de la JDC, Diego Calderón, dice que “creo que los partidos que conforman la NM tienen que ser capaces de conversar, ver cuáles son los puntos de diferencia y en cuáles podemos tener acuerdos, y ver si son capaces de mantener esta coalición; en ese sentido, yo creo que el tema es dialogar y dejar de dar un espectáculo en la prensa por temas comunes”.

Los “argumentos” de la negociación

Para “negociar” -dicen en la DC- hay que partir de la base de dos cosas importantes, una es el acuerdo parlamentario y presidencial, y el otro el programa. En cuanto a lo parlamentario, está la opción que propone la falange de ir en dos listas -ratificado en la última junta nacional- y la que expone la NM, sobre ir en una lista única, y en lo presidencial competir en primarias -idea apoyada por los partidos tras Guillier-, y la primera vuelta.

Con este escenario, en el partido dicen que si se concreta la mesa negociadora ellos expondrán que sin la DC los otros partidos -PR,PPD y PS- se transformarían en una rama de izquierda, mucho más cercana al Frente Amplio. Por lo que, tanto en la parlamentaria como en la presidencial, no se “diferenciarán” de una manera “absoluta” con el nuevo conglomerado liderado por los diputados Giorgio Jackson y Gabriel Boric y que tiene como a una de sus figuras a la periodista Beatriz Sánchez -quien ha subido, desde su irrupción, rápidamente en las encuestas-, por lo que estar todos juntos con la falange les conviene. “Así sumarían los votos del centro y podrían sacar una diferencia significativa. Nos necesitamos mutuamente”, comenta quien ha participado de la estrategia.

Entonces, en la DC dicen además que ellos “sí” estarían dispuestos a ir en una sola lista como proponen y dejar atrás la opción de ir en dos. “Todos tenemos que ceder. Los socios nos pueden amenazar con que si vamos solos vamos a sacar pocos parlamentarios, lo que es verdad, pero nadie sabe cuánto pesa el FA y en cuántos lugares se puede convertir en una alternativa para la centro-izquierda. Ahora, es verdad que tienen más votos que nosotros, pero no pueden ganar sin los nuestros”.

De esta forma, en la DC piensan que si ellos ceden en la lista parlamentaria, sus socios podrían “concederles” ir a la primera vuelta y comprometer el apoyo en segunda al candidato que resulte ganador. Pero, también aclaran que esa es una de las opciones, porque siempre que se negocia “todos tienen espacio para entregar sus argumentos” y también puede pasar que “nosotros consigamos las dos listas, y que ellos nos den las razones suficientes sobre que un candidato es mejor que dos, pero lo claro es que no todos pueden conseguir lo que quieren”.

En la falange creen que “entrar en una competencia entre nosotros mismos sobre quién pagaría más costos, es una completa torpeza, estamos obligados a ponernos de acuerdo, independiente de la distancia que tengamos hoy”. Así como saben que no pueden conseguir todo lo que ellos proponen, las apuestas son que se pueda tranzar. Ahora, dicen en la DC, el que tendría el poder de concretar estas “negociaciones” podría ser el PS, que es el partido más grande, y que tiene más que dar y quitar. Incluso, apuestan a que priorice la lista parlamentaria única por sobre la presidencial.

Aunque el presidente del PPD, Gonzalo Navarrete, dijo al Diario Financiero que “no creemos que sea posible dos candidatos presidenciales con una lista de parlamentarios unificada, (porque) no hay ninguna manera de cuadrar eso” y agregó que “la Nueva Mayoría como la entendemos, efectivamente ya no sigue (…) hay una nueva realidad política”.

Pero, en el entorno del senador Alejandro Guillier tendrían una mirada distinta, ya que piensan que el mejor escenario para el candidato es competir en primarias. Primero, porque le podría ganar a Carolina Goic y “consolidar” su candidatura hacia la primera vuelta con todos los partidos del bloque tras él; pero además, no sería bueno para su posicionamiento saltarse la instancia del 2 de julio, cuando su principal contendor, el ex Presidente Sebastián Piñera, si lo hará.

Ahora, dicen en la falange que las “conversaciones” deberían darse en los próximos días, ya que todos son conscientes de que tras la junta nacional no hay vuelta atrás; entraron en una carrera contra el tiempo…