Si bien es una opción que ha planteado un grupo dentro de la falange, en la interna del partido creen que los perjudicaría en la elección parlamentaria. Es por eso que las conversaciones se mueven más hacia la idea de estar en las primarias de la Nueva Mayoría.
Publicado el 18.12.2016
Comparte:

Preguntas claves se debaten por estos días al interior de la Democracia Cristiana: ¿Llevar candidato? ¿A quién? ¿A las primarias de la Nueva Mayoría? ¿A primera vuelta? ¿Apoyar un candidato de centro izquierda?, entre otras. La razón: cada vez queda menos tiempo para el comité central que se llevará a cabo a fines de enero y en donde la falange decidirá qué camino seguirá en la carrera presidencial y su política de alianzas.

Un tema que también se ha tomado el espíritu de la elección interna de la DC que será sólo un par de semanas antes -el 8 de enero- y en donde la lista elegida deberá comandar la medida que tome la colectividad. Son tres las listas en competencia, la primera encabezada por la actual presidenta Carolina Goic y que reúne a “chascones”, “colorines”, “príncipes”, “guatones” y el sector del ex timonel Gutenberg Martínez -que estarían más por la idea de no seguir en la Nueva Mayoría y competir con un candidato propio-, por otra parte, la lista liderada por Víctor Torres -“chascón”- y que cuenta con apoyo de un grupo de la disidencia, que son considerados de la facción más de izquierda de la DC y que piensan en la continuidad de la tienda en la coalición de gobierno. Por último, la que lleva como candidato al ex presidente de partido Ricardo Hormazabal, que también es parte de los “chascones” y que en la elección pasada obtuvo el 20% de los votos.

Si bien desde la tienda dicen que el escenario aún es “líquido” en cuanto a materia presidencial -porque hay distintas posiciones en el interior del partido-, sí hay posturas que han ido tomando fuerza en los últimos días.

Es conocido que liderazgos como Mariana Aylwin -que finalmente no adhirió a ninguna lista-, el senador Ignacio Walker,  Gutemberg Martínez, entre otros, han dicho abiertamente que el camino que tiene que seguir la DC es sí o sí llevar un candidato y competir en primera vuelta, lo que significaría correr con una lista parlamentaria solos. Sin embargo hay otros que ven esa opción como un riesgo para el partido, porque la colectividad podría bajar de un 10% en la elección de diputados y senadores.  “Los que creen que hay que ir a primera vuelta reconocen que un objetivo político estratégico es con una presencia fuerte en el parlamento, entonces se les plantea una inconsistencia”, dice un diputado democratacristiano.

Desde las bases la idea de participar en primera vuelta entusiasma, por el hecho de “recuperar la identidad de la DC y llamar a sectores más de centro”, comentan desde el interior de la DC. Pero, los bloques y las conversaciones se están moviendo -cada vez más- a la opción de competir en primarias.

La posibilidad del candidato propio “es lo único transversal dentro del partido y de las listas en competencia a la elección interna; el debate está instalado en si ir a primera vuelta o a primarias -que tiene que ver también con seguir en la NM o dejarla-, no hay más. Lo más probable es que el abanderado DC sea Carolina Goic, pero es difícil llegar hasta la primera vuelta de noviembre, pienso que el camino es la primaria de la Nueva Mayoría”, dice un parlamentario de la DC.

En esa misma línea un diputado de la colectividad comenta a “El Líbero” que “a medida que avanza el tiempo hay más debate y consenso respecto de seguir trabajando en coalición para tener un candidato presidencial competitivo en La Moneda y la DC no puede ser el bulto a la competencia y debe, en consecuencia, participar en esas primarias”.

En entrevista con Radio Universidad de Chile, el ex Intendente de la Araucanía y miembro de la lista de Víctor Torres, Francisco Huenchumilla, señaló que “tenemos que ofrecer una candidata o candidato con ideas claras (…) pero si esa figura no remonta vuelo, no podemos hablar de ir a una primera vuelta”.

Desde la falange saben que es demasiado arriesgado separarse del conglomerado oficialista ya que si esa fuera la decisión –según sus cálculos- el número de parlamentarios se reduciría considerablemente. “No queremos que nos pase tampoco lo que sucedió cuando el candidato fue Claudio Orrego, que todos prefirieron sacarse la foto con el candidato ganador que era Michelle Bachelet. No creo que los candidatos al Congreso estén dispuestos a apoyar la idea de ir con un candidato a primera vuelta si eso significa no ganar”, dice una influyente fuente de la DC.

Ahora, una tercera alternativa tiene que ver con apoyar a un candidato de la Nueva Mayoría como, por ejemplo, Ricardo Lagos. De hecho hay algunos parlamentarios como Roberto León que han manifestado su interés en que el ex Presidente sea la opción de la falange, sin embargo, un senador de la DC sostiene que “esa posibilidad es casi nula, plantear la idea de respaldar a un candidato que está de manera estable bajo en las encuestas, no veo que sea una opción”. Además piensa que en enero, cuando se tome la decisión, ya será conocido el resultado de la encuesta CEP de diciembre, que “lo más probable es que sea desfavorable para Lagos”.

El reloj está corriendo y las posibilidades son claras, ahora habrá que esperar la decisión final.