Un estudio de LyD arroja que nuestro país supera a la isla del caribe en ingreso per cápita, expectativa de vida, escolaridad e indicadores de salud, además de ser un país receptor de inmigración mientras Cuba es emisor de emigrantes desde el triunfo de la revolución cubana en 1959.
Publicado el 09.12.2016
Comparte:

¿Qué país dejó Fidel Castro tras casi cincuenta años en el poder? Es la pregunta que surge tras su muerte el pasado sábado 25 de noviembre, cuando fue destacado por algunos como un “líder de la dignidad y la justicia social”, como afirmó la Presidenta Michelle Bachelet. Para otros, en cambio, se trató de un tirano que arruinó a su país, violó los derechos humanos e impidió que llegase la democracia.

Pero más allá de las consideraciones ideológicas de sus simpatizantes o de sus críticos, el Instituto Libertad y Desarrollo realizó un estudio en que comparó los “datos duros” en materia económica y social entre la isla caribeña y nuestro país, como una manera de entender mejor el país que les heredó a los cubanos el fallecido dictador.

pib-de-cuba-y-chileEn 1950, la diferencia entre el PIB per cápita ajustado por el poder de paridad de compra de Chile excedía al de Cuba en 79%, diferencia que fue aumentando en el tiempo y de manera acelerada luego de la caída del muro de Berlín y de la Unión Soviética para alcanzar una diferencia de más de cuatro veces en años posteriores, según se observa en este gráfico.

“Sin embargo, puede argumentarse que no es el crecimiento económico lo que la Revolución Cubana persiguió desde 1959, sicarolina-grunwald-investigadora-de-lydno que garantizar derechos básicos para todos. La evidencia muestra que tampoco fueron más exitosos que Chile en estos aspectos”, sostiene el estudio de Carolina Grunwald, investigadora de LyD.

La educación y la salud cubana y chilena frente a frente

Tempranamente en la década del 60’ la revolución prohibió el ejercicio de la medicina privada, y se enfocó en la formación de médicos para atender gratuitamente a la población, de los cuales al año 2008 entre un 35% y un 48% de ellos trabajaba en el exterior, principalmente en Venezuela.

Así, tomando como indicador de la gestión en salud la esperanza de vida al nacer, se observa que en 1960 en Cuba era un 10% superior a la de Chile. Sin embargo, esta diferencia se fue acortando hasta igualarse en el año 2000.

esperanza-de-vida-de-cuba-y-chileA partir de entonces y hasta la fecha, Chile supera a Cuba. “Por lo tanto, aunque en ambos países ha habido una mejora sustantiva en la materia, se observa que el avance de Chile ha sido más rápido”, plantea el estudio de LyD.

En temas sanitarios, la investigación sostiene que el deterioro de la infraestructura de agua potable en Cuba ha provocado aumento en enfermedades como la hepatitis e intoxicación por consumo de alimentos en mal estado, “al tiempo que el aumento de la prostitución junto a la escasez de mecanismos para protegerse ha conducido a un aumento importante de enfermedades venéreas”.

educacion-escolar-de-cuba-y-chileEn materia de educación, el régimen de Castro expandió el sistema público de educación, expropiando tanto escuelas como universidades, además de prohibir la enseñanza privada.

Específicamente, la evidencia muestra que Chile ha registrado una mayor inscripción escolar secundaria prácticamente en toda la muestra (desde 1960), exceptuando los años 80, en que el crecimiento en Chile es menos acelerado que el cubano.

Prestaciones básicas y demografía

En Cuba existen problemas importantes en el sistema educativo, por cuanto las bajas remuneraciones y la falta de incentivos han llevado a los profesores a dejar sus trabajos en el Estado en búsqueda de mejores oportunidades, ya sea un trabajo mejor pagado o la migración.

migracion-de-cuba-y-chile“Respecto de la situación migratoria, variable que da cuenta de las oportunidades de surgir, del acceso a una vida satisfactoria y, finalmente de la garantía de libertad de la sociedad, se observa que mientras en Cuba hay migración neta negativa, persistente desde 1962, en Chile la situación es lo contrario: cada vez recibimos más inmigrantes en búsqueda de mejores oportunidades y mayor bienestar”, explica Carolina Grunwald.

Sueldo promedio de Chile es $505 mil y en Cuba $15 mil

Antes de la revolución, la economía cubana gozaba de altos estándares a nivel mundial.

En términos de remuneraciones, Cuba ocupaba el lugar número ocho en el mundo en pago a trabajadores del sector industrial, superada sólo por países como Estados Unidos, Canadá o Suecia.

Además, según datos del Ministerio del Trabajo de Cuba, gozaban de la menor tasa de desempleo de América Latina (7%). Además, entre finales de la década de los 40 y 1958, la paridad entre el peso cubano y el dólar era uno a uno (hoy esta relación es de 1 a 24).

En Cuba, el año 2014 el salario medio estatal era de sólo US$ 24 al mes, mientras que en Chile, el 2015 el salario medio fue de $505.477, es decir, unos US$ 770: 32 veces más alto. “En términos de salud y educación hemos avanzado más rápido y estamos en un mejor nivel, situación que sólo se puede seguir acentuando de no haber algún cambio estructural importante”, afirma Grunwald.

“La revolución no ha sido un buen camino para evolucionar como país. En Cuba la falta de libertad ha llevado a la sociedad a la precariedad; todos ‘igualmente’ sumidos en la falta de oportunidades y sin poder elegir”, concluye el informe.