Si bien al ex ministro de Cultura lo están sondeando para que le dispute la alcaldía de Santiago a Carolina Tohá, desde su entorno confirman que tendría zanjado ir por un cupo en el Senado.
Publicado el 08.02.2016
Comparte:

“Quiero darle las gracias a la Directiva Regional de RN de Antofagasta por el apoyo recibido y a todos los independientes que se han sumado a este equipo. Desde hoy nos pondremos a trabajar por generar el mejor programa para darle a Antofagasta el sitial que merece a nivel nacional”, afirmó el ex ministro de Cultura y actual vicepresidente de Evópoli, Luciano Cruz-Coke, a mediados de 2013. Si bien esa candidatura no prosperó, la historia podría repetirse, pero en otro lugar.

En junio de 2013, en plena campaña presidencial, los ex ministros Luciano Cruz-Coke y Joaquín Lavín, presentaron su renuncia al entonces Presidente Sebastián Piñera. Tanto Cruz-Coke como Lavín, decidieron dejar sus cargos en las ministerios de Cultura y Desarrollo Social para sumarse a los equipos de campaña de los entonces candidatos presidenciales Andrés Allamand (RN) y Pablo Longueira (UDI), respectivamente.

Además, el ex titular de Cultura salió del gobierno para dedicarse a impulsar el entonces movimiento Evópoli, que fundó junto al diputado Felipe Kast. De esta manera, Cruz-Coke culminó más de tres años y tres meses a la cabeza del Consejo de la Cultura, donde lideró procesos como los cambios a la Ley de Donaciones y el despacho del proyecto que creó el Ministerio de Cultura.

Detrás de la salida de Cruz-Coke se escondía otra razón. En RN estaban sondeando la posibilidad de que el ex ministro compitiera como candidato al Senado, ya que en ese momento Evópoli aún no se constituía como partido político. Y así fue. Un mes después de haber dejado su cargo en La Moneda, el Comité Electoral de RN ratificó de forma unánime la postulación de Cruz-Coke al Senado por la región de Antofagasta.

Pero la candidatura de Cruz-Coke no pudo concretarse. El Tribunal Calificador de Elecciones (Tricel) acogió un recurso del entonces secretario general del PS, Francisco Díaz, para impugnar la candidatura senatorial del ex titular de Cultura. Esto, debido a que no habría cumplido la exigencia de renunciar a su cargo público con un año de antelación a la elección que postulaba. Sin embargo, la inquietud de Cruz-Coke de enfrentar un desafío senatorial siguió presente.

Desde hace un año, según explican en el entorno del ex ministro, Cruz-Coke viaja todos los meses a la región de Arica dando a conocer su movimiento y sondeando otros liderazgos locales.

En ese momento, Cruz-Coke afirmó a la revista Qué Pasa, que “el foco de estos viajes es tratar de armar directivas, juntar firmas, para poder conformar el partido” y que “aún es muy prematuro hablar de candidaturas, estamos lejos de las elecciones, no puedo adelantar que sí. Cada cosa a su paso”.

Sin embargo, el panorama fue cambiando con el paso de los meses. Según confirman desde su entorno a “El Líbero”, Cruz-Coke “tiene un muy buen equipo allá y Arica fue la primera región de Evópoli en constituirse”, por lo que el ex titular de la carterta ya tendría la decisión zanjada.

Descarta competir por Santiago

El pasado martes La Segunda publicó que Chile Vamos estaba midiendo a Cruz-Coke y al actual alcalde de Las Condes, Francisco De la Maza (UDI), para competirle a Carolina Tohá en Santiago. Si bien, el ex titular de Cultura aceptó la medición, ya comentó con sus cercanos que su interés está en competir por Arica. “Luciano no va a ir. Tiene todo bastante listo para ser senador por Arica”, dice una influyente fuente de Evópoli.

De esta manera, las cartas de la oposición para Santiago son los concejales Felipe Alessandri (RN) y Carolina Lavín (UDI), la presidenta del PRI, Alejandra Bravo, además del alcalde de Las Condes. Desde Chile Vamos, explican que ninguno de ellos garantiza la victoria.

FOTO: AGENCIA UNO