Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 02 de abril, 2018

Klaus Schmidt-Hebbel: “En los cambios que son administrativos el Presidente puede tomar las decisiones que correspondan; la Presidenta Bachelet lo hacía a diario”

Autor:

Magdalena Olea

El ex economista jefe de la OCDE analiza en entrevista con El Líbero las primeras semanas del nuevo gobierno y se refiere al lanzamiento de su libro "De la tragedia griega a los tiempos mejores: Diagnóstico y proyección 2012-2018", donde analiza las reformas de Bachelet II y propone otras nuevas para que Chile logre el desarrollo integral.
Autor:

Magdalena Olea

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El domingo 11 de marzo de este año, en el discurso inaugural en el Palacio de La Moneda, el Presidente Sebastián Piñera convocó a cinco grandes acuerdos nacionales, en torno a temas de infancia, seguridad ciudadana, salud, desarrollo y paz en La Araucanía. Sin embargo en la últimas semanas comenzaron a surgir críticas de parte de la oposición, que condicionó su apoyo a estos acuerdos y cuestionó “la apertura al diálogo”, específicamente con respecto a la propuesta del presidente para modificar la Ley Antiterrorista en La Araucanía, que entre las modificaciones contempla el uso de agentes encubiertos, testigos protegidos y define que los delitos terroristas también pueden ser cometidos de manera individual.

En entrevista con “El Líbero”, el economista Klaus Schmidt-Hebbel, que formó parte del grupo de trabajo del Presidente Sebastián Piñera durante la campaña electoral, aborda esta polémica, analiza al equipo económico del gobierno y habla sobre el lanzamiento de su libro: “De la tragedia griega a los tiempos mejores: Diagnóstico y proyección 2012-2018”, de “Ediciones El Líbero”, que será lanzado el lunes 9 de abril y que será presentada por  los senadores Felipe Kast y Ricardo Lagos Weber a las 19:00 horas en el auditorio del banco BBVA.

-¿Como ha visto al gobierno de Sebastián Piñera en sus primeras semanas?
Lo he visto como el 70% de los chilenos que opina que Chile va por buen camino. El 70% hasta hace seis meses fue un 30%: en los últimos meses de la Presidenta Bachelet el 70% creía que íbamos por mal camino, 30% que íbamos por buen camino y a veces era 20% incluso. Hoy se ha invertido eso. ¿Y porqué? Muy mayoritariamente los chilenos han votado por esta nueva administración este segundo gobierno del presidente Piñera, que presenta un programa coherente y un programa muy bien encaminado para volver a colocar a Chile en una senda de desarrollo integral, que no sea solo crecimiento, porque el desarrollo no es igual a crecimiento, sino que sea crecimiento mas muchas otras cosas, integración social, inclusión de minorías, mejor división del ingreso, eliminación de la pobreza, que solamente puede venir si volvemos a un crecimiento alto y sostenido, y también los programas sociales; para apoyar todas las propuestas sociales del programa, que requieren de un alto crecimiento, sin ninguna duda.

-¿Como ha visto el equipo económico del gobierno y cómo este se ha desarrollado en estas últimas semanas?
El equipo, por las personas que lo conforman es un equipo económico de lujo, encabezado por el ministro de Hacienda, que tiene además la virtud, igual que su jefe el Presidente, de repetirse el plato, y encuentro fantástico que los muy buenos gobernantes y muy buenos ministros se repitan el plato. Hay algunos más, Juan Andrés Fontaine se repite el plato como ministro y lo va a hacer muy bien en Obras Públicas, pero también hay nombres nuevos, y José Ramón Valente va a ser un muy buen ministro de Economía. Respecto del equipo económico y político creo que están los mejores nombres desde un punto de vista técnico y político. Habiendo dicho eso, en particular las ultimas dos semanas han sido muy buenas. Partió muy bien este gobierno. Es difícil partir mal un gobierno, hay una especie de “luna de miel” el primer mes, con todo gobernante nuevo el país le da una oportunidad, pero más allá de ese buen ánimo, esa buena fe que hay desde muchos sectores, no solamente los que votaron por él, creo que el país ha entendido de forma muy correcta el ancla de programa, que es presentar ideas que sirvan para lograr acuerdos amplios, con parte importante ojalá de la oposición política del Congreso para el bien de Chile.

-En específico en el ámbito económico, ¿qué ha destacado en estas últimas semanas?
Creo que se esta trabajando a tranco muy rápido, sin que estén los resultados porque se está diseñando eso, diseños muy buenos. Por las conversaciones que he tenido con algunos participantes, está la reforma tributaria futura y previsional futura. Obviamente no hay resultados, no están las propuestas todavía, porque ha pasado muy poco tiempo, además yo creo que lo que se observa desde un punto de vista político es un muy buen manejo de las relaciones internacionales, un muy buen manejo de los posibles focos de conflictos internos. Por ejemplo, cambios en la ley antiterrorista que hagan mas efectiva la lucha contra el terrorismo venga de donde venga, eso no tiene nada que ver con los mapuches, como el Presidente lo señaló muy bien: terrorista no es sinónimo de mapuche. Es un insulto al pueblo mapuche creer que estos cambios a la ley antiterrorista o de control del terrorismo sean una ley anti mapuche, eso no corresponde afirmarlo y no es así, todo lo contrario, es para proteger al 95% del pueblo mapuche y los no mapuches que viven en la zona.

-En relación a la polémica que se ha generado con respecto a los cinco grandes acuerdos que propuso el Presidente Sebastián Piñera, ¿como cree que hay que entender y ver estos acuerdos?
Gobernar es un arte y es un arte muy difícil, y el presidente de turno, la Presidenta Bachelet lo hizo así, el Presidente Piñera también lo hace así, tiene que decidir por donde coloca por delante las propuestas propias del gobierno, y por donde empieza a negociar, primero internamente en la coalición y después empieza a negociar en el congreso. Todos los cambios que requieren ley por supuesto que tienen que ser negociados, pero en los cambios que son administrativos y que son de tuición del Presidente, él puede tomar las decisiones que correspondan, la Presidenta Bachelet lo hacía a diario y el presidente Piñera también lo hace en muchos ámbitos importantes. A modo de ejemplo, ampliar el concepto de objeción de conciencia institucional que por ejemplo ejercerá la Universidad Católica respecto de la no práctica del aborto por las tres causales en el recinto de la Universidad Católica, eso esta perfectamente en manos del ministerio de Salud y por lo tanto del Ejecutivo y no tiene que pasar por una ley.

-¿Qué retos hay para lograr un desarrollo integral en el gobierno?
El gran reto es colocar en una ecuación los objetivos de mejorar los incentivos para el crecimiento, que significa mejores condiciones y más estables para emprender, para trabajar, para el sector privado, para los trabajadores, y al mismo tiempo fortalecer la inclusión social, la reducción de la pobreza, la integración social de todos los chilenos, emparejar la cancha y darle oportunidades a los chilenos que no las han tenido por nacimiento y por su cuna. Esa ecuación es una ecuación difícil, creo que es perfectamente lograble, pero requiere de mucha inteligencia en el diseño de la reforma y los cambios que este gobierno haga. Le doy un ejemplo, el caso de la reforma de pensiones. Se puede hacer, mejorar los incentivos a los trabajadores y a los empresarios, fortaleciendo las contribuciones al pilar contributivo pasando de 10% a 14% de cotización, administrado por las AFP o administrado por terceras instituciones privadas. Sin embargo, hay que fortalecer el pilar solidario, que significa más recursos, más plata financiada por impuestos generales a la nación, y no por los trabajadores, más plata para los subsidios previsionales, el aporte al pilar básico solidario y el aporte complementario de pensiones para aquellas personas, hombres y mujeres, que han ahorrado muy poco, porque no han trabajado formalmente o han tenido muy bajos salarios. Ese es un típico ejemplo de un buen diseño. Ese buen diseño debería convencer ojalá a las derechas e izquierdas de este país, para que todo Chile se beneficie y haya ganancias tanto en eficiencia como en equidad social.

-¿De qué se trata su libro: “De la tragedia griega a los tiempos mejores: Diagnóstico y proyección 2012-2018”?
El título del libro refleja muy bien su contenido, es de la tragedia griega a los tiempos mejores, análisis y perspectivas. ¿Porqué la tragedia griega y los tiempos mejores? porque el libro es una colección de 50 ensayos sobre la realidad internacional y la realidad chilena desde el 2012 hasta el presente, y es un libro de 50 ensayos que ahondan en muchos temas diversos, políticos, económicos y sociales que han marcado al mundo y lo marcan hoy todavía, y que marcan a Chile. Además es un libro muy propositivo, porque mas allá de analizar las cosas buenas y malas que suceden fuera y dentro de Chile es además un libro que está lleno de propuestas de buenas o mejores reformas que las que hemos visto algunos países del mundo y muchas malas reformas que también hemos visto en los últimos cuatro años en Chile.

-¿Qué análisis hace en su libro con respecto a las reformas de Bachelet?
Muchas de mis columnas centradas en Chile están inspiradas por una preocupación que empieza por marzo de 2014 de que las reformas que está proponiendo y luego presentando al Congreso, y luego las reformas aprobadas por la Presidenta Bachelet le hacen y le van a hacer aun mas daño futuro al país. No todas; sin duda que la Presidenta Bachelet tuvo algunas buenas iniciativas, pero las que ella llamó “reformas emblemáticas”, que efectivamente son las más importantes, sufren de un muy mal diseño técnico, de un grave sesgo ideológico, fueron también muy mal diseñadas y peor implementadas, y eso es verdad para la reforma tributaria, la reforma a la educación, la reforma laboral y sin ninguna duda los proyectos de reforma que no alcanzaron a salir en el congreso por falta de quórum o mayorías: la reforma a la constitución y la de pensiones. Eso en cuanto a mi análisis critico, pero por supuesto que también hay propuestas de cómo hacerlo mejor.

-¿Cuáles son estas propuestas?
Las propuestas se basan en una mirada bastante profunda de qué es lo que funciona y no funciona en estas cinco materias fuera de Chile; también debo decir directamente que nacen de mi experiencia como economista que vivió y trabajó en muchas organizaciones internacionales. Entre ellos fui economista jefe de la OCDE en París durante la crisis 2008-2009, entonces mi experiencia internacional más mi experiencia en Chile como economista, como analista, me hacen presentar en este libro propuestas de mejores reformas en los temas que he indicado. Ahora bien, el libro no solamente cubre eso, cubre también temas de la economía internacional, de la política internacional, y cubre en otros temas también que van mas allá de las cinco reformas, yo hablo también de las reformas del financiamiento de la política, que fue una buena reforma del gobierno de la Presidenta Bachelet, hablo de temas sociales, pobreza, distribución del ingreso y crecimiento. Muchos temas de crecimiento en los cuales también planteo reformas varias para simplemente revertir este congelamiento, este enfriamiento del crecimiento chileno que tuvimos hasta hace pocas semanas y meses atrás y qué hay que hacer para revertir el crecimiento y volver a crecer al 3,5% y ojalá al 4,5% anual de acá a pocos años más, en la medida que el gobierno de Piñera pueda realizar reformas profundas, consensuadas, que nacen de acuerdos amplios.

-¿En el libro se remite a estas reformas en específico o lo plantea como algo más general?
Planteo una estrategia general para este gobierno, que significa diseñar bien primero, analizar bien, luego proponer cosas coherentes, luego negociarlas inteligentemente en el parlamento a través de acuerdos amplios y luego pasarlas. Pero mas allá que es genérico y bastante de sentido común, planteo ideas muy específicas respecto de la reforma tributaria, respecto de un consejo fiscal 2.0 independiente, de manera que no pasen estas cosas muy malas para la institucionalidad fiscal que han pasado durante los ministros Arenas, Valdés y Eyzaguirre, en el gobierno anterior. Planteo también propuestas muy concretas de reforma de pensiones, que es un tema además que he trabajado muchísimo durante mi vida profesional, pero también basado en la buena experiencia internacional.

 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: