A raíz de la formalización del senador UDI Jaime Orpis -quien quedó con prisión preventiva-, el ex subsecretario de Hacienda escribió una carta en que cuestionó que existan “dos tipos de justicia” para los políticos involucrados en financiamiento irregular: una dura para los de la oposición y otra blanda para los de la NM.
Publicado el 22.06.2016
Comparte:

Polémica causó la carta que escribió el ex subsecretario de Hacienda del gobierno de Sebastián Piñera, Julio Dittborn, en que comparaba la severidad de la fiscalía y la justicia en contra del senador de su partido, Jaime Orpis -formalizado y en prisión preventiva-, con la  situación del ex diputado del PPD y ex ministro de la Secretaría General de la Presidencia de Michelle Bachelet, Jorge Insunza.

“Jaime Orpis reconoció hidalgamente que había quedado con una deuda electoral, cometiendo irregularidades en la forma de pagarla. Por ello, él está preso. Y varios parlamentarios y ex parlamentarios de oposición están formalizados, pero ninguno de la Nueva Mayoría, a pesar de que un ministro del gabinete de la Presidenta Bachelet -el ex diputado Jorge Insunza- debió renunciar por estar contratado por dos empresas mineras mientas era diputado y presidía la Comisión de Minería de la Cámara de Diputados”, escribió Dittborn.

El ex diputado UDI agregó que en ese caso y en “otros en que los hechos afectan a integrantes o amigos del gobierno, los representantes de las fiscalías y del Consejo de Defensa del Estado miran para el ladoPareciera que existen dos justicias en Chile. Una que trata con dureza a los opositores y otra que actúa blandamente con los integrantes de la Nueva Mayoría”.

Curiosamente ayer, apenas un día después de que la carta se viralizara por las redes sociales, el fiscal jefe de la Fiscalía Metropolitana oriente, Manuel Guerra, anunciaba en CNN el inicio de una investigación por eventuales delitos de cohecho, negociación incompatible y delitos tributarios de Jorge Insunza, que estará a cargo de los fiscales Carlos Gajardo y Pablo Norambuena.

11 de Mayo de 2015/SANTIAGO El secretario General de la Republica, Jorge Insunza, la presidenta Micelle Bachelet y el ministro del Interior, Jorge Burgos, durante el anuncio de la agenda para la transparencia y probidad en los negocios y la pol’tica, realizada en Montt Varas del Palacio de La Moneda FOTO:CRISTOBAL ESCOBAR/AGENCIAUNO

Insunza fue ministro de la Segpres durante 27 días entre mayo y junio de 2015 y tuvo que salir de La Moneda, precisamente, por los cuestionamientos a su doble rol de asesor de empresas mineras y presidente de la comisión de Minería de la Cámara de Diputados.

En conversación con “El Líbero”, Julio Dittborn profundiza en sus críticas a la Fiscalía, el CDE y la justicia chilena.

-¿Por qué hizo la comparación entre Insunza y Orpis?

-Me pareció una comparación muy evidente respecto del doble estándar que la Fiscalía y el Consejo de Defensa del Estado han tenido en estos temas. Insunza fue diputado, presidente de la comisión de Minería de la Cámara de Diputados y simultáneamente era socio de una consultora que tenía contratos con varias empresas mineras, como Codelco y Antofagasta Minerals. Si en lo de Orpis hay sospecha de cohecho, evidentemente en el caso de Insunza debería existir la misma sospecha. No estoy diciendo con eso que ni Orpis ni Insunza sean culpables de cohecho porque eso lo deciden los tribunales, pero lo que no se entiende es que en un caso la Fiscalía y el CDE actúen con una determinación y pasión notables, y en el otro caso transcurre más de un año y el tema no existe. Me alegra que esta carta que se viralizó en las redes sociales haya provocado que la Fiscalía tomara cartas en el asunto. Espero que la ONG Ciudadano Inteligente  sea también ecuánime, y cuando hay sospecha de delito actúen con la misma determinación en ambos casos. Esta no es la única comparación pero me parece que es la más evidente.

Julio Dittborn: “me llamó la atención que hoy (ayer) hubiéramos tenido la noticia de la actuación de la Fiscalía en el caso Insunza. No sé si por la carta que se viralizó en las redes sociales, me parecería increíble porque una fiscalía que reacciona a las redes sociales me parece preocupante”

-¿Ud. cree que a raíz de su carta se pudo iniciar la investigación?

-Ojalá haya servido para que la Fiscalía actuara, me llamó la atención que hoy (ayer) hubiéramos tenido la noticia de la actuación de la Fiscalía en el caso Insunza. No sé si por la carta que se viralizó en las redes sociales, me parecería increíble porque una fiscalía que reacciona a las redes sociales me parece preocupante.

-Ud. acusa que en Chile hay dos justicias. ¿Por qué?

-Y hago la comparación de que estamos yendo a una justicia estilo Hugo Chávez, en que es muy dura con los adversarios y bastante blanda o inexistente con los amigos. En verdad, es incomprensible que el CDE y la Fiscalía hayan mirado para el lado en el tema del ex ministro Insunza más de un año. Con eso no acuso a Insunza de nada. Simplemente digo que no se investigara una situación como la que vivió y sí se hiciera con tanto celo con la investigación de Orpi. Me parecen dos justicias distintas con las manos distintas.

-El abogado PS Fernando Atria criticó la prisión preventiva para el senador Orpis, al igual que Ud. en su carta.

-Me alegro de haber leído a Fernando Atria, con el que no comparto posiciones ideológicas pero se pronunció muy contrario que antes de que las personas fueran condenadas tuvieran penas de cárcel. Estoy de acuerdo. Me parece que la condena de cárcel es muy dura y puede ser justificada en algunos casos pero después de que exista una investigación a fondo y una condena del tribunal. Afirmar que Orpis es un peligro para la sociedad es francamente risible.

Julio Dittborn: “El mismo día que los jueces decidieron que Jaime Orpis era un peligro para la sociedad, unos señores que los pillaron robando una subametralladora y pistolas en una comisaría de Cerrillos quedaron en libertad por falta de mérito e irreprochable conducta anterior. Es casi para la risa”

-Ud. comparó la cárcel al senador Orpis con otras personas que robaron armas en una comisaría y quedaron libres.

-Así es. El mismo día que los jueces decidieron que Jaime Orpis era un peligro para la sociedad, unos señores que los pillaron robando una subametralladora y pistolas en una comisaría de Cerrillos quedaron en libertad por falta de mérito e irreprochable conducta anterior. Es casi para la risa. Ese es el país que estamos viviendo.

-A su juicio, ¿quiénes en la Nueva Mayoría también deberían ser procesados?

-No me dedico a investigar estos temas ni señalar nombres pero estoy seguro que una persona medianamente informada puede hacer una lista de personas que, al menos, merecieron una investigación de la Fiscalía con el mismo celo que tuvieron con Orpis.