El socio fundador de Econsult afirma que la alta desocupación es resultado de las políticas anti crecimiento y anti empleo que ha impulsado el Gobierno de Michelle Bachelet en sus dos primeros años. "Me parece más natural hablar de las casi 300 mil personas que perdieron sus empleos, es gente real y ponerle cara al desempleo lo hace más visible", asegura.
Publicado el 27.04.2016
Comparte:

El drástico aumento del desempleo de 9,4% – el más alto desde marzo de 2010- ha generado una serie de reacciones de autoridades de Gobierno, del presidente del Banco Central y diversos analistas, quienes hablan de un fuerte deterioro del mercado laboral, incluso más rápido que lo se esperaba debido a la crónica desaceleración económica.

Pero, ¿cuál es la tendencia en la ocupación, ya se tocó fondo o todavía podrá seguir aumentando? ¿Por qué se produce esta fuerte alza? Son parte de las preguntas que responde para “El Líbero” el economista y socio fundador de la consultora Econsult, José Ramón Valente.

Valente: “Tener una cifra de 9,4% es comparable con los peores momentos de la crisis financiera de 2009 en que llegó a dos dígitos. Es súper relevante el aumento y, sobre todo, cuando se mira en el contexto de que hace tres años estábamos en 5,5%”

-¿Cómo lee la encuesta de desempleo de la Universidad de Chile?

-Es una reivindicación del análisis económico que se había hecho desde algún tiempo, respecto de que ante una desaceleración tan relevante como la que ha tenido Chile era muy extraño no observar un aumento más significativo de la tasa de desempleo. Las bajas cifras del INE (entre 5% y 6%) causaban bastante sorpresa y los analistas habían puesto en duda su metodología en como contabiliza a la gente que no tiene contratos, los trabajadores independientes. La encuesta de la Universidad de Chile tiene más continuidad, no se ha cambiado la metodología, a diferencia de la del INE,  y nos permite hacer comparaciones intertemporales, entre años y tener datos comparables. En ese sentido, tener una cifra de 9,4% es comparable contra los peores momentos de la crisis financiera de 2009 en que llegó a dos dígitos. Es súper relevante el aumento y, sobre todo, cuando se mira en el contexto de que hace tres años estábamos en 5,5%.

-¿Este alto desempleo es efecto directo de la desaceleración económica o hay otros factores?

-Es un efecto combinado de la desaceleración económica más la falta de inversión que hace pensar en un crecimiento muy bajo hacia adelante. También hay un efecto sobre las expectativas que ya está generando la reforma laboral.

Valente: “Los empresarios, microempresarios e inversionistas toman decisiones en base a la información futura, no necesitan que esté aprobada la reforma laboral sino que se hacen expectativas respecto del futuro”

– Sin embargo, la reforma laboral aún no se promulga…

-Pero se olvida que los empresarios, microempresarios e inversionistas toman decisiones en base a la información futura, no necesitan que esté aprobada la reforma laboral sino que se hacen expectativas respecto del futuro, y cuando contratan a alguien no lo hacen pensando en uno o seis meses sino en un período largo.

Valente: “De no mediar una reactivación de la inversión y el crecimiento debiéramos ver cifras aún peores de desempleo en el segundo semestre”

-¿Qué tendencia le ve al desempleo en el futuro?

-Lo más preocupante es que esta cifra hacia adelante no se ve muy positiva. Hacia el segundo semestre uno debería ver una mayor desocupación en la construcción, que en esta encuesta aparece bastante dinámica y generó empleos. Pero probablemente se va a producir una desaceleración en el sector inmobiliario en el segundo semestre y el primero del próximo, y por tanto, debemos esperar peores noticias hacia adelante.

-¿Cómo se revierte esto?

-De no mediar una reactivación de la inversión y el crecimiento debiéramos ver cifras aún peores de desempleo en el segundo semestre. Dado que estamos en 9,4% de desempleo es muy probable que pasemos los dos dígitos.

-¿Ve el alto desempleo como un fenómeno nacional, más allá de la RM?

-Es más difícil de ver, pero la tendencia es igual. Debiéramos suponer que hay ciertos sectores, como el agrícola y vitivinícola, que deben verse beneficiados a diferencia del sector servicios y financiero donde se han perdido bastantes empleos. Es posible que a nivel nacional el desempleo sea un poco más bajo que en Santiago pero con una tendencia marcada al alza.

-¿En lo que queda de gobierno ve posible una reactivación económica y una caída del desempleo?

-Al revés, las cifras del desempleo van a empeorar. El 2017 se ve bastante sombrío, sólo hemos visto reducciones de crecimiento en las perspectivas. Hace un año, la encuesta de expectativas de crecimiento del Banco Central estimaba un crecimiento de entre 2,5% y 4%, pero ahora lo redujo a entre 2% y 2,5%. Recientemente el FMI habla de 2,1% para 2017, por lo que no se ve una reactivación vigorosa y es muy difícil que la situación de empleo mejore.

-¿Qué impacto de la reforma laboral ve en el empleo?

-Es muy difícil medirla porcentualmente pero la reforma laboral aumenta la probabilidad de conflictos laborales, y encarece artificialmente ciertos grupos de trabajadores sindicalizados. Los estudios internacionales muestran que típicamente eso genera menos empleos al futuro. Es una reforma anti empleo de todas maneras.

Valente: “Es muy trágico y muy malo y requiere un mea culpa de las autoridades de Gobierno, a las cuales se les insistió que sus reformas eran anti crecimiento y anti empleo, y se escudaron en cifras de desempleo que vemos que no eran correctas”

-¿Qué más le preocupa de esta noticia del desempleo?

-Es que se ha cubierto como algo estadístico, y no se nos puede olvidar que hay gente detrás. Me parece más natural hablar de las casi 300 mil personas que perdieron sus empleos, es gente real y ponerle cara al desempleo lo hace más visible, porque para esas familias donde el dueño de casa se queda sin empleo es una tragedia. Y al tratarla como porcentaje se olvida la parte humana. Es muy trágico y muy malo y requiere un mea culpa de las autoridades de Gobierno, a las cuales se les insistió que sus reformas eran anti crecimiento y anti empleo, y se escudaron en cifras de desempleo que vemos que no eran correctas.

-¿Qué nota le pone al Gobierno en tema de empleo?

-Con un 9,4% de desempleo la nota es roja de todas maneras.