El economista critica el presupuesto de Bachelet para el próximo año, y asegura que su gestión es "lo peor que le ha pasado a Chile en materia económica en 30 años".
Publicado el 09.10.2017
Comparte:

El alza del presupuesto público de 3,9% para 2018 que anunció la Presidenta Michelle Bachelet sorprendió al mercado y al Banco Central por estar muy por encima del 3% esperado, dada la compleja situación fiscal del país, en que la deuda se ha duplicado en este gobierno y se redujo la clasificación de riesgo.

El ministro de Hacienda, Nicolás Ezaguirre, replicó a los críticos que “no hemos llevado ni la política monetaria ni la política fiscal a territorio que pueda comprometer nuestro crecimiento futuro, y se ha mantenido dentro del estricto espacio donde tendrá que seguir manteniéndose, de credibilidad”.

Pero este viernes, en una entrevista en La Segunda, el ex presidente del Banco Central, Rodrigo Vergara, aseguró que el ministro Eyzaguirre “perdió la última oportunidad que le quedaba. Era el momento para dar una señal de austeridad y credibilidad y no se aprovechó”.

En la polémica entra el economista socio fundador de EconsultJosé Ramón Valente, quien en entrevista con “El Líbero” entrega sus apreciaciones sobre el presupuesto de la Nación para 2018, de la gestión económica de Bachelet y de su legado al próximo gobierno.

– ¿Qué opina del presupuesto anunciado por Bachelet para 2018?

– El papel aguanta todo. Los ingresos están estimados sobre bases muy optimistas. Esto permite gastar más y reducir el déficit fiscal proyectado. Durante todo el gobierno de la Presidenta Bachelet han hecho lo mismo; apostar a una reactivación, gastar la plata y luego, cuando el crecimiento y los ingresos no llegan, han endeudado al país. La falta de un criterio conservador es lo que llevó a Chile a perder su clasificación de riesgo. Este presupuesto sigue esa misma línea.

Valente: “Durante todo el gobierno de la Presidenta Bachelet han hecho lo mismo; apostar a una reactivación, gastar la plata y luego, cuando el crecimiento y los ingresos no llegan, han endeudado al país”

-¿Qué presupuesto hubiera diseñado?

– Uno que tuviera en mente que hay que reducir el ritmo de endeudamiento. Siendo más conservador en el supuesto de crecimiento de ingresos, y priorizando el gasto en aquellas materias en que los  chilenos nos están diciendo que son más urgentes para ellos. Es decir, seguridad, salud, educación primaria y pensiones.

– La Mandataria afirmó que en materia económica “hemos hecho bien la pega”. ¿Qué opina?

– La Mandataria dijo muchas cosas que no son verdad durante su discurso en televisión. Por ejemplo, dijo que la deuda pública bajaría el próximo año. La verdad es que aumentará más de US$ 5.000 millones. Bachelet dijo que su presupuesto ponía énfasis en inversión. La verdad es que la inversión pública crece  0,3%, mientras que el gasto en personal sube cerca de 8%. Así que escucharla decir que ha hecho bien la pega cuando el país ha tenido un magro crecimiento, el empleo privado asalariado no ha crecido prácticamente nada y la deuda pública chilena es la más alta de los últimos 30 años, no me llama la atención.

Valente: “La Mandataria dijo muchas cosas que no son verdad durante su discurso en televisión”

-También dijo que “las proyecciones económicas son alentadoras: el 2018 podríamos crecer el doble de lo que crecimos el 2017. Hemos podido superar el momento más complejo”. ¿Lo peor ya pasó?

– Ella dijo que lo peor ya pasó. La verdad es que su gobierno es lo peor que le ha pasado a Chile en materia económica en 30 años, y éste está a punto de terminar. Así que la Presidenta casi le apunta bien a esta afirmación.  El crecimiento de la economía chilena para el próximo año es condicional a la elección de noviembre. Esto no es política del terror. El 70% de los a chilenos cree que Sebastián Piñera será el próximo Presidente de Chile. Si eso no ocurre, la sorpresa afectará negativamente la inversión y el crecimiento económico. En economía, cuando la realidad es diferente de las expectativas se producen efectos reales y relevantes.

Valente: “El crecimiento de la economía chilena para el próximo año es condicional a la elección de noviembre. Esto no es política del terror”

-¿Qué desafíos macroeconómicos heredará este gobierno al sucesor?

– Recomponer la imagen de Chile como un país fiscalmente responsable, reactivar la inversión y el empleo y ejecutar un programa de gobierno con muy pocas holguras financieras.

-¿Este presupuesto aleja los fantasmas de otra baja en la clasificación de riesgo?

-Las clasificadoras de riesgo están tan sorprendidas como los analistas financieros de los números presentados por el ministro  Eyzaguirre. De hecho, S&P señala que lamentablemente el presupuesto presentado por el gobierno era más expansivo que lo que ellos habrían esperado.

-Eyzaguirre afirmó que “no hemos llevado ni la política monetaria ni la política fiscal a territorio que pueda comprometer nuestro crecimiento futuro, y se ha mantenido dentro del estricto espacio donde tendrá que seguir manteniéndose, de credibilidad”. ¿Qué opina?

-Este gobierno aumentó en más de 10 puntos del PIB en déficit fiscales. Eso por sí solo explica más de US$ 25 mil millones de nueva deuda pública. Ese comportamiento es insostenible a futuro. El gobierno de Michelle Bachelet gastó las reservas financieras del país y, lo peor de todo, es que los chilenos nos preguntamos dónde está el bienestar adicional generado con esos recursos. La pobreza cae más lento, la gente no vive mejor que hace cuatro años, los chilenos tienen más temores respecto del futuro del país, etc. Las futuras generaciones tendrán que pagar la cuenta de la farra de este gobierno y los chilenos de hoy ni siquiera han podido gozar de la fiesta. Con excepción, por cierto, de los miles de puestos creados en la administración pública.

Valente: “Las futuras generaciones tendrán que pagar la cuenta de la farra de este gobierno y los chilenos de hoy ni siquiera han podido gozar de la fiesta”