En un editorial en su revista Economía y Sociedad, el ex ministro plantea que “Eduardo Frei puede ser también considerado como el “padre” del histórico Acuerdo de la Cámara de Diputados que estableció los fundamentos políticos, jurídicos y morales para remover a Allende".
Publicado el 10.09.2017
Comparte:

Este 11 de septiembre se cumplen 44 años del golpe militar, y el ex ministro y economista José Piñera escribió un extenso editorial en su revista Economía y Sociedad, titulado “La rebelión jeffersoniana de 1973”, en que aborda los hechos políticos que lo antecedieron.

El texto comienza con la afirmación de que “la izquierda sostiene que los exitosos pilares del nuevo Chile -el modelo económico, el sistema de capitalización y la Constitución- deben ser desmantelados pues tendrían el “pecado original” de haber sido construidos durante el ‘gobierno ilegítimo’ nacido en 1973”.

A continuación, Piñera plantea que “hasta ahora, la derecha no ha sabido o no se ha atrevido a refutar esta equivocada y peligrosa tesis, la cual ha sido inculcada a la ciudadanía con una persistente y efectiva campaña de propaganda”.

Entre otros antecedentes históricos, José Piñera recuerda que “Eduardo Frei puede ser también considerado como el ‘padre’ del histórico Acuerdo de la Cámara de Diputados que estableció los fundamentos políticos, jurídicos y morales para remover a Allende. El miércoles 22 de agosto de 1973, la Cámara de Diputados fue citada para debatir un proyecto de Acuerdo. El primer orador que presentó este texto fue el diputado demócrata cristiano Claudio Orrego Vicuña, considerado el brazo derecho del ex Presidente Frei en la Cámara”.

El ex ministro agrega que “en su discurso acusó al gobierno de Allende de haber generado “una crisis que no tiene parangón en nuestra historia patria, a lo largo de ciento sesenta y tres años de vida independiente. La situación de ilegalidad pasa por atropellos reiterados a las resoluciones del Congreso Nacional, por atropellos reiterados a las atribuciones del Poder Judicial, por atropellos reiterados a las facultades de la Contraloría General de la República, por atropellos reiterados a los derechos de los ciudadanos, a los medios de comunicación de los chilenos y hasta, en algunos casos, a la libertad de las personas”.

Para leer el texto completo, pinchar aquí.