Ayer el proyecto minero fue rechazado con el voto dirimente del intendente de Coquimbo, quien habría recibido presiones desde La Moneda y del senador Guido Girardi (PPD), según denunció el diputado Matías Walker (DC).
Publicado el 10.03.2017
Comparte:

“Este proyecto Dominga lleva cinco o seis años con presentaciones, con correcciones, con enmiendas, mejorando técnicamente el proyecto y además, desde el punto de vista medioambiental, dando garantías de que un proyecto de este tipo no debía producir efectos negativos en el medioambiente y especialmente en la zona de Punta de Choros (…) Yo espero que el proyecto sea aprobado por el comité de ministros”, dijo esta mañana en entrevista con radio Infinita el senador de la DC, Jorge Pizarro.

Sus declaraciones ocurren un día después de que se rechazara el proyecto Dominga con el voto dirimente del Intendente de Coquimbo, Claudio Ibáñez, quien habría recibido presiones desde La Moneda y del senador Guido Girardi (PPD), según denunció ayer el diputado Matías Walker (DC).

La empresa detrás de Dominga anunció que en 30 días apelará al Comité de Ministros para aprobar el proyecto, donde participa la familia de Carlos Alberto Délano.

“Las opiniones del señor Girardi y las amenazas que hizo, son francamente inaceptables. Las amenazas de querer hacer querellas criminales si los Seremi no votan de la manera que él quiere, son inaceptables. Primero, no se puede amenazar a un funcionario que está cumpliendo con lo que establece la ley y con lo que es su obligación (…) La bancada socialista también salió con unos emplazamientos que no son aceptables, porque no es nuestro papel”, agregó Pizarro. Sobre la posibilidad de que Girardi abandone la Nueva Mayoría -amenaza que el senador PPD ya ha planteado-, aseguro que “eso se lo escuchamos casi todas las semanas nosotros en el Senado, no sé si esta vez sea realidad o no”.

“No cabe duda de que el tema de la aprobación del informe por parte del Comité Ambiental de la región se politizó de la peor manera en las últimas semanas, no por el proyecto, si no que por la situación del presidente Piñera, de que se descubrió que el tenía un porcentaje en un fondo de inversiones del que era el dueño de este proyecto y de otro, y que además siendo presidente tomó decisiones que tenían que ver con otros proyectos de la región, como el caso de Barrancones que todos conocemos. Al politizarse de esa manera, se empezó a meter gente que nunca había participado en esto ni conoce el desarrollo del proyecto y se confunden las cosas”, agregó Pizarro.