Tras una semana difícil para la tienda, la UDI acordó iniciar una nueva etapa, que comenzará en mayo de 2016 con la elección de la próxima directiva.
Publicado el 01.12.2015
Comparte:

“Tiene que venir una nueva etapa en la UDI”, afirma una alta fuente de la UDI a “El Líbero”. Esa frase ha sido comentada entre algunos dirigentes del partido durante los últimos días. Esto, tras culminar una difícil semana para la tienda dirigida por Hernán Larraín. El pasado miércoles el ex ministro y ex candidato presidencial de la UDI Pablo Longueira fue citado a declarar por el caso SQM. Dos días después, el ex senador Jovino Novoa fue declarado culpable de delito tributario.

Ante este escenario, al interior de la UDI afirman que se realizó un detallado análisis interno para acordar una estrategia para los próximos meses e iniciar una nueva etapa en el partido. En la tienda explican que el tema relacionado al financiamiento de campañas, quedará superado y se fijará un postura, una vez que se conozca el fallo de Novoa, lo que está contemplado para mañana.

Para comenzar la denominada “nueva etapa” de la UDI, según explican altas fuentes del partido, se debe tener la capacidad de zanjar dos temas clave para la tienda: definir la próxima directiva y determinar cómo se apoyará los candidatos presidenciales de la UDI. De esta manera, el nuevo tiempo del partido se iniciaría tras las elecciones internas del partido en mayo.

La idea es que la próxima directiva sea una mesa de renovación, que logre iniciar un nuevo tiempo para la UDI, que esté marcado por un nuevo relato y definiciones programáticas en diferentes temas. Y es en esta definición en que han surgido cartas para suceder a Larraín en la presidencia de la tienda: “Jaime Bellolio y el mismo Joaquín Lavín“, dice una alta fuente de la UDI. Los nombres de ambos han surgido durante las últimas dos semanas y la idea del partido es “potenciar” sus eventuales candidaturas.

Los “capitanes” podrían volver a dar la pelea con Bellolio como candidato

Si bien desde el entorno de Bellolio explican que el diputado prioriza un “contenido distintivo” que debe tener la UDI antes del sucesor de Larraín, sí reconocen que es una posible carta al interior del partido. De hecho, afirmó en revista Qué Pasa que  “es urgente que la UDI deje de vivir de las glorias pasadas, y pasemos a no solamente defender lo que fue, sino que a proponer lo que queremos que sea. Y eso se hace con una renovación de ideas”.

Algunos nombres que suenan para integrar una eventual lista encabezada por Bellolio serían los diputados Felipe Ward, José Antonio Kast y María José Hoffmann.  En el eventual escenario en que este grupo de diputados conforme una lista, volvería al poder el sector de la UDI que dejó la directiva anterior, que representan al grupo de jóvenes personeros que llegaron a la mesa junto a Ernesto Silva.

En tanto, desde el entorno de Lavín, recalcan que el ex ministro no descartaría esta alternativa, pero que en este momento no sería uno de sus temas prioritarios. El nombre del ex candidato sería respaldado por el sector de los “coroneles” de la UDI. La eventual llegada de Lavín a la mesa del partido, significaría el regreso del ex ministro a la primera línea de la política.

La apuesta de Larraín: terminar el período en mayo y llegar con una lista de consenso

Larraín -quien asumió en abril pasado como parte de una “directiva de transición” tras la renuncia de Ernesto Silva– finaliza oficialmente su período en mayo de 2016. Si bien hace algunos meses existía interés del partido porque Larraín extendiera su mandato para encabezar el proceso de elecciones municipales, esa idea ha ido perdiendo fuerza.

Esto, debido a que el senador ya habría tomado una determinación. El ánimo de él y de la mesa directiva que encabeza, es terminar el período para el cual asumieron, debido a que, a su juicio, en esa fecha se habrán cumplido las tareas que se les encomendaron, como modernizar el partido, mejorar la administración de la UDI y avanzar en los temas judiciales que involucraban al partido.

Sin embargo, fuentes cercanas al senador explican que su gran apuesta es que exista una lista de consenso dispuesta a dirigir la UDI a partir de mayo. Esto, para “evitar una disputa interna ad portas de la elección municipal”.

 

FOTO: AGENCIA UNO