Ad portas de que el presidente electo Sebastián Piñera nomine a las autoridades regionales, tres analistas políticos señalan cuáles deberían ser sus características. En dos años más deberán dejar sus cargos o bien competir en las urnas para transformarse en gobernadores, cargo que tendrán mucho poder político y también electoral.
Publicado el 26.02.2018
Comparte:

“El futuro intendente de Santiago debe ser un campañero, no un simple gestor. Ganar en 2020 la Región Metropolitana podría anticipar un éxito en la presidencial del siguiente año”. Así de contundente es la respuesta del cientista político Mauricio Morales cuando se le consulta sobre las características que deberá tener la primera autoridad de la Región Metropolitana, que reemplazará al democratacristiano Claudio Orrego el próximo 11 de marzo.

El académico de la Universidad de Talca cree que los intendentes que será nombrados hoy por el Presidente electo Sebastián Piñera, automáticamente se convertirán en candidatos a gobernadores regionales, “por tanto, toda la gestión que realicen estará orientada a ganar las elecciones de 2020”.

Efectivamente ese año los chilenos por primera vez elegiremos en las urnas a esta nueva autoridad regional, que reemplazará a la figura del intendente que es designado por el Presidente de la República. “Piñera nominará a 15 intendentes -luego 16 por la nueva región de Ñuble- pero en la práctica designará a 15 o 16 candidatos a gobernadores”, señala Mauricio Morales.

El mismo análisis realiza Marco Moreno, cientista político y académico de la Universidad Central, quien además cree que esa elección regional que ocurrirá en dos años más será muy trascendente para la futura administración: “Es muy importante quiénes serán los intendentes, porque la elección de gobernadores de 2020 de alguna manera va a ser un test para evaluar la gestión del gobierno”. Agrega que “en regiones como la Metropolitana, el nuevo intendente deberá garantizar la posibilidad que sea electo el 2020, por lo tanto deberá ser un hombre o una mujer que esté disponible para ser candidato en un período corto”.

Una percepción menos electoralista tiene el académico de la Facultad de Gobierno de la Universidad del Desarrollo, Gonzalo Müller: “Creo que en la elección de los intendentes designados por el Presidente Piñera es bueno que se tenga en mente la elección de gobernadores regionales del 2020, pero lo principal es designar personas que realicen una buena gestión ante la ciudadanía, eso es lo verdaderamente importante. Si lo hacen bien se les abrirán las oportunidades electorales”.

Qué perfil deberán tener los nuevos intendentes regionales

Marco Moreno cree que las nuevas autoridades regionales que debiera nombrar Piñera tienen que ser ejecutores de políticas públicas, “por lo tanto deberán tener un componente técnico dado la complejidad que les significará gobernar una región”. El análisis del decano de Ciencias Políticas de la Universidad Central va en orden a la futura elección de gobernadores: “Ya no van a ser cargos que van a depender del Presidente de la República, por lo tanto esos niveles de autonomía, les va a dar bastante poder”.

Mauricio Morales, en tanto, siempre en el análisis electoral, señala que “en un sistema de mayoría calificada donde será electo gobernador el candidato que logre el 40% o más, los intendentes que nomine Piñera tienen la ventaja no sólo de ostentar el cargo, sino que enfrentarán una elección con la centro izquierda fracturada”. Morales agrega que “la centro derecha tiene la oportunidad de quedarse con un amplio número de regiones ante la evidente descoordinación de la centro izquierda. Es muy difícil que este bloque nomine un solo candidato a gobernador regional, lo que facilita la tarea para el intendente incumbente”.

Gonzalo Müller cree que “el perfil de intendente candidato” no va a ser fácil de lograr: “prefiero intendentes que lo hagan bien y destaquen por su gestión. Eso en el primer gobierno de Piñera llevó a varios de ellos a ganar elecciones de senadores y diputados el año pasado”. Müller alude al caso de José Durana en Arica, Luz Ebensperger en Tarapacá, Rafael Prohens en Atacama y Rodrigo Galilea en el Maule. “No creo que sea indispensable que tenga un perfil tan político electoral, porque un buen intendente destacara rápidamente. Además, anticipar tanto la elección resulta ser un riesgo innecesario”, finaliza su análisis.