La reunión de ayer que sostuvo el partido liderado por Isabel Allende con el PPD concluyó en que cada colectividad quedará con libertad de acción en el tema presidencial. Tienen plazo hasta el 2 de mayo para intentar confluir en un candidato único.
Publicado el 24.12.2016
Comparte:

“El PS tiene un procedimiento y la presidenta del partido dijo ayer (jueves) que había que atenerse a él. Si deciden cambiarlo, por cierto que será distinto. Por ahora yo no voy a comentar nuevos procedimientos que el que está, y el que propuse yo, que son parecidos (…) Esto está empezando recién”, dijo el precandidato presidencial José Miguel Insulza, luego de conocer las conclusiones de la reunión sostenida la mañana de ayer por las directivas del PS y PPD. El ex secretario general de la OEA fue claro en que le parece positivo la idea de intentar tener una candidatura única y dejó ver entre líneas que las “presiones” del PPD por intentar que el PS proclame a Lagos no lo han hecho cambiar de opinión en cuanto a sus aspiraciones presidenciales. Claro, y es que los partidos expresaron voluntad de buscar un mecanismo para tener un candidato común que compita en las primarias del 2 de julio. Sin embargo, la presidenta del socialismo, Isabel Allende, aclaró que hay que “entender que cada partido tiene su institucionalidad, su itinerario, sus decisiones y en ese sentido hay una absoluta compresión mutua de ambos”.

Lo anterior tiene relación con que, como ya han sostenido desde la tienda liderada por Gonzalo Navarrete –y como también habría expresado la directiva en la reunión- ellos van a proclamar al ex Presidente Ricardo Lagos el 14 de enero, mientras que el PS deberá analizar en su comité central del próximo 21 de enero, la idea de efectuar una primaria interna el próximo 23 de abril para definir quién será su abanderado: Ricardo Lagos, José Miguel Insulza, Fernando Atria o Alejandro Guillier.

Según quienes participaron de la cita realizada en la sede del socialismo, el PPD fue claro en plantear su itinerario, pero no le pidió expresamente al PS proclamar a Lagos el 21 de enero, sino sólo le planteó los escenarios posibles si es que no lo hace. Uno de ellos tiene que ver con que si “nosotros lo hacemos el 14 y ellos el 21, hay más presión para la DC, que tomará decisiones el 28 de enero; podríamos ser tres partidos detrás de un candidato”, dice un miembro de la directiva del PPD que participó en la reunión, y agrega: “pero si no lo hace, van a tener que decidir entre Atria e Insulza o quizás incluso Guillier, pero se van a quedar compitiendo con un candidato socialista que no marca en las encuestas -como es Atria o Insulza- o con uno que sí marca, como Guillier, pero que no es militante de sus filas”.

El problema, dicen desde el socialismo, es que tras la “bajada” de Isabel Allende de la carrera hacia La Moneda se quedaron sin una hoja de ruta, porque la idea era proclamarla a ella el próximo 21 de enero. Lo cierto es que hoy –comentan a este medio- el escenario está “polarizado”, ya que hay apoyos a Ricardo Lagos, a José Miguel Insulza y un grupo más reducido a Fernando Atria, pero también ha tomado fuerza entre algunos militantes la adhesión al senador por Antofagasta; por lo que no es tan “sencillo” el panorama que se avecina.

Ahora, la opción de proclamar a Lagos, aseguran en la tienda de calle París,  “sería más fácil si Insulza se bajara, porque sólo quedaría la opción de Fernando Atria”. Justamente la tarde de ayer comenzó a correr el rumor de que en un “punto de prensa” que ofrecería el ex agente de Chile ante La Haya, daría un paso al costado en la aventura presidencial e incluso que se embarcaría rumbo hacia el Senado. Nada de eso. Fue el mismo Insulza quien salió a comentar las conclusiones del encuentro.

El PS entonces tendrá que decidir entre el ex Presidente o su ex ministro del Interior (y vicepresidente).

El comité central decide: ¿Lagos o Insulza?

Históricamente el comité central del PS ha tomado la decisión de quién será el candidato presidencial de la tienda (y es lo que mandata la ley), es por eso que todos los movimientos internos que se están produciendo tienen puestos sus ojos en el 21 de enero, día que puede ser determinante. Desde el sector “laguista” del socialismo los que estarían cumpliendo un rol fundamental para que se concrete la proclamación de Lagos serían el ex senador Camilo Escalona y el generalísimo de la campaña, Máximo Pacheco (PS). Según un diputado del PPD “ellos están conversando con nosotros, pero también tratando de ‘moverse’ dentro de su partido para que la decisión final sea el ex Presidente”.

Sin embargo, desde el entorno del “panzer” sostienen que él esperará la resolución del comité central y que no hay un plan b. Bajo esos criterios se evalúan dos escenarios, el primero tiene que ver con la posibilidad de que Ricardo Lagos u otro sea el candidato del PS y ahí “se acabaría todo para José Miguel”, pero el segundo -en el que tienen puestas sus fichas- dice relación con que Insulza sea proclamado por el socialismo. De esta manera, tendría un pasaje para competir en la primaria del 2 de julio y negociar con el PPD y con Lagos.

Si el último fuera el panorama, se abriría una nueva posibilidad para ambas colectividades (PS-PPD) -principalmente para el socialismo -conversar y volver al plan inicial de un candidato único.

Hay quienes creen que al PS no le conviene proclamar a Lagos el 21 de enero porque ya sería el candidato del PPD, entonces llegaría tarde y sería el “vagón de cola” en la candidatura; pero otros sostienen que si Insulza es proclamado por el PS podrían “conversar de igual a igual” con el PPD. Así, entre el 21 de enero y el 2 de mayo -plazo límite para que los candidatos inscriban su candidatura presidencial, ya que al día siguiente comienza la pre campaña- podrían negociar la “bajada” del que tenga “peor” evaluación y así finalmente concretar la estrategia del candidato único.

Entonces, hay dos cosas ciertas: La primera es que Lagos será proclamado el 14 de enero por el PPD y la segunda es que el PS tiene dos candidatos, Fernando Atria y José Miguel Insulza que llegarán hasta las últimas instancias posibles. Ahora es misión del partido de Isabel Allende tratar de buscar el camino correcto… el tiempo está corriendo.