A raíz del incendio en el relleno sanitario Santa Marta, el especialista Christian Seal asegura que el problema no radica en los rellenos sanitarios que existen en Santiago, sino que en la manera en que se administran los desechos domiciliarios.
Publicado el 21.01.2016
Comparte:

 

 

IMG_7741 (1)“Un relleno no es una problemática ambiental si está bien regulado”, afirma Christian Seal. Tras el derrumbe y posterior incendio en el relleno sanitario de Santa Marta, se han generado distintas discusiones que apuntan como culpables a la empresa, a autoridades, o que acusan que las medidas adoptadas no fueron suficientes. Pero Christian Seal, del área de investigación de tratamientos biológicos, inmovilización de sustancias tóxicas y economía ambiental del laboratorio de ingeniería sanitaria de la Universidad de Santiago, analizó la arista técnica del problema junto a “El Líbero”.

Lo primero es lo primero: Christian asegura que los cuatro rellenos sanitarios de Santiago –KDM, Gersa, Santiago Poniente y Santa Marta– están bien regulados en cuánto a la ingeniería civil. Cuentan con un buen programa, y sus medidas y planes funcionan.

También se planteó que la planta está mal ubicada, pero él refuta esta teoría: “Independiente de donde coloques el relleno sanitario, si hay un incendio, el humo se va a expandir. Tampoco sería una solución cerrarlo, ya que habría que abrir otro y el problema sería el mismo. Simplemente hay que esperar una buena auditoría y subsanar los problemas”.

Lo que sí admite el experto es que en Santa Marta no estaban cumpliendo con ciertos aspectos, y que para la magnitud del accidente, los protocolos no fueron los adecuados.
“Desde mi punto de vista, no estaban cumpliendo con la altura de las celdas. Las originales eran de cuatro metros de altura, se ponían dos celdas de cuatro que te daban una de ocho. Ellos se saltaron la capa intermedia y lo hicieron directamente de ocho”. Esto puede haber influido porque al hacer las dos de cuatro metros, se pudo haber aminorado o evitado la propagación del fuego a tal magnitud.

Santiago cubierto de humoPero todos estos son supuestos. Christian explica que “no se sabe bien si primero hubo un incendio interno producto de que haya entrado aire y esto provocó desmoronamiento; o que hubo un desmoronamiento y esto provocó el incendio. Eso se tiene que aclarar con el sumario sanitario”. Además, agrega: “En cuanto a la historia de desastres de rellenos sanitarios, en más de un 50% de los casos no se ha logrado detectar el origen del foco del fuego”.

La solución del relleno sanitario tiene este riesgo, lo importante es controlar las posibilidades de incendios. Las causas que originen estos accidentes pueden ser distintas, pero el problema es de fondo.

“La lección de esto es que Chile tiene que reciclar la basura. La situación cambiaría notablemente. Tomemos el caso de Suecia, que es totalmente opuesto. Ellos reciclan un 93% de sus desechos, y sólo un 7% se va a los rellenos sanitarios. Lo que se va a las plantas es material completamente inerte. Nosotros, en cambio, reciclamos un 7% y un 93% del material se va a los rellenos. Rellenos con menos materia, e inerte, reduce los riesgos. Este desastre nos puede hacer cambiar nuestra mentalidad de no tirar todo a un hoyo y empezar a reciclar”.

Los riesgos

-¿Qué material hay en Santa Marta?

-Residuos domiciliarios. Ahora, el tema es que la bolsa plástica genera grandes problemas ambientales dentro de la nube y en las inmediaciones. Históricamente, en rellenos así se han registrado altas concentraciones de monóxido de carbono, que produce asfixia. Otro elemento que emana la bolsa al quemarse es dioxina, que genera directamente un gas altamente tóxico. Los efectos van a ser a largo y mediano plazo, la población que está muy cerca aumenta su riesgo de padecer cáncer, además de producir irritación en los ojos, membranas, entre otros.

Incendio en relleno sanitario Santa Marta-¿Afecta a todo Santiago? ¿Recomendaría evacuar a quiénes viven cerca del lugar?

-El riesgo real lo corren los trabajadores. A medida que se va apagando el incendio, como pasa ahora, solamente los que están directamente arriba del relleno están expuestos. Entonces, yo recomendaría que quiénes se encuentran en lugares cercanos cierren sus ventanas y no hagan actividad física. Pero es eso nada más, ya que estando en Santiago, con la contaminación que tenemos, este accidente no causa más daño que el de un episodio de alerta ambiental. Lo vivimos día a día.