De los 110 mil nuevos puestos de trabajo, el 77% son por cuenta propia, que tienen ingresos promedio de $272 mil, apenas superior al sueldo mínimo. En siete regiones, lideradas por la RM, hubo un mayor aumento de empleos por iniciativa propia que asalariados.
Publicado el 01.06.2016
Comparte:

Pocos e informales empleos y con bajos salarios es la preocupante foto que muestra la última encuesta de desempleo del Instituto Nacional de Estadísticas del trimestre febrero-abril de este año, que arrojó un alza en la desocupación nacional por tercer mes consecutivo (6,4%).

Que el mercado del trabajo se haya mantenido fuerte o al menos el desempleo subiendo no tanto es una buena noticia”, dijo el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés.

El desplome de los empleos asalariados

Sin embargo, pese al optimismo de Valdés la propia encuesta revela que durante el último año se crearon en el país 110 mil puestos de trabajo, pero de ellos 84 mil empleos (el 77%) fueron por cuenta propia, y apenas 29 mil asalariados (26%). Éstos son los que tienen mejores ingresos y condiciones laborales más estables, en su mayoría con contrato, y cotizaciones de previsión, salud y cesantía.

En cambio, el empleo por cuenta propia se caracteriza por sus bajos ingresos (alrededor de la mitad de los asalariados), presenta alto grado de informalidad, carencia de protección social y tiene mayor incidencia de subempleo que otras categorías ocupacionales.

De hecho, en siete regiones hubo mayor aumento de empleos por iniciativa propia que asalariados, como en la Región Metropolitana que perdió 36 mil de estos puestos de trabajo y creó 33 mil informales. El mismo fenómeno se repitió en Arica, Tarapacá, Maule, Los Lagos, Antofagasta y Los Ríos.

Juan-Bravo-web1-205x215“Las regiones con destrucción o estancamiento de empleo asalariado muestran un importante aumento de la cuenta propia, mientras que lo contrario acontece en las regiones donde la creación de empleo asalariado es más potente. Así, vemos un claro efecto de desplazamiento entre ambos tipos de empleo, validando el hecho de que en muchos casos el empleo por cuenta propia es simplemente una opción menos mala que estar desempleado”, explica Juan Bravo, investigador de Clapes-UC.

El economista de la Universidad Católica agrega que la creación de empleo asalariado se ha reducido en forma dramática en el último tiempo, lo que “significa menos oportunidades para las personas, mayor temor de perder el empleo y, por ende, menor poder negociador de los trabajadores. Es importante que el análisis empiece a trascender al indicador de tasa de desempleo tradicional, que únicamente mide los casos de ausencia total de trabajo, donde la persona no trabajó ni siquiera una hora a la semana“.

El 64% de los nuevos empleos son “trabajos no calificados”

La medición del INE también muestra que el 64% de los nuevos empleos creados en los últimos 12 meses (71.794) han sido “trabajos no calificados”, que son quienes se desempeñan como, por ejemplo, vendedores ambulantes, limpiabotas, conserjes, mensajeros, recolectores de basura, peones y conductores, según la categoría que utiliza el propio organismo.

Los bajos ingresos de los nuevos puestos de trabajo es otro de los problemas que deja en evidencia la medición del INE, ya que el sueldo promedio de quienes  laboran por cuenta propia es de $272 mil, y de $237 mil para los que realizan “trabajos no calificados”, según la última Nueva Encuesta Suplementaria de Ingresos (NESI) de octubre-diciembre de 2014, apenas superior al sueldo mínimo de $250 mil.

Sectores de  manufactura, minería y servicios han perdido casi 100 mil empleos

También durante el último año se han perdido gran cantidad de puestos de trabajo, liderados por los sectores de manufactura (45 mil), minería (23 mil)  y servicios (24 mil), que acumulan casi 94 mil menos empleos.

En la vereda contraria están la construcción, con 52 mil puestos de trabajo, las actividades de alojamiento y servicio de comidas (48 mil) y el comercio (44 mil).

encuesta desempleo feb-abril 2016