Hija del presidente de la Suprema es una de las demandantes de la DGAC en juicio que gatilló contienda entre el Poder Judicial y la Contraloría

María Gabriela Dolmestch Ulloa, hija de ministro Hugo Dolmestch, es controladora aérea de Aeronáutica Civil y presentó junto a 1330 funcionarios públicos una demanda en contra del Estado para pasar desde las AFP a Capredena. Esa situación es considerada ilegal por la Contraloría, que se enfrentó con el máximo tribunal, entidad que insiste en...
María Gabriela Dolmestch Ulloa, hija de ministro Hugo Dolmestch, es controladora aérea de Aeronáutica Civil y presentó junto a 1330 funcionarios públicos una demanda en contra del Estado para pasar desde las AFP a Capredena. Esa situación es considerada ilegal por la Contraloría, que se enfrentó con el máximo tribunal, entidad que insiste en resolver el litigio.
Publicado el 30.12.2016
Comparte:

Como en un juego de ajedrez,  el contralor general de la República, Jorge Bermúdez, y el presidente de la Corte Suprema, Hugo Dolmestch Urra, están enfrentados en un inédito “duelo” por las atribuciones que tendría o no el Poder Judicial para traspasar a funcionarios públicos de la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil (DGAC) desde las AFP a la Caja de Previsión de la Defensa Nacional (Capredena), organismo que paga altas pensiones con recursos públicos.

maria-gabriela-dolmestch-en-demandaSin embargo, un nuevo antecedente le agrega más factores al análisis, ya que la hija del presidente de la Suprema, María Gabriela Dolmestch Ulloa, es una de los 1.331 funcionarios de la DGAC que presentó la demanda en contra del Estado de Chile para cambiarse desde las AFP a Capredena. (Leer demanda de los funcionarios DGAC)

Ministro Dolmestch debió elegir a los jueces que fallarían la demanda que afecta a su hija

La  aparición de Gabriela Dolmestch en este litigio obliga a los ministros integrantes de la Cuarta Sala del Máximo Tribunal a decidir sobre el futuro previsional de la hija de su superior jerárquico, Hugo Dolmestch, quien eligió esa sala para ver la causa, según las facultades que le otorgan las disposiciones legales vigentes.

resolucion-de-hugo-dolmestch-sobre-la-cuarta-salaAsí consta en el acta del 18 de octubre pasado, fojas 759, firmado por el ministro Dolmestch, quien fundamenta la decisión en que “atendido lo dispuesto en el artículo 782 del Código de Procedimiento Civil, dése cuenta del recurso de casación en el fondo, deducido en presentación folio N° 344.873 de fecha 26 de agosto de 2016, en la CUARTA SALA”.

La elección de la sala es muy relevante, ya que la Cuarta Sala está especializada en los temas laborales y tiene un extenso historial de fallar en favor de los trabajadores; entre otras materias, determinó en un dictamen que las  empresas no pueden reemplazar a trabajadores en huelga con personal interno. Esa decisión generó amplia controversia. El  antecesor de Dolmestch como presidente del Máximo Tribunal, Sergio Muñoz, ha asegurado que los derechos laborales son una de las preocupaciones principales del Poder Judicial.

La Tercera Sala, que no fue elegida, en tanto, es la que resuelve los casos vinculados a la administración pública, a la que pertenecen los funcionarios de la DGAC.

De hecho, la Suprema emitió un claro mensaje -“ocúrrase ante quien corresponda”- de que quiere fallar sobre el conflicto, luego de que le rechazara a la Contraloría General de la República ser parte en el juicio, lo que llevó al contralor Bermúdez a presentar este jueves una contienda de competencia ante el Senado, la primera desde 1998.

Los senadores deberán decidir si la justicia puede pronunciarse o no sobre el cambio de sistema previsional de los funcionarios públicos y, en caso de votar afirmativamente, la Suprema tendrá la última palabra sobre el tema.

Dolmestch se inhabilitó en la causa seis días después de elegir la Sala

“Con la nueva cuenta del Señor Secretario y advirtiendo que afecta a este Presidente la causal de implicancia del artículo 195 n° 2 del Código Orgánico de Tribunales respecto de una de las demandantes, anúlase las resoluciones de fecha 14, 18 y 20 de octubre de 2016. Me declaro, por tanto, inhabilitado para conocer de este asunto. Pasen los antecedentes al Presidente Subrogante no inhabilitado” es el oficio 792 que emitió el presidente Dolmestch seis días después de asignar el caso a la Cuarta Sala, el 24 de octubre pasado.

Desde el Poder Judicial explicaron que los ministros que son presidentes de la Corte Suprema no integran sala, por lo que no participan en la resolución jurisdiccional de los conflictos.

Quién es la controladora aérea y demandante del Fisco, Gabriela Dolmestch

En la larga lista de funcionarios que presentaron la demanda contra el Fisco de Chile, la DGAC y la Caja de Previsión de la Defensa Nacional (Capredena), está el nombre de Gabriela Domelstch Ulloa.

La hija del magistrado tiene 40 años y es funcionaria de planta de Aeronáutica Civil, a donde llegó en 1999 a los 23 años; tiene grado profesional nueve y un sueldo de alrededor de $1,8 millones, según la información disponible en Transparencia de la DGAC. Estudió en la escuela técnica aeronáutica y  su enseñanza media la cursó en el liceo 7 Luisa Saavedra.

Gabriela Dolmestch está radicada en Iquique, donde trabaja como controladora de tráfico aéreo en el aeropuerto Diego Aracena, y su condición de funcionaria de planta es indispensable para aspirar a ser parte del codiciado sistema  de pensiones de Capredena.

maria-gabriela-dolmestch-en-la-dgac

En su cuenta de Twitter, sus 70 mensajes dicen relación con reivindicación de derechos laborales, con alusiones a “la seguridad atwitter-de-maria-graciela-dolmestchérea ante los abusos y malas prácticas laborales”, “gran votación de controladores aéreos por movilización para demandar derechos vulnerados”, y “¡No más postergación a nuestros derechos!”.

El interés de los funcionarios DGAC de ingresar a Capredena radica en que,  a diferencia de las AFP, en que el trabajador se jubila con lo que aportó y rentó, entrega pensiones mucho más altas, ya que lo hace en base al último sueldo y años de antigüedad, pudiéndose jubilar prácticamente con el 100% del sueldo.

De hecho, el 90% de dichas pensiones son financiadas con recursos públicos y apenas el 10% con las cotizaciones del trabajador.

Según los cálculos de la Contraloría, traspasar a los 1331 funcionarios de la DGAC a Capredena le significaría un costo al Fisco de $900 mil millones en 30 años.

Los fallos divididos de la justicia

En fallo de primera instancia el 29 Juzgado Civil rechazó el recurso de los trabajadores y estableció que a los funcionarios les corresponde el sistema de AFP, pero posteriormente la Corte de Apelaciones de Santiago acogió la apelación de los funcionarios de la DGAC en votación dividida, argumentando que los funcionarios deben estar en el sistema de Capredena porque tienen jefes militares.

El argumento medular de la Contraloría en dicho litigio es que el artículo 6° de la ley N° 10.336 establece que “corresponde exclusivamente al Contralor pronunciarse sobre derecho a sueldos, gratificaciones, asignaciones, desahucios, pensiones de retiro, jubilaciones, montepíos y, en general, sobre los asuntos que se relacionen con el Estatuto Administrativo y con el funcionamiento de los Servicios Públicos sometidos a su fiscalización”.

Además, el contralor Bermúdez alega que el artículo 1 de la ley 18.458 de 1985 establece que los regímenes de previsión y de desahucio de las FF.AA. y de Orden y Seguridad “no incluyó a los funcionarios de la DGAC. Por ende, de acuerdo con la legislación vigente los funcionarios de la DGAC deben adscribirse obligadamente al régimen de las AFP”.