En entrevista exclusiva con “El Líbero”, Mariella Fernández, esposa de “Kiko” Carcavilla, cuenta su versión de los hechos y adelanta que en marzo presentará querellas contra quienes la han “injuriado”.
Publicado el 20.02.2015
Comparte:

Hace dos meses su nombre saltó a la luz pública. En medio del programa Estado Nacional de TVN, el diputado José Antonio Kast (UDI) señaló que en la declaración de gastos de la campaña de la Presidenta Michelle Bachelet figuraba Mariella Fernández Melgarejo recibiendo $ 240 millones por concepto de asesoría publicitaria –entregando sus facturas N° 1 y 3- , siendo que “nadie” en el rubro la conocía.

Días después, “El Líberofernández melgarejo” intentó infructuosamente contactarla y dio a conocer que ella era la esposa del afamado publicista José Miguel “Kiko” Carcavilla, uno de los cerebros detrás de la exitosa campaña de la hoy Mandataria. A raíz de esto, la oposición inició una ofensiva para que Bachelet explicara la situación, e incluso interpuso una denuncia en el Servicio de Impuestos Internos para que se investigara si es que eventualmente las facturas eran “ideológicamente falsas”.

Pero Fernández decidió romper su riguroso silencio. En medio de sus vacaciones contestó un llamado de “El Líbero” y contó su versión de los hechos. Dice que trabajó en labores de producción en la campaña de Bachelet y explica por qué sólo figura ella, y no Carcavilla, recibiendo pagos: “Mi marido cedió sus derechos de cabeza, de ideas, y yo las realicé con mi equipo de trabajo, como productora”. Asimismo, adelanta que en marzo presentará querellas “contra la gente que me ha insultado y ha hablado mal de mí”.

– ¿Ha recibido alguna notificación o citación a la comisión investigadora de la Cámara de Diputados por las facturas que entregó al comando de Michelle Bachelet en la campaña?

– A mí me llegó una solicitud para poder presentar documentación, pero eso fue en enero. A fines de ese mes mi contador presentó una documentación, hubo una citación para él donde presentó todo.

– ¿Y a usted como persona natural no la han citado?

– No, porque primero era una citación para evaluar la documentación por lo que ha sucedido, pero no se me ha citado directamente a mí. Se presentaron y se evaluarán los documentos, nada más.

– Es sabido que su marido “Kiko” Carcavilla hizo la franja y, de hecho, ganó un premio internacional por ella, pero ¿qué trabajo realizó usted durante la campaña de Michelle Bachelet?

– Lo que dice mi giro. Yo soy productora. Organicé todo lo que fue la campaña misma.

– Y a su marido, ¿se le pagó de alguna forma? En las declaraciones del comando no aparecen pagos directos a él.

– Él fue la cabeza del sistema. Como compañía nosotros trabajamos juntos.

– Entonces, ¿ustedes trabajaron juntos y el pago del comando a los dos se realizó a través de usted?

– Exactamente. Mi marido cedió sus derechos de cabeza, de ideas, y yo las realicé con mi equipo de trabajo, como productora.

– Y a usted como productora, ¿qué trabajos le tocó hacer en la campaña?

– Lo que hace una productora.

– Pero eso tiene muchas aristas… específicamente, ¿qué cosas?

– Organización, verificar que las cosas vayan saliendo dependiendo de lo que se solicite. Con el equipo de trabajo se fue realizando el trabajo. Todo tenía sus etapas.

– ¿Finalmente ustedes se repartían las labores con su marido?

– Exactamente. Todas las cosas creativas, toda la cabeza, las gestionó él a través de un equipo en que trabajamos juntos con la productora. Ahí estaban los fotógrafos, los diseñadores y el equipo completo.

– ¿Por qué se decide que el pago se realizara a usted y no por separado?

– Porque siempre lo hemos hecho así. Siempre las campañas las hemos trabajado en conjunto de esa manera y no es primera vez que las hemos trabajado en conjunto.

– ¿Cómo le ha afectado la exposición mediática y los cuestionamientos que ha habido en su contra?

– Todo eso para mí ha sido muy engorroso porque yo no tengo nada que ocultar. El tema ya se presentó: se presentaron las facturas y todo a través del contador.

Pero el tema igual involucra cosas que la gente no se entera. Por hablar y por hacer daño te pueden decir millones de cosas. Estoy esperando marzo para querellarme contra la gente que me ha insultado y ha hablado mal de mí. Esto no ha sido muy bueno.

– ¿Qué personas puntuales han sido las que han caído en esas descalificaciones?

– Mucha gente, mucha gente que no tiene idea y que por hacer daño te injurian en muchas cosas, entonces la verdad es que eso tiene un costo y yo he dejado que pase el costo, pero a la gente que le tenga que llegar, le va a llegar… le va a llegar directamente a la persona que le corresponda.

Así como ellos hablan públicamente y te hacen injurias, yo espero por último que tengan la cara de decir ‘me retracto por todo lo que yo dije porque la verdad esto es un error’. A mí, como persona, me hicieron mucho daño desde el día uno en que se tocó este tema. Todo el mundo piensa que yo hice solamente la campaña porque mis facturas son las exentas 1, 2 y 3, pero yo tengo más de diez años trabajando en esto.

– ¿Usted tuvo la oportunidad de estar con Michelle Bachelet en las campañas de 2005 y 2013?

– Por supuesto que sí, ¿cómo no la voy a conocer? Estuvimos en conjunto hablando, explicando todo el tema. O sea, es un tema tan abierto que ella estuvo en mi casa, yo fui a los lugares donde ella hizo campaña, estuve en todas. Es absurdo decir ‘oye, ¿tú conociste a tal persona?’, claro que la tengo que conocer. Para poder desarrollar un trabajo, tú tienes que conocer a la persona directamente. Para hacer producción necesito saber qué pasa con tal persona, con quién me tengo que juntar, etc.

 

FOTO: RODRIGO SÁENZ/AGENCIAUNO.