El Ejecutivo activó una antigua cláusula de la ley 17.374 para tal efecto. De las 538.692 personas que se requieren para hacer la medición en abril próximo, hasta el momento sólo se han inscrito 326.458.
Publicado el 14.02.2017
Comparte:

Faltan apenas dos meses para que el 19 de abril se realice el Censo 2017 que prometió la Presidenta Michelle Bachelet durante su campaña electoral. Pero aún faltan más de 212 mil censistas que se inscriban volutariamente para realizar la tarea.

Y es que de las 538.692 personas que se requieren para repetir el complejo proceso en todo el territorio nacional, sólo hay inscritas 326.458 (61%), según el último reporte que entregó al 31 de enero el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), que dirige Ximena Clark.

A diferencia del polémico Censo de 2012, que fue realizado durante tres meses por 15 mil personas contratadas y capacitadas durante cuatro o cinco días, la encuesta de este año se realizará sólo en un día y los censistas tendrán una capacitación de apenas cuatro horas.

Mayoría de los censistas son funcionarios públicos

Ante la falta de voluntarios interesados en trabajar ese día, el gobierno activó una antigua cláusula de la ley 17.374 para obligar a los funcionarios públicos del país a participar como censistas, obligación que nunca antes se había activado, según relatan a este diario personas con experiencia en procesos anteriores.

De hecho, la misma Ximena Clark admitió que en los censos pasados el 70% de los voluntarios eran estudiantes de tercero y cuarto medio, tendencia que no se observa en la encuesta de este año, en que la mayoría de los inscritos son funcionarios públicos.

De los 326 mil inscritos hasta ahora, casi 94 mil son funcionarios públicos del gobierno central -equivalente al 28,74%-, 81 mil son empleados municipales -24%-, y otros 91 mil provienen de colegios y liceos (28%), buena parte de los cuales son trabajadores de dichos establecimientos. De los restantes 60 mil inscritos, el INE no ha informado su origen.

Clark admitió que si bien “los servicios públicos han mostrado su compromiso con el Censo 2017 entregando una importante dotación de inscritos, aún hay espacios para seguir sumando funcionarios públicos, ya sea de planta, contrata y honorarios”. Lo que significará que el Censo se realizará, en su gran mayoría, por empleados estatales, algo inédito en nuestro país.

La directora del INE espera que en marzo se sumen estudiantes de educación media y superior ante la falta de adherentes. Las regiones con peor reclutamiento son Antofagasta con 45,7%, Metropolitana con 44,9% y por último, Magallanes con 44,2%.

Gobierno obliga a funcionarios ante la falta de censistas

La resolución exenta 189 del Ministerio de Economía del 1 de diciembre de 2016, publicada en el Diario Oficial el pasado 31 de enero, “regula la ejecución de tareas encomendadas a funcionarios públicos”, y recuerda que “todos los funcionarios y personal de los órganos de la Administración del Estado, que deban participar en el levantamiento censal, estarán obligados a cumplir con las funciones que le sean encomendadas para tal efecto”.

El documento -que cita la ley 17.374- establece explícitamente que los organismos fiscales, semifiscales, empresas del Estado, municipalidades y las Fuerzas Armadas “deben facilitar toda clase de auxilios y ayudas proporcionando personal, medios de movilización y demás elementos de que dispongan”.

Para ello establece que los “jefes de servicio o representantes legales de empresas públicas, deberán enviar una nómina de los funcionarios y empleados públicos que participarán en las actividades del Censo 2017 al Instituto Nacional de Estadísticas, hasta el 15 de diciembre del presente año (2016), lo que deberá contemplar al menos el 95% de la dotación efectiva del servicio”.

Sólo se podrán eximir los funcionarios públicos que estén con licencia médica, que estén en comisión de servicio en el extranjero, realicen turnos especiales, estén con permiso posnatal o tengan algún imprevisto o fuerza mayor debidamente informada a los superiores.

El artículo noveno obliga a que una vez finalizado el Censo se deberá informar al jefe superior las nóminas de los funcionarios que realmente participaron, y que serán responsables de cualquier infracción a la ley que cometan durante el operativo censal del próximo 19 de abril.

$15 mil a los voluntarios

El requisito principal para ser censista es contar con segundo año medio aprobado a abril de 2017, cédula de identidad vigente y asistir a las capacitaciones, las que se realizarán hasta una semana antes del evento. También pueden participar todos los extranjeros, siempre que tengan cédula de identidad chilena vigente y declaren tener un nivel educacional compatible con la aplicación del cuestionario. El pago por trabajar ese día será de $15 mil, aunque a los funcionarios públicos se les retribuirá de otras forma: con un día libre.