En el oficialismo y la oposición se alistan para semanas de tratativas en que se especula con la posibilidad de que La Moneda negocie en conjunto los nombres de las dos autoridades que debe ratificar el senado: contralor general de la República y Fiscal Nacional.
Publicado el 07.10.2015
Comparte:

“Cumplí con las obligaciones de la beca y lamento las imputaciones que se han hecho. Si no tuviera esta tranquilidad no habría señalado mi disponibilidad para ser presentado en este cargo”. Las declaraciones corresponden al abogado y candidato del gobierno a la Contraloría, Enrique Rajevic, quien expuso ayer ante la Comisión de Constitución del Senado y a quien se le ha cuestionado por una antigua demanda en su contra por parte del CDE y por la eventual inhabilidad que podría presentar por haber sido asesor de diferentes reparticiones públicas. Sin embargo, su exposición no dejó conformes a a algunos miembros de la comisión ni al resto de los senadores que mantenían dudas ante su designación como contralor.

Ante este desfavorable escenario el gobierno implementó inmediatamente un “plan B”. Al darse cuenta que no contaba con los 22 votos necesarios para la aprobación de Rajevic, el Ejecutivo decidió retirar la urgencia a la ratificación, de manera que no se votará hoy como estaba previsto.

Según un sondeo realizado por este medio, Burgos hasta ayer contaba sólo con 17 votos seguros a favor del candidato a la Contraloría y apostaba a revertir la postura de cinco senadores, lo cual no ocurrió. Pasadas las diez y media de la mañana, Rajevic realizó su exposición ante la comisión, la cual duró cerca de 20 minutos. Luego, llegó el turno de los senadores, quienes formularon una serie de preguntas. El senador RN Alberto Espina fue el primero en preguntarle al abogado acerca de los cuestionamientos sobre la demanda del CDE, además de su cercanía con el gobierno.

Cuando Rajevic estaba a minutos de finalizar sus explicaciones ante los senadores, el gobierno tomó la determinación de quitar la “urgencia especial” a la votación contenida en el artículo 53 número 5° de la Constitución, que dice que si el Senado no vota el nombre dentro de 30 días, se entiende como aprobado.

De esta manera, al retirar esta urgencia que estipula la ley para este tipo de nombramientos, se elimina el plazo contemplado y el gobierno puede fijar la votación para el día que estime conveniente. De hecho, una de las fechas posibles sería el próximo 21 de octubre. Sin embargo, esta decisión tiene un segundo efecto, al que estaría apostando el Ejecutivo. Al no existir una fecha definida para la votación el gobierno puede, incluso, retirar el nombre de Rajevic y proponer otra alternativa.

Según explican influyentes fuentes del oficialismo, éste sería el “plan B” del gobierno para evitar que Rajevic sea rechazado en la Sala del Senado. Al retirar su nombre, se impediría una gran gran derrota para La Moneda. “Es una salida más suave y menos radical”, comentan en la Nueva Mayoría.

De esta manera, quitar la urgencia especial a la votación, sería una especie de antesala para retirar la opción de Rajevic del Senado e iniciar la búsqueda de nuevas alternativas. “Lo van a retirar”, se comentaba ayer en la tarde en los pasillos de La Moneda. Sin embargo, el asunto aún es incierto.

El otro escenario tentativo que se fue consolidando en horas de la tarde hablaba de una eventual negociación conjunta de las dos autoridades que deben ser ratificadas por el senado: el contralor general de la República y el Fiscal Nacional. Se especulaba anoche que La Moneda podía intentar un acuerdo con la oposición y con sectores del oficialismo para consensuar ambos nombres y luego votarlos sucesivamente en el senado. Así, el ministro Burgos podría conseguir los votos para instalar a Rajevic en la Contraloría a cambio de favorecer la nominación de un Fiscal Nacional que fuera del gusto de sus hoy adversarios políticos. Aunque, ya en esa instancia, tampoco se descartaba que Burgos dejara caer a Rajevic a cambio de conseguir votaciones de amplia mayoría o unánimes para algún favorito del gobierno en el Ministerio Público.

Los candidatos que ha sondeado el gobierno

 Jorge Bermúdez, el nombre que “simpatiza” con independientes y la Alianza

“Nosotros queremos un candidato sin grandes lazos políticos”, comentan senadores de la bancada independiente. A ellos, según comentan, les gusta la opción de Bermúdez, quien actualmente es profesor de derecho administrativo de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y ha tenido una larga trayectoria como asesor en diferentes aéreas de la administración del Estado. Bermúdez ya había sido sondeado.

Bermúdez, según dicen en el oficialismo, es de un perfil “más técnico”, por lo que podría generar consenso en las bancadas de la Nueva Mayoría y en la oposición. De hecho, reconocen que el respaldo concreto estaría en senadores de la DC, PPD y RN.

Jorge Correa Sutil, candidato de Interior que genera consenso entre los independientes

Jorge Correa Sutil -abogado DC y ex subsecretario del Interior -también ha sido sondeado con anterioridad, pero ha ido perdiendo fuerza debido a que durante el último tiempo sus intereses estarían en su estudio jurídico y porque no generó el consenso esperado en los meses anteriores. Sin embargo, en el caso de que La Moneda inicie negociaciones con la bancada independiente, Correa Sutil es uno de los candidatos que los senadores independientes avalan.

Julio Palaviccinni, apoyado por la oposición 

Palaviccini es el jefe de la división jurídica de la Contraloría, es apoyado por sectores de oposición. Esto, debido a que ven en él una continuidad de la línea de Ramiro Mendoza, si bien era un hecho visible dentro de la entidad que ambos se distanciaron al menos durante los últimos tres años.

Juan Carlos Ferrada, hombre de la campaña de Bachelet y cercano al senador De Urresti

Fue a mediados de abril de 2013 cuando la entonces candidata presidencial Michelle Bachelet presentó su equipo de abogados y expertos a cargo de elaborar una propuesta para una nueva Constitución.  El equipo estaba compuesto por Fernando Atria, Pablo Ruiz-Tagle,Alejandra Zuñiga, y Juan Carlos Ferrada.

Ferrada –doctor en Derecho  y director del programa de doctorado en derecho de la Universidad de Valparaíso– a pesar de no militar en el PS, siempre ha sido vinculado al mundo de la Nueva Mayoría, según explican en el partido, y agregan que se caracteriza por tener “posiciones democráticas en su convicción”.

Jorge Claissac, cercano a la DC y promovido por la Segpres

Claissac se ha desempeñado en el ámbito público como asesor jurídico del ministerio del Interior entre 1997 y 2003. Luego, fue Jefe de la División Jurídica de este mismo ministerio entre 2003 y 2009. Además, se desempeñó como Jefe de la División Jurídico Legislativa de la Secretaría General de la Presidencia en el período de 2009 a 2010.

FOTO: AGENCIA UNO