El desafío de La Moneda es lograr aprobar el proyecto durante las tres primeras semanas de marzo. Para esto, las reuniones formales del oficialismo con los ministros Valdés (Hacienda) y Rincón (Trabajo) se retomarán a fines de esta semana. Según explican desde el Ejecutivo, las indicaciones no incluyen reemplazo en huelga, pero "sí hacen alusión a adecuaciones en puestos de trabajo".
Publicado el 25.02.2016
Comparte:

A fines de enero, durante el 30° Congreso General del PS, la Presidenta Michelle Bachelet envió un mensaje a su partido donde se refirió a la reforma laboral. La Mandataria afirmó que la reforma debía ser aprobada durante las próximas semanas, pero “sin que pierda su esencia”. Y esa es la línea en que ha estado trabajando el gobierno durante los últimos días, pues desde el Ejecutivo confirman a “El Líbero” que ya existe un nuevo texto redactado con las indicaciones, el que se centra en mantener los pilares fundamentales de la reforma.

Fue a mediados de enero cuando la DC puso en duda su respaldo a la reforma laboral y la negociación del gobierno con la Nueva Mayoría para reunir los votos necesarios llegó a su punto más complejo. De hecho, a pesar de que en el PPD afirmaron ceñirse a la posición del Ejecutivo, se evidenciaron diferentes posiciones que existían en el partido en torno al proyecto, sobre todo por parte de los senadores Ricardo Lagos Weber y Felipe Harboe,

El Ejecutivo necesita mayoría simple para la aprobación del proyecto, es decir, la mitad más uno de los senadores presentes en la Sala. De esta manera, con dos senadores desaforados (Jaime Orpis y Carlos Bianchi), el total es de 36 parlamentarios en ejercicio, por lo que La Moneda requiere 19 votos para la aprobación del proyecto. Hasta ese momento, el gobierno sólo contaba con 14 votos, por lo que se tomó la determinación de postergar la votación de la reforma laboral para marzo, con el objetivo de lograr un acuerdo.

Sin embargo, ayer algunos senadores de la Nueva Mayoría pidieron votar el proyecto sin la necesidad de tener un acuerdo. De hecho, el presidente del Senado, Patricio Walker, afirmó en El Mercurio que “si no se produce un acuerdo, lo lógico es poner en votación la reforma y que cada uno defienda sus puntos de vista de acuerdo a sus convicciones”.

La postura de Walker es compartida también por el gobierno. De esta manera, el Ejecutivo realizará un último intento por lograr un acuerdo, sin embargo, el desafío es aprobarlo durante las tres primeras semanas de marzo, según explican influyentes fuentes de La Moneda. “La idea es sacarlo sí o sí en marzo, con o sin acuerdo se vota”, dicen desde el Ministerio del Trabajo.

Las negociaciones del gobierno

Si bien el receso legislativo culmina el próximo lunes 29 de febrero, la ministra del Trabajo, Ximena Rincón, ha estado trabajando activamente en las indicaciones desde que llegó de sus vacaciones la semana pasada. De hecho, hoy la secretaria de Estado sostendrá un jornada de trabajo interna sobre la reforma laboral, entre otras materias. En tanto, su par de Hacienda, Rodrigo Valdés, haría lo mismo mañana.

Desde el gobierno no descartan que la ministra Rincón haya mantenido conversaciones informales con algunos parlamentarios de la Nueva Mayoría durante estos días, sin embargo, explican que a fines de esta semana se retomará el contacto formal con los partidos del oficialismo.

Además, el próximo lunes se iniciarán las tradicionales reuniones de los ministros Valdés y Rincón con los integrantes de la Nueva Mayoría de las comisiones de Hacienda y de Trabajo de la Cámara y del Senado, donde se espera que sean expuestas las nuevas indicaciones del proyecto, según dicen desde el oficialismo.

Texto no contempla reemplazo en huelga

Influyentes fuentes del oficialismo confirman que el texto del gobierno es en torno a siete temas clave. Sin embargo, comentan que existen tres puntos principales.

Uno de los temas en torno al cual existen mayores discrepancias, sobre todo con la DC, es el reemplazo interno. Desde la Nueva Mayoría explican que la mayoría de la comisión de Trabajo del Senado compuesta por los senadores Adriana Muñoz (PPD), Juan Pablo Letelier (PS) y Carolina Goic (DC), defienden el proyecto del gobierno y apuestan porque no haya reemplazo interno.

Desde el Ejecutivo, explican que  las indicaciones del gobierno en este tema no proponen reemplazo en huelga, pero “sí hacen alusión a adecuaciones en puestos de trabajo”.

 

FOTO: AGENCIA UNO