El Ejecutivo mantendría el cupo PPD en el comité político y las opciones serían Pamela Figueroa y Adriana Delpiano, tras negativa de Eyzaguirre de dejar Educación.
Publicado el 24.06.2015
Comparte:

“Ministro de la Segpres debiera haber esta semana y no más allá”, comentaban ayer durante la tarde influyentes senadores oficialistas a “El Líbero”. Y es que a casi 20 días de que el ex titular de la Segpres, Jorge Insunza (PPD), renunciara a su cargo, el Gobierno ya tendría una fecha para el nombramiento del nuevo jefe de la cartera. Según confirmaron fuentes del Ejecutivo el martes en la noche “El Líbero”, el nuevo ministro sería anunciado hoy por la Presidenta Michelle Bachelet.

Sin embargo, el Gobierno optó por no realizar el nombramiento durante la jornada de hoy, debido a que faltaría “ajustar algunos detalles” y porque además para hoy estaba prevista la celebración del Día Nacional de los Pueblos Indígenas que se realizó cerca de las once de la mañana en La Moneda. Según explican en el oficialismo, el nuevo titular de las Segpres debiera realizarse durante esta semana, pero que debido a que esta semana distrital, el anuncio podría, incluso, dilatarse hasta el próximo martes 30 de junio.

Desde el oficialismo explican que finalmente La Moneda habría decidido mantener al PPD en el comité político de La Moneda y conservar el cupo que dejaron el ex ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, e Insunza. De esta manera, una de las opciones que barajaba el Gobierno era que el ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre (PPD), asumiera el cargo.

Esto, debido a la gran influencia que tiene Eyzaguirre sobre Bachelet. Una eventual llegada del titular de Educación a la Segpres lo transformaría en el hombre fuerte de Palacio, según indican desde el Ejecutivo, ocupando un rol que hasta ahora no ha podido llenar el ministro del Interior, Jorge Burgos.

De esta manera, se resolvería el problema con el PPD, partido que quedaría conforme al tener a un ministro empoderado en el comité político. Sin embargo, Eyzaguirre habría desechado esta opción durante estos últimos días y habría transmitido no estar disponible para el cargo, principalmente por la importancia de la reforma educacional que está llevando a cabo.

Ante este escenario es que La Moneda habría acudido a los otros nombres que han sonado durante las últimas semanas: Pamela Figueroa, actual jefa de la División de Estudios de la Segpres, y Adriana Delpiano, ex ministra y ex intendenta de la Región Metropolitana. En los nombres de Figueroa y Delpiano, ambas militantes del PPD, estaría la nueva ministra de la Segpres.

Figueroa está bien evaluada por su gestión en el Ejecutivo, según explican influyentes fuentes del Gobierno, pero existe un factor que complica a La Moneda para un eventual nombramiento: está casada con el diputado PPD y presidente de la Cámara, Marco Antonio Nuñez. Desde el Ejecutivo explican que existe conciencia de que la designación de Figueroa en la Segpres generaría “mucho ruido” ante la opinión pública por ser la cónyuge de Nuñez. Sin embargo, desde el oficialismo afirman que la buena evaluación que tiene en su gestión, podría llevarla a ocupar el cargo que dejó Insunza.

En tanto, Delpiano es calificada tanto en la Nueva Mayoría como en el Gobierno como una “política con una larga trayectoria y con experiencia”, además de tener buenas relaciones con influyentes autoridades del Ejecutivo y con las bancadas de los partidos del oficialismo.

Delpiano trabajó en la campaña presidencial del ex presidente Ricardo Lagos, fue ministra del Serman y luego subsecretaria de Desarrollo Regional. En 2006 fue designada por Bachelet como directora del Área Socio-Cultural de la Presidencia de la República y en 2007 llegó a ser la Intendenta de Santiago.

Desde el Ejecutivo explican que el reemplazo de Insunza fue un tema que trabajó personalmente la Presidenta y reconocen que se tomó todo el tiempo necesario para encontrar la mejor carta y evitar una situación como la que se produjo con Insunza. Sin embargo, las “presiones internas” desde los partidos de la Nueva Mayoría para que el Gobierno designara lo antes posible al nuevo titular de la Segpres, habrían influido en acelerar el nombramiento para los próximos días.

“Yo soy el que más ha insistido en este punto. Ojalá se nombre al nuevo ministro rápido, porque una de las funciones del titular de la Segpres es conducir la agenda, y hoy cuando pedimos sincerar números fiscales y establecer prioridad en algunos temas, es muy importante que la persona que lidere este debate sea un ministro titular y empoderado”, afirma a “El Líbero” el presidente del Partido Radical, Ernesto Velasco.

Además, el oficialismo prepara un nuevo “cónclave” para los próximos diez días con los ministros políticos, en que esperaban contar con el nuevo ministro de la Segpres.

Segundo “cónclave” oficialista: pedirán que se sincere situación económica y se plantearán matices en cuanto a darle “prioridad” a ciertas reformas

“Tenemos un compromiso irrenunciable con las tareas que nos planteamos al iniciar el Gobierno”. Con esa frase inició la Presidenta Michelle Bachelet el consejo de gabinete que se realizó ayer a primera hora de la mañana en La Moneda. Las afirmaciones de la Mandataria se dan en medio del debate que se ha generado al interior de la Nueva Mayoría con respecto a las últimas señales de que el crecimiento económico exigirá “priorizar” los proyectos del programa de Gobierno de Bachelet.

Con esa afirmación el Ejecutivo pretendía dar por zanjada la discusión en el oficialismo con respecto a este tema, pero en los partidos de la Nueva Mayoría explican que no es suficiente y que aún existe inquietud sobre esta situación y sobre la marcha económica del país. Por esto, es que los presidentes de los partidos del oficialismo acordaron realizar un segundo “cónclave” con el nuevo equipo político de La Moneda para resolver este y otros temas.

Sin embargo, para concretar el encuentro exigen contar con el nuevo titular de la Segpres lo antes posible, explican influyentes senadores de la Nueva Mayoría.

Fue durante el fin de semana en el comité central del PS que la presidenta del partido, Isabel Allende, planteó que la desaceleración económica afectará el cumplimiento del programa de Bachelet y que dado este escenario “habrá que priorizar y tener gradualidad”, lo que abrió un fuerte debate entre los partidos del oficialismo.

Por un lado, la postura de Allende  fue compartida por el presidente de la DC, Jorge Pizarro, y su par del PR, Ernesto Velasco, quienes también llamaron a “priorizar”. Mientras que el presidente del PPD, Jaime Quintana, el líder del PC, Guillermo Teillier, y el timonel del MAS, Alejandro Navarro, se manifestaron contrarios a esa posición y afirmaron que se debe respaldar el cumplimiento total de la agenda del Ejecutivo.

Fue este debate el que marcó el comité político del pasado lunes entre los partidos y los ministros políticos y donde surgió la idea de convocar a un “encuentro amplio” oficialista. La iniciativa fue comentada en la reunión y se habría concretado ayer en la tarde luego de algunos contactos telefónicos entre los líderes de la Nueva Mayoría, según confirmaron a “El Líbero”. 

De esta manera, la idea del oficialismo es exigir mayor diálogo al Ejecutivo para desarrolllar este debate y llevar a cabo un segundo “cónclave” oficialista que cuente con la presencia de los parlamentarios de las bancadas, presidentes de partido y los ministros del comité político de La Moneda. “Estamos trabajando para tomar decisiones en conjunto, pero necesitamos realizar un encuentro más grande, más largo, con todos para conversar”, comentan desde el entorno de Pizarro.

 

 

FOTO: AGENCIA UNO