El Ministerio Público está revisando los millonarios gastos realizados por la empresa de la nuera de la Presidenta, que le permitieron reducir el pago de impuestos.
Publicado el 16.04.2015
Comparte:

Recabar toda la información contable de la empresa Caval entre 2012 y 2015, propiedad de la nuera de la Presidenta Michelle Bachelet, Natalia Compagnon, es la nueva arista que está investigando la Fiscalía de Rancagua, según información revelada a “El Líbero”.

El órgano persecutor ya comenzó a pedirle al Servicio de Impuestos Internos (SII) todos los antecedentes y documentos necesarios, como las declaraciones de renta anuales y mensuales de la empresa, los balances financieros, las facturas y boletas por los servicios prestados o recibidos, entre otros.

Esa información recopilada será clave cuando los fiscales a cargo de la investigación interroguen al contador de Caval,  Marcelo Carreño, quien es muy cercano al socio y gerente general de la empresa, Mauricio Valero, y labora en la compañía desde su fundación en 2012 y, por ende, maneja al detalle la situación contable y financiera de la empresa.

Según quienes lo conocen, Carreño tenía un importante status en Caval, y además recibía ingresos adicionales por diferentes servicios que conseguía el asesor comercial de la empresa, Victorino Arrepol, con quien trabajaba estrechamente en otros negocios.

Sin embargo, la Fiscalía no podrá denunciar ante la justicia la existencia de eventuales delitos tributarios, porque ello es competencia exclusiva del SII, que está dirigido por Michel Jorrat. La autoridad fue ratificada por la Mandataria este lunes tras ocupar el puesto en forma transitoria y provisional desde marzo de 2014.

Indagarán gastos en asesorías por $1.132 millones que permitieron reducir impuestos

La Fiscalía de Rancagua  pondrá especial atención en 2012 porque ese año Caval facturó ingresos por $1.531 millones en asesorías, según consta en el balance financiero. Pero con mayor celo aún auscultará el detalle de cada una de las facturas  con que declaró gastos por $1.132 millones, que les permitieron reducir considerablemente el pago de impuestos en su declaración de renta al SII a apenas $48 millones.

Según el mismo balance financiero, las asesorías pagadas ese año por $1.070 millones decían relación con servicios legales, contables y de gestión, lo que induciría a pensar que Caval subcontrató las asesorías que prometió realizar.

La legislación exige que para poder descontar como gasto y evitar el pago de impuestos a cuenta de asesorías, éstas deben estar respaldadas con las facturas y boletas respectivas, con un informe con dichos resultados y que explicite en qué benefició a la empresa contratante, antecedentes que le pedirá la fiscalía a la empresa.

Inconsistencias en declaración del FUT que es castigada con multas

La empresa de la nuera de la Presidenta, además, tuvo una notoria inconsistencia en la declaración de renta de 2012, realizada el 29 de abril de 2013, del Fondo de Utilidades Tributarias (FUT) –que fue muy cuestionado por el gobierno y eliminado en la reforma tributaria aprobada el año pasado-, porque informó que retiró $317 millones, y registró otros $75 millones a cuenta de crédito, pero al año siguiente declaró que tenía $427 millones pendientes a su favor.

Esa inconsistencia la mantuvo en su declaración durante, al menos,  septiembre de 2013,  que después corrigió según un certificado del SII de fines de agosto. Todas las aclaraciones de declaración de renta tienen una multa de hasta $160 millones, más pagos de créditos y reajustes por la variación del IPC, pero se desconoce si la empresa fue sancionada por el SII.

Además, la empresa de la nuera de la Mandataria realizó gastos por $210 millones que imputó a la compañía, pero que después tuvo que rechazar en la declaración de impuestos de 2014 porque eran personales.

Caval tenía deudas por $808 millones cuando recibió el préstamo

Según la misma declaración, en 2013 cuando  la empresa de la cónyuge de Sebastián Dávalos Bachelet recibió el crédito del Banco de Chile por $6.500 millones, tenía activos por $522 millones,  pero pasivos o deudas por $808 millones. De hecho, entre 2012 y 2013 su deuda aumentó en $300 millones.

Adicionalmente, un balance  financiero preliminar hasta el 31 de agosto de 2013, firmado por Mauricio Valero, indica que Caval tuvo “proyectos por cobrar” por $897 millones, pero que no concretaron.

Declaración de Renta de Caval  2012declaracion de impuestos a la renta 2013 de Caval (año calendario 2014)FOTO: FRANCISCO LONGA/AGENCIA UNO