La edil pagó servicios profesionales para su campaña de presidenta del PPD a través de una tercera empresa, misma situación por la que Pablo Zalaquett está formalizado por delitos tributarios.
Publicado el 22.07.2015
Comparte:

El 28 de octubre de 2012 la entonces candidata de la Concertación, Carolina Tohá, obtuvo el 50% de los votos y derrotó al alcalde de Santiago y favorito en las encuestas, Pablo Zalaquett, en lo que fue un importante y simbólico hito político que concluyó dos años después con el triunfo de la Presidenta Michelle Bachelet.

Ahora Zalaquett y Tohá vuelven a estar en la palestra pública nuevamente, debido a la investigación por financiamiento de la política que realiza el Ministerio Público, y que formalizó al ex alcalde el 23 de junio pasado por delitos tributarios por más de $71 millones, que habrían sido obtenidos, presuntamente, por aportes irregulares a su campaña de ocho empresas distintas, entre las que está SQM.

Según los alegatos de formalización del fiscal Carlos Gajardo ante el juez del Octavo Juzgado de Garantía, Zalaquett fue el “engranaje clave, la pieza fundamental que si usted saca se termina el delito. Es el responsable de que ocho empresas hayan aceptado facturas falsas, y que dos empresas hayan emitido facturas falsas, que diez empresas en total lo hayan hecho”.

Situación que a juicio del fiscal Gajardo ameritaba la medida cautelar de arraigo nacional, firma mensual y arresto domiciliario nocturno que acogió el magistrado Juan Carlos Valdés Peñailillo, pero que la Corte de Apelaciones revocó este mes, dejando los dos primeros cargos.

En esa oportunidad, el abogado defensor del militante UDI, José Miguel Barahona, replicó que el arresto domiciliario y la firma mensual eran “absolutamente desproporcionados (…). La formalización y la formulación de cargos es una etapa preliminar, estamos recién partiendo y no tenemos ninguna duda que a la hora de enfrentar un juicio el señor Zalaquett va a ser absuelto”.

El delito se configuraría por una supuesta triangulación de pagos de proveedores de la campaña de Zalaquett, quienes en vez de recibir directamente el pago de él lo recibieron de otras empresas externas, a las que no prestaban servicios.

Los pagos triangulados que complican a la alcaldesa Tohá

El problema para la alcaldesa Tohá es que esa misma triangulación de platas se habría dado en su campaña a presidenta del PPD en 2010, según reveló ayer La Tercera, cuando le ganó al diputado Pepe Auth.

Según la publicación, el 13 de julio pasado se incorporó en la carpeta investigativa del caso Penta-SQM la declaración como imputado del periodista Claudio Canales Jaramillo ante el mismo fiscal Gajardo, que estaba bajo reserva desde el 20 de mayo.

El interrogatorio a Canales fue por la emisión de tres facturas que hizo durante 2010 por $7 millones a la empresa Asesores en Gestión Integral (Agesin), perteneciente a la contadora DC Clara Bensán. Ella fue querellada por el Servicio de Impuestos Internos (SII) en mayo pasado por emitir a SQM en 2009 y 2010 facturas por $92 millones, por servicios que no les prestó pero que fue solicitado por Giorgio Martelli, financista de las dos campañas presidenciales de la Presidenta Bachelet.

Lo irregular, según la declaración de Canales Jaramillo ante el fiscal, es que nunca prestó servicios profesionales a Agesin ni a SQM sino a “Carolina Tohá que estuvo de candidata y ganó la presidente del PPD. Acepté esto por ignorancia y falta de experiencia respecto al tema”.

Según su testimonio, a la alcaldesa de Santiago la conoció en el verano de 2010 por intermedio de René Jofré, a quien conocía por hacer clases en  la Universidad Diego Portales. “René nos presentó y concretó un café entre nosotros, porque estaba interesado en temas digitales con Carolina Tohá. Nos juntamos y le planteé mi idea de crear sitios web con contenidos de interés”.

En esa reunión, declaró el periodista, según consiga La Tercera, le presentó a “Tohá una propuesta de trabajo que consistía en un sitio web ($1.500.000), redes sociales ($500.000 mensuales) y gestión de contenidos audiovisuales como streming y otros ($500.000) y ella nos aprobó el proyecto”.

Respecto de cómo se pagarían esos servicios, Canales declaró a la fiscalía que Tohá “nos indicó que ella no tenía ese dinero como persona natural y que lo iba a conseguir. Me dijo que el tema operativo lo viera con Ricardo Brodsky. De ahí en adelante con Carolina Tohá veía los lineamientos generales, pero los detalles los veía con Brodsky”.

Sobre los pagos que recibió el periodista, dijo que la primera factura se la hicieron por $2 millones y Brodsky le dijo que se contactara con David Flores –cercano al PPD-, quien le señaló que debía facturar a nombre de la empresa Asesores de Gestión Integral.

Otros $2.5 millones se hicieron de la misma manera, pero fue complejo cobrarla porque Tohá ya había ganado la presidencia y “había poco contacto con ella”.

FOTO: DAVID VON BLOHN/ AGENCIA UNO