De los cuatro fiscales elegidos por la C. Suprema, Luis Toledo tiene la mejor tasa de sentencias condenatorias, términos judiciales y archivos provisionales, mientras José Morales tiene la mayor cantidad de causas ingresadas. En tanto, el currículum más académico lo tiene Juan Enrique Vargas.
Publicado el 07.10.2015
Comparte:

Este lunes comenzó  la cuenta regresiva de 10 días para que la Presidenta Michelle Bachelet elija al fiscal nacional que reemplazará a Sabas Chahuán de la quina de candidatos que le envió la Corte Suprema.

La Mandataria deberá elegir entre los fiscales regionales de O’Higgins, Luis Toledo, y de la metropolitana sur, Raúl Guzmán,  el decano de Derecho de la Universidad Diego Portales, Juan Enrique Vargas, el director ejecutivo del Ministerio Público, Jorge Abbott, y el fiscal adjunto de la fiscalía centro-norte, José Morales.

De los cinco candidatos, tres son fiscales actualmente, Abbott lo fue en la Región de Valparaíso entre 2008 y 2010, y Vargas tiene una destacada trayectoria como académico y especialista en la reforma procesal penal, de la que fue uno de sus autores intelectuales.

¿Pero cómo se mide la eficiencia de los fiscales? El Ministerio Público publica trimestral, semestral y anualmente boletines con los principales indicadores de gestión, información que proviene del Sistema de Apoyo a los Fiscales (SAF), que es la base de datos institucional que cuantifica y sistematiza las diferentes variables.

La principal categoría de evaluación son “términos judiciales”, que incluye los casos que requieren pronunciamiento judicial, que se denominan de “calidad” por cuanto implican esfuerzos investigativos y los decide un tercero imparcial, esto es, Tribunales de Justicia. Ello incluye condenas, absolución, suspensión condicional, acuerdo reparatorio, sobreseimiento definitivo o temporal y facultad para no investigar.

Los términos facultativos, en cambio, se refieren a cuando la propia fiscalía decide concluir la investigación y la archiva en forma provisional debido al principio de oportunidad, incompetencia o por la decisión de no perseverar.

Evaluación de los fiscales: Toledo y Abbott con los mejores indicadores

Según los boletines del Ministerio Público, Luis Toledo, quien investiga el caso Caval que involucran al Sebastián Dávalos y Natalia Compagnon, hijo y nuera de la Presidenta Michelle Bachelet, tiene el mejor registro de sentencias condenatorias, términos judiciales y la menor tasa de archivos provisionales de causas durante el primer semestre de este año, y también en 2013 y 2014, en comparación con sus colegas Raúl Guzmán y José Morales.

Por ejemplo, en este año Toledo logró sentencia para el 16,06% de las 31 mil causas que han ingresado en la Fiscalía de O’ Higgins durante el primer semestre de este año, mientras Morales ha obtenido el 12,54% y Guzmán el 11,16%, ambos por debajo del promedio nacional de 15%.

En los términos judiciales la situación es similar. El fiscal del caso Caval lidera ampliamente con el 54,53%, mientras Morales y Guzmán han conseguido un 35,96% y 39,83%, respectivamente, también por debajo del promedio nacional de 43,94%.

Sin embargo, Morales y Guzmán tienen la mayor cantidad de causas entre 2014 y 2013 con 170 mil y 115 mil respectivamente, mientras Toledo contabilizó 63 mil, en promedio.

De los cuatro fiscales, el segundo con mejores resultados después de Toledo lo tiene Jorge Abbott mientras fue fiscal regional de Valparaíso, con sobre 14% en sentencias condenatorias y entre 39 y 42% en los términos judiciales.

El extenso currículum de Juan Enrique Vargas

Juan Enrique Vargas, decano de Derecho de la UDPEl  tercero en la quina es el decano de la U. Diego Portales desde 2008 y especialista en políticas públicas judiciales, Juan Enrique Vargas, quien fue miembro del equipo responsable de la gestación e implementación de la reforma procesal penal en Chile, y de comisiones creadas para su seguimiento y evaluación.

Vargas es académico e investigador en universidades e instituciones académicas nacionales e internacionales, en litigación, derecho penal, procesal penal, civil y en temas vinculados a las reformas judiciales. Ha sido director de centros académicos, tales como el Centro de Desarrollo Jurídico de la Corporación de Promoción Universitaria (1994-1997) y el Centro de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Diego Portales (1999-2000).

Entre el año 2000 y hasta mayo de 2008 fue director ejecutivo del Centro de Estudios de Justicia de las Américas (CEJA), organismo internacional especializado en el apoyo a los procesos de reformas judiciales en las Américas, vinculado a la Organización de Estados Americanos (OEA). En ese rol le correspondió involucrarse directamente en reformas a la justicia penal en Argentina, Bolivia, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Honduras, México, Perú y República Dominicana.

Autor de numerosos libros, capítulos de libros y artículos vinculados a la temática judicial y penal, Vargas ha participado como expositor en más 300 seminarios nacionales e internacionales.Gestión de fiscales candidatos