Rosa Madera, fundadora de Empatthy, en conversación con "El Líbero" dice que se trata de “pensar mucho más en el apoyo filántropico que se quiere hacer, para así poder medir el impacto” con el fin de “lograr resultados que sean realmente trasformadores y duraderos”.
Publicado el 01.10.2016
Comparte:

Filantropía según la Real Academia significa “amor al género humano”. Claro, y es que lo que busca es procurar el bien de las personas de manera desinteresada.

En concreto, esta actividad se conoce como el aporte del mundo privado al sector social, la mayoría de las veces a través de organizaciones sin fines de lucro, y representa una gran fuerza económica en distintos países. Lo que se busca es tratar de atacar problemas que los gobiernos no pueden resolver.

En Chile este fenómeno, en el que participan personas naturales, familias y empresas, está en proceso de crecimiento y profesionalización. El objetivo es avanzar en mejores programas de vinculación entre los donantes y las organizaciones sin fines de lucro, que eficienten aún más el impacto y rentabilicen mejor los aportes.

Esto es lo que se denomina “Filantropía Estratégica”.

La fundadora de Empatthy (firma que promueve la filantropía estratégica), Rosa Madera, en conversación con “El Líbero” dice que se trata de “pensar mucho más en el apoyo filántropico que se quiere hacer, para así poder medir el impacto” con el fin de “lograr resultados que sean realmente trasformadores y duraderos”.

“Una familia en concreto nos dice que quieren tener una fundación, entonces nosotros les preguntamos qué temas son los que los hacen vibrar, entonces a partir de eso hacemos distintos cuestionamientos hasta que se llega a lo que más les gusta a ellos”, explica Madera.

Pero no es sólo una donación de dinero a una causa en específico, sino que se trata de “ayudar a necesidades más concretas. Entonces yo por eso uso tanto la palabra estratégico, para que se entienda que es una filantropía diferente, mucho más estudiada”, además agrega que “las buenas intenciones ya no bastan, no basta con ayudar, la ayuda tiene que dar resultados significativos a un costo razonable”.

Rosa Madera piensa que es muy importante precisar el tema con el desafío que se quiere conseguir y da un ejemplo: “Podría ser cómo mejorar la comprensión lectora de los niños”, entonces se evalúa  la localización geográfica del proyecto, las características de sus habitantes, después se establecen los focos de atención, y cómo será el resultado a obtener, fijando indicadores  (podría ser llegar a un curso específico con un vocabulario determinado).

La española Rosa Madera, abogada de la Universidad de Oviedo con Master en Derecho Europeo y Master en Administración Pública con más de 20 años de experiencia internacional en cargos gerenciales, fue responsable de la puesta en marcha de la fundación de la familia Ibáñez Atkinson, que interviene en ámbitos como la música, el medio ambiente y la seguridad.

 Incluir métodos empresariales al mundo social

La fundadora de Empatthy piensa que con este nuevo sistema se benefician todos los involucrados, las fundaciones, empresas y filántropos porque pueden transmitir cómo impactan los proyectos, y por otra parte los beneficiarios, porque se sienten parte de la iniciativa y entienden cuál es su responsabilidad.

Ahora, lo que cree fundamental es que “hay que quitarse de la cabeza el tema del asistencialismo y meterse más en cómo, porque hay muchas necesidades y el dinero es escaso”, es por eso que a su juicio “hay que incluir muchos métodos empresariales al mundo social. Cuesta a veces, porque la gente está seteada de una manera, que estamos hablando de problemáticas sociales y es verdad, es difícil cambiar de mentalidad, pero todo se puede”. También sostiene que “hay distintos criterios que se pueden ver, diferentes formas de trabajar y tenemos que empezar a ser más innovadores”.

 La Filantropía Estratégica en América Latina y en Chile

En América Latina el país que más se destaca en la tendencia es Colombia porque tiene un movimiento que se llama Filantropía Transformadora, que es muy similar a la Filantropía Estratégica. “Ellos tienen mucha relación con Estados Unidos y eso les ha ayudado mucho”. Sin embargo en Chile, según Rosa Madera, todavía falta. “Chile está muy bien en emprendimiento social, hay muchas empresas B, emprendedores sociales, pero en filantropía estratégica todavía queda por hacer, está empezando, creo que es una corriente que está viniendo”.

Ahora, según su experiencia, ella ve que “acá en Chile está en proceso de incubación, tenemos que profesionalizarla, nos falta mucho en comparación con Estados Unidos, Holanda, Suecia, Inglaterra, entre otros”.