Ex jefe de políticas farmacéuticas del Minsal sostiene que el precio de mercado de los remedios es el que tienen las cadenas de farmacias, y que los laboratorios venden más bajo a Cenabast para lograr mejor visibilidad de sus productos. Sobre la farmacia popular de Recoleta, plantea que podría develar un problema de gestión de la salud municipal.
Publicado el 16.11.2015
Comparte:

El alcalde de Recoleta, Daniel Jadue, instaló una denominada “farmacia popular” en su comuna con 900 medicamentos 60% más baratos que los que se venden en las farmacias comerciales, lo que ha generado un intenso debate nacional sobre el verdadero precio de los medicamentos, el respaldo del Ministerio de Salud y una larga lista de 148 alcaldes que quieren replicar el modelo.

“El” secreto de Jadue es que compra los medicamentos directamente en la Central Nacional de Abastecimiento (Cenabast), que abastece a los hospitales y consultorios del país, y que cobra hasta 20 veces menos en los fármacos, en comparación con el precio de las farmacias comerciales.

Por ejemplo, algunos remedios, como el Eutirox de 100 MGG, pueden costar $630 en el dispensario de Recoleta y  $10 mil en las cadenas de farmacias.  Lo mismo con el Ipran en caja de 30 comprimidos, cuyo costo supera los 40 mil pesos en las farmacias pero aparece sólo a $2.280 en la farmacia de Recoleta.

Patricio Huenchuñir, especialista farmacéuticoPara entender lo que ocurre en la industria farmacéutica nacional, y cuál es el verdadero precio de los remedios, “El Líbero” conversó con Patricio Huenchuñir, consultor independiente en asuntos farmacéuticos, doctor en farmacia de la Universidad de Navarra, en España, y ex jefe del departamento de políticas farmacéuticas del Ministerio de Salud entre 2011 y 2014.

-¿Cuál es el precio de mercado de los medicamentos; el que los laboratorios le venden a las farmacias o al que le venden a Cenabast?

-Se entiende que el precio de mercado es el que venden a las farmacias. Hay dos tipos de farmacias, las que pueden comprar en gran cantidad, como las cadenas, y las que compran  en menor volumen, las farmacias que no son de cadenas. Debido a esa situación, las farmacias de cadena deberian tener precios menores que las farmacias no de cadenas. Por eso, el mejor precio de mercado es el que hay en una farmacia de cadena.

-¿Por qué los precios de los laboratorios a Cenabast son tan bajos?

-Cenabast solo intermedia en las compras públicas, porque las facturas las deben pagar los hospitales. Para ello, realiza una licitación pública en donde hay un techo al precio. Por esta intermediación, Cenabast cobra el 6% de la transacción. Los laboratorios interesados tienen que ajustar sus precios en función del techo de la licitación. Puede ocurrir que una empresa quede afuera porque sus precios son muy altos, pero si compite, debe ajustar sus precios a la licitación, y para compensar sus ganancias, puede vender más caro al sector privado.

-¿Cuánto más bajo que el precio de mercado le venden los laboratorios a Cenabast?

-Eso es muy variable, ya que depende del producto licitado. Pero se podría estimar que, para algunos productos, eso puede llegar a ser 50% o más por debajo que el precio de mercado.

-¿Por encima o debajo del costo?

-No podría ser más bajo que el costo. Al menos, con muy poca ganancia.

-¿Qué beneficio tiene para los laboratorios venderles a Cenabast con tan poca ganancia?

-Los laboratorios obtienen visibilidad de sus productos con los médicos. Ellos trabajan en el sector público y privado. En general, los laboratorios operan en mercados bien segmentados. Algunos les venden al sector público y privado con productos distintos, dependiendo de los medicamentos que comercialicen. Hay otros que solo les venden al mercado asistencial, público y privado, y no están presentes con sus productos en las farmacias porque no es su negocio.

-¿Qué ahorros tienen los laboratorios al venderle a Cenabast?

-Las farmacias tienen que comprar en estuches, cajas o envases individuales, como lo conocemos, y no les está permitido vender medicamentos en envase clínico. Este último tipo de envase son cajas con mayor volumen de productos farmacéuticos. Desde el punto de vista logístico, resulta más fácil venderle al sector público, ya que el empaquetado es más sencillo, y con requerimientos distintos que el envase de las farmacias privadas, por lo tanto, pueden existir menores costos asociados.

-¿Con qué margen de ganancias trabajan los laboratorios con Cenabast y las farmacias?

-Eso no lo sé. Hay que averiguarlo con los laboratorios, ya que depende del tipo de producto farmacéutico. En Cenabast depende mucho de la licitación y del techo. Es bien complejo.

-¿Van a pérdida los laboratorios al venderles a Cenabast?

-No, no parece factible que eso ocurra. El laboratorio que trabaja sólo con el sistema público no puede ir a pérdida, y el que trabaja con los sistemas público y privado tiene la posibilidad de compensar sus márgenes de comercialización.

-Los laboratorios le venden el Eutirox de 100 MCG a $$630 a Cenabast y a $10 mil a las farmacias. ¿Por qué esa diferencia?

-Porque Cenabast le puso un techo al precio del Eutirox en la licitación, y el laboratorio se debe ajustar a esa licitación.

-¿En ese caso le venden a bajo costo a Cenabast?

-No podría ser bajo el costo porque eso sería dumping. Un competidor que no ganó la licitación podría acusar de dumping al laboratorio de vende bajo sus costos.

 

Farmacia popular en Recoleta: “El alcalde Jadue puede estar escondiendo un problema en su atención de salud”

-¿Cuál es su mirada sobre la llamada “farmacia popular” que ha implementado Recoleta?

-Es un sistema bien complejo. Aunque siempre es necesraio explorar modelos para mejorar el acceso a los medicamentos, los medios deben ser los adecuados. El alcalde Jadue ha comentado que la ley orgánica de municipalidades le permite otorgar este beneficio, situación legal que desconozco, de tal manera que la municipalidad no vende medicamentos sino que presta un beneficio y realiza un cobro de cargo municipal, similar a como sería pagar una patente o un cobro municipal. Según el alcalde, ellos dicen que esto se hace porque durante muchos años venía gente con receta médica y pedía ayuda, y encontraron que era mejor instalar una farmacia. Ellos tratan de conseguir el mismo producto de Cenabast y le dan una subvención. Entiendo que los beneficiarios son los pacientes de Recoleta, por lo tanto, lo más probable es que pertenezcan a los quintiles I, II y III. Estos pacientes deberian tener sus medicamentos gratis en los consultorios. Por eso, la pregunta que uno se hace es por qué esos pacientes acuden a médicos particulares, en circunstancias que debieran ir a sus consultorios gratis, y obtener sus medicamentos en esos establecimientos, gratis también. Me parece que el alcalde Jadue puede estar escondiendo un problema en su atención de salud. Para que haya medicamentos tiene que haber médicos y, aparentemente, el municipio no está dando una buena prestación de salud porque hay gente que está acudiendo a médicos privados que recetan medicamentos caros.

-¿Los medicamentos que se venden en la farmacia de Recoleta se entregan gratis en los consultorios?

-Así es. En la farmacia hay Eutirox, pero perfectamente el médico podría recomendar el medicamento genérico, que es más barato. El municipio está subvencionando medicamentos de marcas cuando debería subvencionar medicamentos genéricos. Y los pacientes debieran ir a los consultorios y recibir esos medicamentos gratis, como los que entrega el programa ministerial del Fondo de Farmacias. Los remedios de la farmacia popular son muy variables y lo más probable es que sean de marca, no genéricos. Los consultorios deben tener medicamentos genéricos.

FOTO:PABLO ROJAS MADARIAGA/AGENCIA UNO