Gonzalo Torres explica que si dichas compañías han sacado legítimamente el dinero y han pagado sus impuestos en Chile no tendrían problema legal. Sin embargo, aclara que la OCDE, por principio, está en contra de los paraísos fiscales.
Publicado el 05.04.2016
Comparte:

Este domingo la prensa internacional dio a conocer una serie de antecedentes bancarios conocidos como “Panamá Papers”, en que se desclasifican los patrimonios en paraísos fiscales de clientes de 200 países, entre los que se encuentran, entre otros, líderes políticos y figuras deportivas de renombre mundial.

Como en la lista habría unas 200 sociedades chilenas, ayer el Servicio de Impuestos Internos anunció un “seguimiento exhaustivo, en el marco de la fiscalización permanente a los contribuyentes vinculados con sociedades offshore radicadas en paraísos fiscales para verificar el correcto y cabal cumplimiento de las obligaciones que les correspondan en materia de tributación internacional”.

Para entender las implicancias legales de las sociedades “offshore”, “El Líbero” conversa con Gonzalo Torres Zúñiga, funcionario del SII entre 1989 y marzo de 2014 y ex subdirector jurídico entre 2013 y 2014 y actual profesor de  la cátedra de Derecho Tributario de las universidades del Desarrollo y  Central de Chile.

-¿Qué son las sociedades offshore?

-La sociedad offshore es una empresa registrada en un país distinto a donde el contribuyente realiza su actividad económica o comercial. El  gran atractivo de estas sociedades es que ofrecen ventajas legales y fiscales, es decir tributarias. Las sociedades offshore están contempladas en nuestra legislación. Estas sociedades  no son ilegales   y  permite invertir patrimonio en el extranjero, siempre que haya pagado el impuesto correspondiente en Chile.  Por tanto, si es legal, significa que vas a poder invertir en estas sociedades offshore, cumpliendo en este caso con  la normativa del Banco Central de Chile y pagando los impuestos  de la  ley de la Renta. Es una sociedad registrada en un país extranjero, tiene ciertas características, costo de constitución  bastante bajo y de  rápida formación;  cuentan con  exenciones tributarias y  gozan de un  secreto bancario o leyes de privacidad bastante fuerte.

“Las sociedades offshore están contempladas en nuestra legislación. Estas sociedades  no son ilegales   y  permite invertir patrimonio en el extranjero, siempre que haya pagado el impuesto correspondiente en Chile”

-¿Qué legislación la ampara en Chile?

-La legislación extranjera ampara este tipo de sociedades,  sin perjuicio que en nuestro país  se  dictó en el Decreto Supremo N° 628, actualizado en 2004, que fija la lista de países considerados paraísos fiscales nocivos, como el Principado de Andorra, Belice, Islas Vírgenes Británicas, Caimán, Chipre, Ghana etc… para dar cumplimiento a lo establecido en la ley N° 19.840, que incorporó modificaciones a la ley de la Renta.

-¿Qué problema legal tendría, en el contexto de esta denuncia de Panamá Papers?

-En Chile tenemos el principio de la renta mundial, amparada en el concepto de la ley de la renta, que  es muy amplio,  que significa que todo contribuyente que aumenta su patrimonio paga impuesto,  sea que estos ingresos provengan  por actividades que se desarrollan  dentro de Chile o fuera de él, siempre que el contribuyente tenga  residencia en Chile. El artículo dos de la ley de la Renta, establece como “renta” todos los ingresos que constituyan utilidades o beneficios que rinda una cosa o actividad y todos los beneficios, utilidades e incrementos de patrimonio que se perciban o devenguen, cualquiera que sea su naturaleza, origen o denominación. El artículo ocho del Código Tributario establece por “residente” a toda persona natural que permanezca en Chile más de seis meses en un año calendario, o más de seis meses en total dentro de dos años tributarios consecutivos. Si las sociedades offshore se han constituido  con dineros que se han declarado y tributado  en Chile,  no tendrían ningún problema los contribuyentes chilenos. Sin perjuicio debo señalar  que la OCDE está en contra de este tipo de   sociedades en los paraísos tributarios.

Abogado Torres: “Las sociedades  offshore,  por regla general, nunca tributan, aunque generen utilidades millonarias en los países donde se constituyen por los beneficios tributarios que otorgan los paraísos tributarios”

-¿Es posible sacar dinero de Chile sin haber pagado  impuestos?

-Es difícil porque los bancos han tomado medidas para que esto no ocurra.  El contribuyente además, debe informar  al Banco Central  de Chile, las salidas de dinero y sin perjuicio  de las declaraciones juradas que exige el Servicio de Impuestos Internos. Además, la Unidad de Análisis Financiero del Ministerio de Hacienda fiscaliza a los bancos comerciales y otras instituciones, para prevenir y detectar el lavado de activos en Chile.

-¿Qué pasa si los ingresos se generaron fuera del país?

-Si la persona o contribuyente   es residente en Chile, y este  percibe ingresos por actividades desarrolladas fuera del país,  los  debe declarar en Chile, aunque no los ingrese al país, y pagar los impuestos a la renta correspondientes. Ello, siempre que no exista convenio de doble tributación con el país de origen de dichas rentas, porque en este caso por regla general las rentas tributaran en un solo estado.  Las sociedades  offshore,  por regla general, nunca tributan, aunque generen utilidades millonarias en los países donde se constituyen por los beneficios tributarios que otorgan los paraísos tributarios. Una de las formas que se ha detectado como retiran parte de las  utilidades y no pagan los  impuestos donde son residentes los contribuyentes es  a través de la utilización de ciertas  tarjetas de crédito o débito, otorgadas por  bancos extranjeros en donde se gasta parte de  la utilidad o ganancia  no declarada.

“Sería contrario a la ley, si las ganancias o utilidades,  no se declararon ni  tributaron en Chile,  respecto de los inversionistas chilenos con residencia en nuestro país”

-¿Y si se transfieren los dineros desde el paraíso fiscal a Chile se tributa?
-Se tributa en la parte que se haya experimentado una utilidad o ganancia.  Se ingresa a la base imponible del contribuyente,  la sociedad o persona natural,  que ha invertido y se paga el correspondiente  impuesto a la renta, ya sea el impuesto de primera categoría o el impuesto global complementario para las personas naturales.

-¿Qué sería lo ilegal?

-Sería contrario a la ley, si las ganancias o utilidades,  no se declararon ni  tributaron en Chile,  respecto de los inversionistas chilenos con residencia en nuestro país. Respecto de los demás países, se  tendrá que analizar  cada legislación en particular y si cuentan o no con convenios para evitar la doble tributación internacional.

-¿Cuáles son las ventajas de tener dinero en estos paraísos?

– Algunos autores señalan que dan estabilidad financiera, la reserva de identidad, secreto bancario, no pago de impuesto aunque haya utilidades. La administración es bastante simple, la rapidez en la formación de sociedad, entre 24 y 72 horas. El bajo costo de mantenimiento y creación.  Sin perjuicio de ello, estos paraísos fiscales están en franca retirada.

-¿Son empresas de papel?

-No necesariamente. Se dedican a invertir en países como Panamá u otros países que  están  desarrollando  el turismo o servicio en general.

-Algunos sostienen que estas sociedades offshore permiten el lavado de activos.

-Efectivamente,  en algunos casos se ha observado que el sistema permite el lavado de activos por la confidencialidad de sus operaciones.