Ex fiscal regional de la Araucanía sobre “conexión mapuche” a ambos lados de la frontera: “Es evidente que parte del armamento que se utiliza en Chile proviene de Argentina”

Francisco Ljubetic, quien dirigió el Ministerio Público en la región entre 2005 y 2013, devela los vínculos delictuales y similar modus operandi que existe entre grupos de mapuches chilenos y argentinos: "Usurpaciones de fundos, cortes de camino, daños, amenazas, quemas de cabañas, ataques a privados y empresas".
Francisco Ljubetic, quien dirigió el Ministerio Público en la región entre 2005 y 2013, devela los vínculos delictuales y similar modus operandi que existe entre grupos de mapuches chilenos y argentinos: "Usurpaciones de fundos, cortes de camino, daños, amenazas, quemas de cabañas, ataques a privados y empresas".
Publicado el 28.09.2017
Comparte:

La detención del líder de la CAM, Héctor Llaitul, y de otros siete comuneros mapuches abrió una serie de interrogantes sobre si la Fiscalía podrá probar ante la justicia los cargos de asociación ilícita por delitos terroristas que les imputan.

También hay otras aristas y dudas, respecto si la CAM perderá capacidad operativa con las detenciones, si las evidencias de los WhatsApp son pruebas suficientes para condenarlos, y la relación que existiría entre dicha organización y agrupaciones similares en Argentina, incluidas la compra-venta de armas, razón por la cual viajará mañana a Buenos Aires el subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy.

Estos temas son abordados en profundidad para “El Líbero” por el ex fiscal regional de la Araucanía entre 2005 y 2013, Francisco Ljubetic.

-¿Qué opinión le merece el trabajo de inteligencia de Carabineros que terminó con la detención de ocho dirigentes de la CAM?

– Las diligencias se enmarcan en el camino correcto de acuerdo con lo que debe exigirse a una investigación basada en la inteligencia policial. Es decir, para esta clase de hechos, es imprescindible contar con pesquisas en que se utilicen todas las herramientas investigativas que provee la ley, único camino viable que permite reunir antecedentes y elementos acreditativos de la comisión de hechos delictuales y quienes han tenido participación en ellos.

-Los hallazgos de conversaciones por mensajería de teléfonos, ¿son evidencia novedosa o ya se había realizado antes?

– La legislación común contenida en el Código Procesal Penal permite la interceptación de comunicaciones, como también el análisis de conversaciones vía sistema de mensajería a partir de pericias efectuadas a teléfonos o correos electrónicos. Los artículos 222 y 223 permiten la interceptación y grabación de comunicaciones telefónicas o de otras formas de telecomunicación. De igual manera, legislaciones especiales como la Ley 20.000 sobre tráfico de drogas y por extensión la Ley 19.913 sobre lavado de activos, lo autorizan. Por su parte, la Ley 19.974 sobre sistema de inteligencia del Estado establece que para los efectos de esta ley se entiende por procedimientos especiales de obtención de información, los que permiten el acceso a antecedentes relevantes contenidos en fuentes cerradas o que provienen de ellas, que aporten antecedentes necesarios al cumplimiento de la misión específica de cada organismo operativo. Bajo esta premisa legislativa, existen herramientas que son utilizadas habitualmente en relación a indagaciones de crimen organizado y, desde luego, necesarias para cumplir con los objetivos básicos de toda indagación penal de esas características.

-¿Usted cree que las evidencias son suficientes como para acreditar los delitos de “asociación ilícita de carácter terrorista”? 

– Con la información por ahora disponible es posible en esta etapa procesal evidenciar que existiría una organización con propósitos delictivos. Sin embargo, obviamente se requieren más elementos que probablemente puedan ser obtenidos del análisis pericial de teléfonos, medios de almacenamiento u otros dispositivos que complementen los ya existentes.

Ex fiscal: “Con la información por ahora disponible es posible en esta etapa procesal evidenciar que existiría una organización con propósitos delictivos”

– ¿Este podría ser un golpe importante a la capacidad operativa de la CAM?

– Diligencias de este tipo provocan, en general, afectación a las organizaciones, puesto que neutralizan de cierta forma su actuación al tener encarcelados a miembros que pueden ser estimados como relevantes en su estructura, perdiendo grados de operatividad, situación muy similar a lo acontecido en otros momentos históricos en que detenciones múltiples actuaron como un inhibidor en la ejecución de hechos violentos, reduciéndose significativamente la ocurrencia de los mismos (años 2002 – 2004, 2009 – 2010).

-A juzgar por juicios anteriores a Llaitul, ¿cuáles podrían ser las trabas legales que podría tener la Fiscalía para probar sus acusaciones?

– Todo proceso de persecución criminal tiene sus desafíos y éste, sin duda, será uno más donde se pondrá a prueba la rigurosidad técnica investigativa, independiente de los sujetos involucrados. Los resultados judiciales pasados, con sentencias absolutorias, igualmente colaboran al aprendizaje tanto para la Fiscalía como para las policías, pues, vía la autoevaluación interna, permite mejorar los procesos y las estrategias utilizadas, madurando en su ejecución, con lo que es posible pensar que los problemas enfrentados anteriormente pueden ser superados en nuevas investigaciones como es dable esperar que sucederá en la actual.

Ex fiscal: “Los resultados judiciales pasados, con sentencias absolutorias, igualmente colaboran al aprendizaje tanto para la Fiscalía como para las policías, pues, vía la autoevaluación interna, permite mejorar los procesos y las estrategias utilizadas”

Los nexos de compra de armas con Argentina, ¿son antecedentes nuevos? 

– Esta relación data de varios años, incluso Facundo Jones Huala, uno de los líderes en las acciones que se han venido realizando en el sur argentino -declaró la “guerra de fuego”, similar amenaza a otras efectuadas en nuestra zona y que la CAM pidió recientemente liberar-, fue acusado por atentar contra el Fundo Pisú Pisué en Río Bueno, encontrándose actualmente con pedido de extradición pendiente, pues no pudo ser juzgado en ese caso por haber huido cuando se le modificó la prisión preventiva, el que además, fue indagado en la octava región. El proceso argentino es muy similar al seguido en nuestro país: usurpaciones de fundos, cortes de camino, daños, amenazas, quemas de cabañas, ataques a privados y empresas, es decir, vienen sucediéndose hechos de violencia que ya hemos sufrido en la Araucanía y el Bío Bío, con idénticas formas de comisión. De igual modo, es evidente que parte del armamento que se utiliza en Chile proviene de Argentina ingresado clandestinamente por los innumerables pasos no habilitados al igual como la entrada y salida de personas sin control fronterizo. El vínculo es evidente.

Ex fiscal: “El proceso argentino es muy similar al seguido en nuestro país: usurpaciones de fundos, cortes de camino, daños, amenazas, quemas de cabañas, ataques a privados y empresas, es decir, vienen sucediéndose hechos de violencia que ya hemos sufrido en la Araucanía y el Biobío”