Los firmantes aseguran que “no es posible seguir señalando que un apoyo decidido y concreto a los demócratas venezolanos es una intromisión en los asuntos internos de otro país, o que puede lesionar las relaciones bilaterales”.
Publicado el 26.03.2016
Comparte:

Casi una decena de ex embajadores y ex diplomáticos chilenos emitió una declaración pública en que le piden al Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet que le solicite al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, la liberación inmediata de los presos políticos.

El texto, al que tuvo acceso “El Líbero”, señala que la situación política, económica y social de Venezuela se “sigue deteriorando en términos muy graves debido a la acción represiva y autoritaria del gobierno populista de ese país. En reiteradas ocasiones, los ex presidentes de Chile y diferentes sectores políticos y de la sociedad civil han hecho un llamado público a las autoridades venezolanas a respetar el estado de derecho, y a liberar a los más de 60 presos políticos que el régimen chavista mantiene en sus cárceles”.

Firmantes: “Estas acciones diplomáticas solicitadas son las mínimas que un país como Chile debe adoptar ante la gravedad  de la crisis venezolana”

Los firmantes,  Jorge Canelas, Benjamín Concha, Felipe Du Monceau, Carlos Klammer, Cecilia Mackenna, Juan Salazar, Enrique Subercaseaux, Fabio Vío, directores del Centro de Estudios de Política Exterior y Relaciones Internacionales (Ceperi), instan al gobierno de Bachelet a “solicitar al gobierno de Venezuela la liberación inmediata y sin condiciones de todos los presos políticos”.

También le piden apoyar la declaración de los 27 ex presidentes y jefes de gobierno de países Iberoamericanos del 5 de marzo pasado, en la cual alertan a la opinión pública de la región “sobre la deriva antidemocrática que tiene lugar en Venezuela, en medio de una  grave crisis social y humanitaria susceptible de comprometer la paz y estabilidad de sus instituciones”; y denuncian que el Gobierno de Venezuela “ha impedido el normal funcionamiento  de la Asamblea Nacional enervando sus tareas constitucionales de control, legislación y deliberación, y desplegando incluso acciones de violencia dirigidas a frustrar el contrapeso democrático que significan frente al resto de los poderes absolutos”.

Por último, los ex diplomáticos instan a que, de acuerdo con lo propuesto por los ex mandatarios, a la OEA y a su secretario general a adoptar con urgencia las iniciativas que juzgue pertinentes dentro del marco de la Carta Democrática, aprobada por todos los miembros de la OEA, para restablecer el orden democrático.

“Estamos convencidos que estas acciones diplomáticas solicitadas son las mínimas que  un país como Chile debe adoptar ante la gravedad  de la crisis venezolana, y están de acuerdo con los principios básicos que sustentan nuestra política exterior.  No es posible seguir señalando que un apoyo decidido y concreto a los demócratas venezolanos  es una intromisión en los asuntos internos de otro país, o que puede lesionar las relaciones bilaterales”, afirman los directores de Ceperi.

La situación es  demasiado delicada como para no escuchar el llamado de  los 27 ex mandatarios de Iberoamérica. La única posición adoptada hasta el momento por el gobierno chileno de solicitar un debido proceso, es absolutamente insuficiente, pues ha quedado en evidencia la sumisión total del Poder Judicial venezolano al régimen autoritario de Nicolás Maduro.