Ex alumnos de liceos emblemáticos salen a criticar nueva “ley de inclusión”: “La tómbola virtual ha colocado a alumnos de Punta Arenas en colegios de Porvenir”

Mario Benavides afirma que la norma, que se comenzó a implementar en la Región de Magallanes, hizo que mil alumnos quedaron fuera de los colegios subvencionados a los que postularon. “Este sistema no ha cumplido con las expectativas, y somos partidarios de reponer al sistema tradicional de admisión”, asegura el también presidente del centro...
Mario Benavides afirma que la norma, que se comenzó a implementar en la Región de Magallanes, hizo que mil alumnos quedaron fuera de los colegios subvencionados a los que postularon. “Este sistema no ha cumplido con las expectativas, y somos partidarios de reponer al sistema tradicional de admisión”, asegura el también presidente del centro de ex alumnos del I. Nacional.
Publicado el 11.12.2016
Comparte:

La ley que elimina el lucro, el copago y la selección en los colegios subvencionados entrará en una fase clave en marzo, cuando dichos establecimientos deberán decidir si se convertirán en entidades sin fines de lucro o bien cerrarán, o se convertirán en colegios particulares pagados.

El mecanismo de selección se estrenó este año en la Región de Magallanes, donde los apoderados han denunciado que mil alumnos no quedaron en los colegios a los que postularon, situación que se teme se repetiría masivamente en regiones más pobladas del país.

mario-benavides-coordinador-ex-alumnos-emblematicosUno de los movimientos que ha seguido con atención la implementación de la polémica ley es el Centro de Ex Alumnos de los Liceos Emblemáticos Patrimoniales de Chile, que dirige Mario  Benavides -presidente del centro de ex alumnos del Instituto Nacional-,  y quien defiende la selección por mérito académico, y no que quede a la suerte de una tómbola virtual como establece la legislación impulsada por el gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet.

En conversación con “El Líbero”, Mario Benavides expone sus miradas sobre dicha reforma educativa, una de las principales promesas de campaña de la Mandataria.

-¿Cuál es el origen del movimiento que crea el Centro de Ex Alumnos(as) de los Liceos Emblemáticos Patrimoniales de Chile?

– Con motivo de la promulgación de la Ley N° 20.845 de “Inclusión Escolar”, algunas organizaciones de ex alumnos de colegios públicos de excelencia, dieron a conocer su inquietud a la ciudadanía, respecto al controvertido tema de la selección, dando forma en los colegios emblemáticos, como el Liceo 1 de Niñas, el Instituto Nacional, el internado nacional Barros Arana, el Borgoño, entre otros, a la creación de un movimiento en defensa del  mérito en la educación pública. Desde un primer momento se planteó lograr que los colegios emblemáticos patrimoniales mantengan el mismo mecanismo de selección por mérito que ha existido en los procesos de admisión. Aludo al concepto de liceos emblemáticos patrimoniales pues formamos parte del Patrimonio Cultural de la Nación, como manifestación del quehacer humano. Somos establecimientos educacionales con financiamiento del Estado, de excelencia académica, laicos, que tienen una matrícula numerosa, con sabido prestigio, tradición  e identidad nacional. Y como toda obra de arte, monumento arquitectónico, himno musical, etc.  se les debe preservar, cuidar y proyectar por ser parte del patrimonio cultural y público de la nación.

-¿Cuál es la postura del movimiento sobre la selección en los colegios?

-Lo importante es que los procesos de admisión de los colegios públicos reconozcan el esfuerzo y mérito del niño que desea ingresar, por ende estamos de acuerdo en que si seleccionas por niveles socioeconómico, de constitución familiar es claro que no lo compartimos, no debe primar, pero si se trata de seleccionar por mérito académico estamos ciertos de que debe respetarse. En el mundo hay diversos sistemas escolares donde existen colegios públicos de excelencia que seleccionan a sus estudiantes para el ingreso a niveles superiores de enseñanza –como la enseñanza media en Chile– mediante la identificación de sus méritos académicos. Tal es el caso que en varios países de la OCDE existen políticas generalizadas de colegios públicos selectivos, caracterizados generalmente por la aplicación de mecanismos formales para seleccionar a los estudiantes de acuerdo a su desempeño académico alcanzado al final o a lo largo de la educación básica, los cuales ingresan a otros establecimientos donde cursarán su educación secundaria.

-¿Cómo se puede recuperar la calidad en los colegios públicos,  y con ello el interés de los padres por matricular a sus hijos?

-El problema de la calidad en la educación en los colegios públicos, desde nuestro punto de vista, es multifactorial, teniendo como centro al profesor que al igual que un profesional de la salud debe ser bien remunerado, contar con capacitación constante y libertad de cátedra para de esta forma desarrollar proyectos educativos más acordes con la realidad de sus alumnos, a fin de posibilitar esa comunidad virtuosa entre maestros y alumnos. A esto debe agregarse una infraestructura del establecimiento acorde a los tiempos, cosa de contar con elementos tecnológicos y pedagógicos modernos; una gestión de las autoridades basadas tanto en el emprendimiento como en la formación de valores y principios hacia los alumnos, que fomente la participación de los padres y apoderados en la formación de sus hijos y quehacer de los establecimientos públicos. No olvidar que se debe propender a disminuir la cantidad de alumnos por curso. Todo lo anterior contribuye a un cambio de mirada e interés creciente que tendrán los padres en matricular a sus hijos en liceos públicos, volviendo a los cauces naturales de un mayor fortalecimiento de la educación pública. La desmunicipalización también juega un rol como forma de mejor administrar los recursos que el Estado entrega en Educación y que son siempre escasos.

– ¿Qué problemas ha tenido la ley de inclusión en la Región de Magallanes?

-La estamos monitoreando permanentemente porque es el punto de partida de cómo se echará a andar el proceso de selección, que es una parte de la ley de inclusión. Hemos tomado contacto con distintas organizaciones, en las cuales existen bastantes familias que no tienen seguridad de tener un colegio para sus hijos que responda a su proyecto educativo fundacional. Se han producido situaciones en que la tómbola virtual ha colocado a alumnos de Punta Arenas en colegios de Porvenir. El sistema no considera a los alumnos con capacidades distintas o Síndrome de Down, donde tienen que ir a colegios especiales. Los envía a colegios normales sin programas especiales. Entre lo que había antes y lo que sucede hoy se ha alterado los procesos de admisión para las familias. Eso ha causado mucha molestia y protesta. Como la región está alejada esos problemas no se conocen en Santiago. Lo más increíble es que las autoridades de gobierno lo señalan como un éxito. Creemos que es un fracaso del sistema. La selección por mérito es la que tiene que prevalecer.

– ¿Esos problemas detectados en Magallanes se pueden replicar en otras regiones?

-No queda la menor duda. Es una cosa escalonada, por eso era importante cómo resultaría en Magallanes, porque el próximo año se replicará en las regiones XV y I y así paulatinamente. En Magallanes, que no tiene gran cantidad de habitantes, postularon cerca de 3 mil alumnos, y solo el 58%, cerca de 2 mil, tuvieron una acogida en el colegio que esperaron en primera opción. Con el sistema antiguo entre el 70% y 80% a esta misma fecha ya estaban matriculados en los colegios que preferían. Nuestro análisis, basado en los datos del Mineduc y en la realidad de los padres, es que este sistema no ha cumplido con las expectativas, y somos partidarios de reponer al sistema tradicional de admisión.

– ¿Por qué quiere volver al sistema anterior de selección por mérito?

– Porque los resultados están a la vista,  hasta el momento más de 600 familias están con la incertidumbre de contar con un colegio para sus hijos. Recién los primeros días de enero quienes re postularon tendrán una respuesta, ya sea positiva o negativa y se les informará recién qué colegios aun poseen vacantes. A eso sume que si bien el padre puede postular a varias alternativas de colegio en el actual sistema, es un software aleatorio (el azar) el que al final decidirá por la familia a qué colegio o liceo ingresará el o los hijos. A todas luces es un sistema frío, impersonal, carente de humanismo y que no valora al mérito y el esfuerzo del alumno en las instancias de ingreso de 7º básico.

– ¿Qué opina de la prohibición de copago?

-Estamos totalmente de acuerdo ya que el término al copago permite una igualdad de oportunidades entre los establecimientos particulares subvencionados y los públicos municipales. De alguna manera este cobro que muchas veces no era menor en cuanto monto, se constituía en un mecanismo de selección económica por parte de los subvencionados, cuyo destino final no era tan claro si iba dedicado a la enseñanza o a cierto beneficio del sostenedor.

-Varios senadores que aprobaron la ley de inclusión, como Rossi, Walker, Montes y Zaldívar, ahora piden que se cambie el plazo para que los colegios se conviertan en corporaciones sin fines de lucro. ¿Qué opina de ello?

-Es un síntoma de los tiempos en el quehacer político, leyes que se aprobaron a la rápida, con poca reflexión sobre su aplicación en la realidad misma de la sociedad, poco diálogo con la ciudadanía y en especial con las agrupaciones involucradas o afectadas. Todos podemos concordar en la necesidad de realizar ciertas transformaciones, en especial en la enseñanza y en particular cómo mejorar y fortalecer una educación pública basada en la calidad; pero esto se debe hacer con la participación de todos los actores del área. Y sobre todo con la prudencia que amerita una evolución y paso a un proyecto fundacional.

-Una vez que esté operativa esta ley, ¿tienen una estimación de cuántos colegios podrían dejar de ser subvencionados, sea porque cierren o se pasen a particulares, y cuántos alumnos afectaría?

-Esa es una gran interrogante, lo que hemos constatado en la Región de Magallanes es que varios sostenedores están en la idea de transformar sus colegios en particulares pagados, con el propósito fundamental de mantener sus proyectos educativos originarios. En regiones pienso que pudiese darse en mayor grado esta alternativa, dado que no se cuenta con mucha oferta educacional de cierta especificidad. Y puede estar también avalado por esta situación compleja de selección que no deja satisfecho a muchos padres, y que estarían dispuestos a hacer esfuerzos económicos extras con el fin de dar una educación a sus hijos en colegios de su elección.