Los profesionales laboran en actividades de menor calificación de lo que estudiaron, se ubican en un grupo de trabajadores que ganan al mes, en promedio, $316 mil. Esta cifra es tres veces menor a los $915 mil que reciben quienes trabajan en labores de alta calificación.
Publicado el 05.04.2016
Comparte:

“Radiografía al empleo por cuenta propia” es la investigación que realizó Clapes-UC y que indaga en profundidad lo que está ocurriendo en el mercado laboral en el país, según la información que proporciona el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

La investigación explica que del total de personas ocupadas en el país (8,1 millones), 2,1 millones  (el 26%) estudiaron una carrera universitaria o técnica profesional.

Sin embargo, al hacer un corte más preciso por el tipo de actividad que realizan los que tienen estudios superiores, Clapes-UC detectó que al trimestre noviembre de 2015 y enero de 2016, 1,4 millones (66%) trabajan en actividades acordes a sus estudios, mientras los restantes 626 mil se desempeñaban en “trabajos que requieren competencias menores a ese nivel educacional, y por ende, que podrían ser catalogados como subempleados por calificación”.

Esta cifra es superior en 45.309 personas al mismo periodo del año pasado, lo que implica que 27,9% del empleo creado en el último año corresponde a subempleados por calificación. “El subempleo por calificación suele concentrarse con mayor fuerza entre los ocupados por cuenta propia”, señala la investigación.

Tradicionalmente, cuando se analiza el subempleo, se hace en términos del subempleo horario, es decir, las personas que trabajan una jornada parcial pero en forma involuntaria. Sin embargo, existen otras formas de subutilización. “Otra forma de subempleo es el subempleo por calificación o por competencias. Una persona puede perfectamente trabajar una jornada completa, y por ende, no sufrir de subempleo horario, pero aun así puede haber subutilización laboral si el tipo de trabajo que desempeña implica una utilización insuficiente de sus competencias profesionales, y por ende, genera un valor agregado menor al de jornada completa”, señala la investigación realizada por Juan Bravo, economista del centro de estudios de la UC.

Profesionales subempleados ganan tres veces menos

De acuerdo a las cifras de la Nueva Encuesta Suplementaria de Ingresos del INE, quienes trabajan en labores de alta calificación ganan, en promedio, $915 mil; mientras que el resto recibe, en promedio, $316 mil, es decir tres veces menos. Dentro de este último grupo hay 626 mil personas que cuentan con educación superior completa.

Pero al desglosar los ingresos según las 10 principales categorías de clasificación que utiliza el INE, las tres primeras de mayores ingresos las ocupan profesionales directivos que trabajan en la Administración Pública y en las empresas ($1 millón 613 mil), seguido de científicos e intelectuales ($1 millón 68 mil) y técnicos  y profesionales de nivel medio. (Ver infografía al final de la nota)

En cambio, entre la cuarta y la décima categoría los ingresos  oscilan entre los $434 mil y $237 mil para quienes trabajan como empleados de oficinas, vendedores de comercios y mercados, agricultores, operarios y artesanos y trabajadores no calificados.

trabajadores subempleados