El senador en conversación con "El Líbero", analiza la misiva que le envió del titular de Interior el pasado viernes 26 de junio con el plan del Ejecutivo para enfrentar el conflicto en la Araucanía. La carta fue en respuesta a un documento entregado por Espina y su par José García hace 30 días.
Publicado el 02.07.2015
Comparte:

En los próximos días el senador RN por la Araucanía, Alberto Espina, tiene contemplado reunirse con el ministro del Interior, Jorge Burgos, en La Moneda. El encuentro será solicitado por el senador tras recibir el pasado viernes 26 de junio una carta del secretario de Estado donde explicitaba el plan del Ejecutivo para enfrentar el conflicto en la región de la Araucanía publicada ayer por “El Líbero“.

La misiva de Burgos fue la respuesta a un documento entregado por Espina y su par de RN, José García, llamado “Acuerdo por la Paz en la Araucanía”, donde plantearon los principales desafíos que enfrenta el pueblo mapuche y diferentes soluciones al conflicto.

Espina, en conversación con “El Líbero”, analiza las principales medidas anunciadas por Burgos y afirma que valora la carta, pero advierte que es un “primer paso” y que que ahora espera que el Gobierno las implemente. Además, señala que hubieran esperado que el ex ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, hubiese dado respuesta al documento que también fue entregado a él, según dice el senador.

-¿Cómo recibe la carta del ministro del Interior, Jorge Burgos?

-Como un primer paso que permite ir construyendo acuerdos para avanzar en la paz social en la Araucanía, que no es un problema que incumba solamente a la región, sino que a todo el país, por la gravedad, la repercusión y porque se trata de un conflicto que se arrastra por más de cien años.  Por lo tanto, como primer paso, lo consideramos importante, pero estimamos que viene la etapa más dura y más difícil, la cual es transformar las propuestas que se hacen en nuestro documento respecto de las cuales el Gobierno señala tener importantes coincidencias en hechos concretos y ahí es donde se requiere voluntad política, liderazgo y decisión.

-En la carta se dan a conocer una serie de medidas concretas para enfrentar el conflicto en la Araucanía, ¿cuál es a su juicio la más urgente y relevante?

-Yo diría que la más importante es lograr algo que hasta ahora ha sido imposible en la Araucanía sin que nadie haya dado una buena explicación y es que se conforme un consejo Aukiñ, en que participen representantes de las comunidades mapuches elegidos por sus propios pares, al igual que parceleros y agricultores elegidos por sus propios pares, más representantes del Estado y que sean capaces de abordar una definición sobre la política de tierras que tiene que tener como punto de partida que se  determine cuántas son las tierras que el Estado de Chile se ha comprometido a entregar a las comunidades mapuches en virtud de la ley indígena. Hecho ese catastro, se proceda a la entrega de ella o a compensaciones a las comunidades, como se estime conveniente. Pero mantener una política indefinida y perpetua de entrega de tierras, a mi juicio, trae la prolongación de un conflicto que no tendrá solución.

-El ministro Burgos anuncia en su carta la implementación de acciones judiciales  y la aplicación de la ley en toda su extensión, ¿está de acuerdo?

-Es lo correcto. Si somos un Estados de Derecho, lo correcto es que dependiendo la gravedad del delito, se aplique la legislación que corresponda. Ésa es una de las cuatro fases, nosotros planteamos la política de entrega de tierras, en segundo lugar la pobreza rural, en tercer lugar la participación del pueblo mapuche y de los pueblos originarios en la institucionalidad chilena y en cuarto lugar, enfrentar la violencia en su doble dimensión tanto como en la indemnización a las víctimas y también las acciones preventivas y operativas para lograr identificar y sancionar a los que cometen hechos de violencia que no tienen ningún tipo de justificación, y que, mas bien, tienen motivaciones de enriquecimiento personal a través del robo de animales, de madera que se cometen utilizando como pretexto las reivindicaciones con los mapuches, lo cual no es verdad.

-Usted dice que la misiva es un primer paso, ¿qué falta?

-Tomar las medidas concretas para avanzar en la dirección de las propuestas. Si el Gobierno comparte la necesidad de formar un Aukiñ, entonces lo que tiene que hacer es proponerlo formal y oficialmente y someterlo a consulta en las comunidades mapuches. Si el Gobierno cree que es necesario enfrentar la pobreza rural, hay que crear la Corfo rural, una entidad del Estado que pueda coordinar las políticas públicas, si el Gobierno cree que la violencia es necesario resolverla, hay que formar un consejo que tome todos los casos del año 90 e indemnice a las víctimas de la violencia, sean mapuches o no. Yo considero que la carta del ministro Burgos es un paso, pero hay que materializarlo y concretarlo porque sino va a quedar en el camino.

-¿Cómo continuará la coordinación con Interior?

-Yo pretendo juntarme con él en el transcurso de los próximos días para abordar todas estas materias y continuar trabajando.

-¿Cómo evalúa la gestión del nuevo ministro del  Interior en el conflicto de la Araucanía durante estos casi dos meses que lleva en su cargo?

-Valoro que el ministro Burgos haya contestado una carta que el ministro Peñailillo fue incapaz de responder en nueve meses y el Gobierno tampoco. Pero insisto, es sólo un primer paso, no podemos armar expectativas de algo que hasta ahora no pasan de ser buenas y legítimas intenciones y que hay que trabajar en realidad.

 

FOTO: AGENCIA UNO