Un 64% de los encuestados estima que el país está estancado y un 17% en decadencia, cifras que superan, incluso, las de la crisis asiática de 1999 e internacional subprime de 2008 y 2009. En las ocho áreas de gestión evaluadas, el Gobierno saca nota roja, y Bachelet mantiene baja aprobación y liderazgo y alta desconfianza y lejanía.
Publicado el 17.12.2015
Comparte:

La caída de nueve puntos en la evaluación positiva de Marco Enríquez Ominami en la encuesta de noviembre del Centro de Estudios Públicos (CEP) se ha “robado” la atención de los medios, pero la medición muestra un inédito dato: Chile vive actualmente el mayor estancamiento económico desde el retorno de la democracia, según la visión de los chilenos.

Según las 1.449 personas consultadas en 134 comunas del país, el 64% cree que nuestro país está “estancado”, cifra que supera todas las mediciones anteriores desde 1990. Incluso, el pesimismo actual es mayor que los que se vivieron durante las crisis asiática de 1999 (56%), la financiera internacional subprime de 2008 (51%), el terremoto de 2010 (51%) y la crisis de los estudiantes de 2011 con 55%.

Dicho estancamiento también se observó en las mediciones de abril pasado (62%) y agosto (62%), y está anclado en la realidad económica que arrastra el país desde el año pasado, con un crecimiento de 2%, el más bajo para dos años seguidos desde la crisis financiera de 1982-1983 que generó un desplome del Producto Interno Bruto y llevó el desempleo a 24%.

En cambio, los que consideran que Chile está “progresando” son apenas el 18%, cifra similar al 15% y 16% en las encuestas pasadas, que también son las peores en décadas.

El Gobierno saca rojo en todas las áreas de gestión

En la misma línea, el 42% de los encuestados cree que la situación económica del país está “mala o muy mala”, el 46% sostiene que no está “ni buena ni mala” y sólo el 11% dice que está “buena o muy buena”.

Este pesimismo se mantendría durante los próximos 12 meses para el 66% de los consultados y sólo mejorará para el 17%. Lo que también se condice con el crecimiento económico en torno o bajo el 2% en 2016, lo que sumaría el tercer año consecutivo en ese rango.

La encuesta CEP revela, además, que en las ocho áreas de gestión evaluadas por la ciudadanía el Gobierno saca nota roja. La máxima es 3,3 para el empleo, la educación y el crecimiento económico, luego siguen 3,2 para el transporte público, 3,0 para la inflación, 2,9 para la salud, 2,6 la delincuencia y 2,4 el control de la corrupción.

Delincuencia sigue como el principal problema y cae la educación

¿Cuáles son los tres problemas a los que debería dedicar el mayor esfuerzo en solucionar el Gobierno? El primer lugar lo ocupa, nuevamente, la delincuencia, con el 58%, apenas inferior al 60% de agosto pasado. Ambas cifras son las más altas desde el retorno de la democracia.

En las preocupaciones ciudadanas siguen la salud, que pasó del 40% al 44% entre medio de la polémica por los hospitales públicos sin construir y la acusación constitucional fallida en contra de la ministra Carmen Castillo. En tercer lugar está la educación, que bajó como prioridad del 38% al 33%, también en pleno debate sobre la gratuidad en la educación superior.

Luego siguen los bajos sueldos (26%), la corrupción (24%), la pobreza (23%) y el empleo, que subió tres puntos, desde 17% a 21%.

Bachelet mantiene baja aprobación y liderazgo y alta desconfianza y lejanía

Los atributos “blandos” de su personalidad, que llevaron a la Presidenta Michelle Bachelet a terminar su gobierno con el 82% de confianza y 72% de cercanía, han quedado en el pasado, a juzgar por las conclusiones de la encuesta CEP.

Durante este año, la Mandataria no le ha dado confianza a entre el 62% y 65% de los consultados, valores similares a los peores indicadores de Sebastián Piñera durante su gobierno (63%-69%). Los capitalinos  y los hombres son los que más desconfían de la Presidenta (67% y 68% respectivamente).

En el indicador de “lejanía”, Bachelet registró 66%,  y en otra brusca caída desde que asumió hace menos de dos años, su disposición a escuchar y llegar acuerdos con la oposición cayó de 65% en julio de 2014 a 41% actualmente.

La aprobación de la Mandataria pasó de 22%  en agosto –la peor en 26 años, desde que se aplica la encuesta- a 24%, que está también en el peor rango de Piñera (23%-24%).

Ante la consulta de si ante las presiones de instituciones, grupos y personas el actual Gobierno ha actuado con firmeza o debilidad, el 75% dijo que con debilidad, cifra que junto a la del mes pasado (76%) también es la mayor en décadas.

CEP estancamiento economico 1990-2015