El respaldo a la Mandataria bajó de 42% a 40% en la semana en que su hijo tuvo que renunciar a su cargo tras el escándalo generado por el crédito otorgado a la empresa de su esposa.
Publicado el 16.02.2015
Comparte:

Tal como aventuraron distintos analistas en los últimos días, el caso Caval logró dañar la imagen de la Presidenta Michelle Bachelet. Así lo revela la última encuesta semanal de Plaza Pública Cadem, a la que tuvo acceso “El Líbero” (ver aquí).

Según el sondeo, que mide el pulso de la ciudadanía todas las semanas, la Mandataria obtuvo un 40% de respaldo, cifra que es levemente inferior al 42% que obtuvo la primera semana de febrero. El rechazo, en tanto, subió un punto llegando a 46%. Si bien la caída no es significativa, rompe la tendencia al alza en aprobación que registraba Bachelet en las últimas tres semanas.

La medición se realizó entre el miércoles 11 y el viernes 13 de febrero, días en los cuales el gobierno enfrentó una de sus peores crisis tras conocerse el crédito de $6.500 millones otorgado por el Banco de Chile a la nuera de la jefa de Estado, Natalia Compagnon, y que terminó con su hijo, Sebastián Dávalos, renunciando a la dirección socio cultural de la Presidencia.

La suerte de la Presidenta difiere con la de su gabinete, que si bien subió su rechazo un punto hasta llegar a 50%, también incrementó sus niveles de aprobación de 35% a 37%.

Fin del alza

El último sondeo de Plaza Pública Cadem revela que la caída en la aprobación ciudadana de la Mandataria es la primera desde el 16 de enero, cuando marcó un 37%. Luego, en los estudios de los días 23 de enero, 30 de enero y 6 de febrero, mantuvo una tendencia al alza con 40%, 40% y 42%, respectivamente, en semanas en que el Ejecutivo logró sacar adelante varios de sus proyectos emblemáticos, como la reforma educacional que elimina el lucro, el copago y la selección en los colegios municipales y particulares subvencionados; el fin del sistema binominal; el Acuerdo de Unión Civil; y el Ministerio de la Mujer. Todos estos hitos también llevaron a la Mandataria a subir su aprobación en la encuesta Adimark, donde tras seis meses de continua baja, logró pasar de 40% en diciembre a 44% en enero.

Cae apoyo a reforma laboral y tributaria

En línea con la baja que experimenta la Presidenta, la reforma laboral que impulsa el Ejecutivo -que le entrega más poder a los sindicatos y elimina el reemplazo de trabajadores en huelga- también registra una caída en su aprobación, pasando de 46% a 40%, y aumentando su rechazo en cuatro puntos (de 28% a 32%).

La reforma tributaria que aumenta los impuestos a las empresas y que subió los tributos a los autos nuevos, las viviendas, el alcohol y el tabaco, entre otros ítems, también sufrió una baja en el apoyo ciudadano, pasando de 38% a 36%.

Sólo la reforma educacional subió levemente el respaldo de 40% a 41%.

 

FOTO: PEDRO CERDA/AGENCIA UNO