“El Líbero” accedió a los datos desagregados de la encuesta Plaza Pública Cadem para observar la evolución de la candidata presidencial del Frente Amplio. En julio contaba con un 26% de respaldo, y esta semana sólo alcanzó un 13%.
Publicado el 07.10.2017
Comparte:

El pasado 7 de julio la abanderada presidencial del Frente Amplio, Beatriz Sánchez, marcaba 26% de respaldo en la encuesta Plaza Pública Cadem. Un escenario auspicioso, dado que Alejandro Guillier, el candidato del pacto Fuerza de la Mayoría (PS, PPD, PC, PR, IC y MAS), sólo tenía un 13%, por lo que ella se transformaba en la adversaria más competitiva ante el candidato de Chile Vamos, el ex Presidente Sebastián Piñera.

Pero pese a que su crecimiento había sido explosivo, desde esa fecha comenzó a sufrir un desplome, alcanzando en el sondeo publicado el pasado lunes sólo un 13%.

En el desagregado de las trece semanas, y a las que tuvo acceso a “El Líbero”, se muestra que su bajada ha sido constante y que la crisis que enfrentó su bloque con la candidatura a diputado del ex precandidato presidencial, Alberto Mayol, por un cupo en el distrito 10, o sus controvertidos dichos sobre Sergio Melnick, si bien le produjeron una baja, no fue determinante para su posición hoy.

Pierde en jóvenes entre 18 y 34 años, de nivel socioeconómico bajo

Los datos muestran que la semana del 7 de julio la fortaleza de la periodista estaba en los jóvenes entre 18 y 34 años de (37%), pero además quienes votarían por ella se encontraban mayormente en los sectores socioeconómicos alto (ABC1- C2) en un 26% y que vivían en Santiago (30%).

Sin embargo, es justamente en algunos de ellos donde más ha perdido apoyo en estas últimas semanas, ya que en los jóvenes llega a 19% -pese a que la primera semana de agosto tuvo un peak de 43%-, registrando una baja de 18 puntos. Y si bien tiene una caída importante entre el estrato social alto quedando en 13%, donde más cae es en los estratos bajos (D), pasando de 28% a 13%. En los medios (C3) también cae de un 23% a un 10%.

Ahora, entre las personas entre 35 y 54 años también registra retrocesos; pasó de tener un 29% a un 15%, y entre 55 años y más, de un 13% a un 6%. Entre las mujeres que contestaron el sondeo la abanderada tenía un 23% de adhesión y 28% entre los hombres; hoy sólo tiene 14% y 11% respectivamente. En tanto, en Santiago, Sánchez obtenía en julio 30% de apoyo versus el 10% que tiene hoy, lo mismo pasa en regiones, donde pasó de 23% a 13%.

Por último, los datos dicen que la candidata dejó ir apoyos entre quienes son “aprobadores de Michelle Bachelet”, que en julio, en un 33% apostaban por ella -llegando a un máximo de 36% la semana del 26 de agosto- y hoy sólo es de 19%. Por otra parte, la semana del 7 de julio contaba con un 21% de apoyo de quienes son“desaprobadores de Michelle Bachelet”, hoy es de 8%. 

¿Capitaliza Guillier?

Pero justamente mientras la abanderada del Frente Amplio baja, el candidato de la centroizquierda ha ido subiendo. Un ejemplo de ello es que Alejandro Guillier pasó de tener un 6% entre los jóvenes entre 18 y 34 años en julio a un 14% hoy; de un 16% entre personas de 35-54 años a un 28%, y de un 24% a un 26% en quienes tienen 55 años y más.

En el estrato social alto pasó de un 17% a un 22%, en los medios de un 14% -teniendo un peak la última semana de julio de 32%- a un 19%, y en los sectores bajos -donde Sánchez más cae-, Guillier sube 14 puntos, de un 17% a un 31%.

En Santiago salta de un 13% a un 28%, y en regiones de 18% a 22%. Por último entre quienes se declaran “aprobadores de Michelle Bachelet” sube tres puntos, de un 43% a un 46%, y en los “desaprobadores de Michelle Bachelet” de 5% a 8%.