Estudio de Clapes-UC muestra que los puestos de trabajo en el Estado ascendieron a casi 76 mil, mientras los particulares fueron 16 mil.
Publicado el 07.03.2015
Comparte:

Durante 2014 se crearon casi cinco veces más empleos asalariados en el sector público que en el sector privado. Si el año pasado el Gobierno contrató a 75 mil 852 personas, las empresas privadas emplearon a 15.965. En tanto, los trabajos por cuenta propia cayeron en 6.700 y los emprendimientos, personal de servicio y la contratación de familiares no remunerados bajaron en 25 mil, según un estudio de Clapes-UC al que tuvo acceso “El Líbero”.

Como empleados públicos asalariados se incluyen a personas que laboran en la Administración Pública, como ministerios, subsecretarías, intendencias, gobernaciones, seremis y en diferentes organismos públicos como Serviu, Fosis, Sence, Conaset, Senda, Senama, Injuv, Conadi, entre otros. También considera a  los funcionarios del Poder Judicial y del Congreso, los municipios, escuelas, empresas y hospitales públicos.

Juan Bravo economista Clapes-UCEs motivo de preocupación que se hayan creado casi cinco veces más empleos en el sector público que en el privado, porque el Estado no puede crear empleos de forma permanente. En algún momento esto tiene que parar. Si el crecimiento económico e inversión privada no repuntan habrá un deterioro laboral importante en los próximos meses”, sostiene Juan Bravo, autor del estudio.

Estas cifras de empleos públicos en detrimento del privado marcan un cambio de tendencia respecto del período 2010-2013, cuando se crearon 637 mil trabajos asalariados en el sector privado y 102 mil en el sector público.

Suben contrataciones por tres meses

Otra de las conclusiones de la investigación da cuenta de que entre noviembre y enero la contratación de empleos con contrTasa de crecimiento empleo nov-enero 2015ato definido por tres meses se disparó en 6,7%, en relación con el mismo período del año anterior, mientras las contrataciones indefinidas sólo aumentaron en 2%.

Lo que está en línea, además, con que las jornadas de tiempo completo aumentaron, pero probablemente por poco tiempo.

A juicio de Bravo, estos datos muestran la precarización del empleo porque al eliminar el efecto estacional, esto es, las masivas contrataciones temporales en la agricultura, el turismo y otros sectores que concluyen con el verano, al comparar con el mismo periodo del año pasado es el empleo con contrato a menos de 3 meses el que lidera la creación de puestos de trabajo.

Es muy preocupante que los trabajos temporales lideren la creación de empleos. Si tuviéramos un mercado laboral saludable deberían liderar los empleos más estables e indefinidos”, puntualiza el economista.

El estudio concluye que no hay un efecto meramente estacional y se está adelantando un deterioro laboral una vez que pase el verano. Aunque el empleo por cuenta propia cayó en el último trimestre móvil, esto se debe netamente a un cambio hacia empleos asalariados de muy corta duración, por lo que existe un riesgo muy elevado de que esto no se sostenga en los próximos meses

Aumento del desempleo

El último informe de desempleo del INE de enero mostró un alza del desempleo nacional de 6,2%, que superó el 6% de diciembre pasado.

Según rama de actividad, disminuyó la ocupación en hogares privados con servicio doméstico (-7,3%), enseñanza (-4,7%) y construcción (-2,2%), al tiempo que aumentó en agricultura (2,9%), hoteles y restaurantes (4,9%) y comercio (0,6%).

FOTO: PABLO OVALLE ISASMENDI / AGENCIA UNO