Ayer se conocieron los resultados de la ENUSC y quedó al descubierto que la victimización llegó en 2017 a su máximo nivel en seis años. Además, Unas 55 personas murieron y más de 2.700 resultaron heridas en la represión más violenta a una protesta palestina de parte de fuerzas israelíes desde 2014.
Publicado el 15.05.2018
Comparte: