El Mercurio pone en portada al gendarme que se vio envuelto en la golpiza a los ecuatorianos presos por asesinar a una mujer en la calle, lo que deja ver la cruda realidad carcelaria del país. Por otra parte, el Papa aceptó las renuncias de otros dos obispos, Alejandro Goic (Rancagua) y Horacio Valenzuela (Talca).
Publicado el 29.06.2018
Comparte: