En un texto escrito para El Líbero, el ex ministro del Interior asegura que por acusaciones similares a las que ha recibido el presidente de la DC renunció el ex líder de la UDI Ernesto Silva. Además se muestra partidario del pacto con el Partido Socialista para las municipales.
Publicado el 10.01.2016
Comparte:

El ex ministro del Interior y dirigente histórico de la DC, Belisario Velasco, quien renunció a su cargo durante el primer mandato de Michelle Bachelet, escribe para “El Líbero” una profunda reflexión y un análisis del momento actual que vive su partido. Afirma que ve con preocupación la conducción de la tienda, en manos del senador Jorge Pizarro.

La reflexión del ex secretario de Estado se da a casi dos semanas del impasse entre la DC y La Moneda, por la exclusión del ministro del Interior, Jorge Burgos, del primer y sorpresivo viaje de la Presidenta Michelle Bachelet a la región de la Araucanía.

Liderazgo de Jorge Pizarro

“Sin perjuicio de las informaciones que se han difundido por diversos medios de comunicación respecto a actuaciones del presidente del partido relacionadas con fondos recibidos de SQM y por sus hijos y su famoso viaje a Londres a ver la final de rugby en circunstancias que había un terremoto que afectaba gravemente a la zona que él representa como senador, hay otra situación que nos merece a muchos de nosotros, críticas y reflexiones que son muy negativas respecto de su desenvolvimiento como presidente del partido.

Que recientemente 26 camaradas del partido hagan una declaración contraria a los principios de lo que es el comunitarismo, lo que es la doctrina de la democracia cristiana y que ellos apuntan más en función del neoliberalismo, creo que es una omisión muy grave. El partido carece de una línea política clara frente a una situación nacional e internacional que es delicada, no sólo del punto de vista económico, sino que ello acarrea también inconvenientes de carácter social. Entonces, la DC necesita una conducción política clara, que no la hemos tenido. 

Junta Nacional

Sin perjuicio de eso, se ha postergado la celebración de la Junta Nacional del partido, que es el órgano más importante,  que no sólo foja las alianzas políticas, sino también los lineamientos que debe seguir el partido. Por de pronto, todavía no hemos recibido una cuenta de la gestión de la mesa anterior presidida por Ignacio Walker y la instalación de la mesa que preside Jorge Pizarro. 

Ahora bien, la elección de Pizarro es indiscutible. Él fue elegido por alrededor del 70% de los militantes del partido en una votación cada militante un voto, lo que le dio legitimidad para asumir como presidente. Pero, en ese mismo momento, se presentaron situaciones que en otros partidos, como en la UDI, significaron el alejamiento de su presidente por razones más o menos similares a las que pasó Pizarro, como el caso de Ernesto Silva, ex presidente de la UDI, que dio un paso al costado. 

Autocrítica de la DC

Creo que la DC, aún es tiempo de que haga una autocrítica, sobre lo que ha sucedido en el partido, que por lo demás, es reflejo de lo que está sucediendo en el país. Si uno mira a parlamentarios, dirigentes políticas, integrantes de gobierno, han salido ministros por razones como ésa, a empresarios, empresarios que llevaron al país a movilizarse en defensa de ellos en años anteriores, y en todas las ramas, en las farmacias, en el fútbol, la Iglesia Católica y el caso Caval que tanto impacto ha tenido, en fin.

Entonces, hemos tenido un año 2015 para olvidar. Y los democratacristianos, debemos hacer una reflexión profunda, una autocrítica, todos, no sólo el presidente del partido, sino que todos los militantes, con el objeto de mejorar desde el año 2016 en adelante la situación del país.

Mi reflexión personal y mi deseo es que todos los democratacristianos en la Junta Nacional que estaría citada para mediados de marzo, intentemos llevar soluciones a los hechos que han sucedido. Tratar, como dijo el Padre Hurtado, de ser mejores, porque en la medida en que todos seamos mejores, lograremos mejorar la situación del partido y luego del país, que es lo más importante.

Soy partidario sin reservas de la continuación de la Nueva Mayoría. Y también soy partidario de la alianza política que se ha planteado con el PS para las próximas elecciones municipales”.

FOTO: AGENCIA UNO