En agosto del año pasado, el precandidato aseguró ser “partidario de terminar con las AFP”, a las que declaró “inconstitucionales”. Pero hace dos semanas aseguró a la agencia económica Bloomberg que terminar con dicho sistema “no se encuentra en ninguna de mis propuestas”.
Publicado el 03.04.2017
Comparte:

El pasado lunes 20 de marzo, el senador y precandidato presidencial, Alejandro Guillier, dio una entrevista a la agencia de noticias estadounidense Bloomberg, dos semanas después de realizar un extenso viaje a China, invitado por el gobierno de ese país.

En el artículo titulado, “Ex figura televisiva que busca liderar a Chile dice que se olviden del populismo”, la periodista  hizo énfasis  en asegurar que “nunca me he caracterizado por proponer políticas extremas. Soy un eterno negociador”.

Guillier el 30 de marzo pasado: Terminar con las AFP “no se encuentra en ninguna de mis propuestas”

Ante la consulta de si terminará con el sistema de pensiones ante las dudas generadas por anteriores declaraciones, respondió que “no se encuentra en ninguna de mis propuestas”, y prometió que un eventual gobierno suyo potenciará la eficiencia, la innovación, diversificará la economía y promover el desarrollo de productos con mayor valor agregado”.

Bloomberg hace especial mención a que Guillier no habló de desmantelar el sistema económico de libre mercado chileno, que le ha permitido al país crecer 5% en promedio anual durante las últimas tres décadas.

“Los grupos económicos se asustan cuando alguien, que no pertenece al sistema, aparece en escena” (…) La alarma bajará algunos decibeles en la medida que hagamos conocidas nuestras propuestas (…) A los inversionistas no les gustan que las reglas del juego sean cambiadas cada cinco minutos”, fueron otras de las frases que dijo el precandidato presidencial.

Guillier el 25 de agosto de 2016: “Soy partidario de terminar con las AFP. Mi primer discurso en el Senado fue contra las AFP, porque son un fracaso”

Pero si ahora Guillier defiende las pensiones, su postura era radicalmente contraria hace pocos meses.

Tan pronto asumió como senador, en un discurso en la sala del Senado el 23 de abril de 2014, afirmó que no es posible hacer una reforma de un sistema viciado en su origen” y las declaró “inconstitucionales”.

Su argumento jurídico fue que las AFP fueron creadas por decreto ley cuando ya estaba vigente la Constitución  de 1980, y que lo tanto no era procedente crear dicho sistema por decreto, ya que violaba derechos y garantías establecidas en la Carta Magna.
“Por consiguiente creo que no es posible hacer una reforma de un sistema viciado en su origen y lo que corresponde al país es entrar en la discusión de un sistema previsional que responda al estado de derecho y que sea coherente con el ordenamiento institucional de la república. Las AFP son inconstitucional en su origen”.

De forma tajante,  el 25 de agosto del año pasado, aseguró que “soy partidario de terminar con las AFP. Mi primer discurso en el Senado fue contra las AFP, porque son un fracaso”.

En ese mismo mes, tras una reunión en La Moneda con el ministro de la Segpres, Nicolás Eyzaguirre-, dijo que “el sistema de las AFP es un desastre, Chile no tiene un sistema de protección social como corresponde a un país desarrollado, donde además del esfuerzo personal tiene que estar el esfuerzo de la parte empleadora y un aporte del Estado”.

En ese sentido, dijo que apoyará las reformas que impulse el gobierno en torno al tema, siempre y cuando los cambios sean “de verdad, no se trata de cambios cosméticos”.

“El gobierno no ha hecho una propuesta definitiva, ha hecho esbozos y vamos a trabajar porque sea una cirugía mayor”, enfatizó.

En noviembre pasado, reiteró que el sistema de AFP “no va a ofrecer, por más que le agreguemos aderezos, buenas pensiones”, y defendió un nuevo sistema de reparto que “por su naturaleza sea solidario”.

“En Chile no tenemos un sistema de seguro social previsional. Lo que tenemos son cuentas individuales obligatorias que administra un tercero, y que de repente tienen unas pérdidas salvajes y te comunican ‘mire perdió plata pero la AFP siguió ganando utilidades’. Eso es una cosa insostenible”, dijo el senador independiente luego de un conversatorio en la Universidad Santo Tomás.

Agregó que “necesitamos un sistema de seguro social que tenga otra dinámica, que tenga múltiples ingresos: el aporte del trabajador, pero el empresario y el empleador también, como pasa en todas las democracias y sistemas de mercado del mundo. El Estado debe poner una parte porque hay que corregir desigualdades”.

Qué cambios proponen los otros presidenciables

Qué hacer con el aumento del 5% en la pensión a costa del empleador que propone el gobierno es un tema que genera diversas posturas en los precandidatos presidenciales.

El ex Presidente Ricardo Lagos propone que el 3,% se destine a la cuenta individual del trabajador, pero que sea administrada por un ente estatal y no por las AFP, y que el restante 1,5% se destine a un sistema de reparto.

También plantea  aplicar tablas de mortalidad diferenciadas según grupo socioeconómico para lograr supuestamente pensiones más  equitativas.

El ex Presidente Sebastián Piñera, en cambio, es partidario de aumentar en 4% la cotización a cargo del empleador, pero que vaya el 100% a la cuenta individual del trabajador beneficiado, y que los recursos sean administrados por las AFP.

Respecto del pilar solidario, que entrega una pensión básica de $100 mil a 1,2 millones de adultos mayores vulnerables, plantea aumentar de 0,7% al 1% del PIB los recursos para mejorar dichos ingresos y aumentar el número de beneficiados.

Piñera es partidario de aumentar la edad de jubilación y generar mayor competencia para bajar los costos de las comisiones.

El diputado Felipe Kast, candidato presidencial de Evopoli, tiene una postura similar respecto del aumento del 4% y la administración de las AFP, y en el incremento del presupuesto para el pilar solidario.

Kast aboga porque las mujeres se jubilen a los 65 años, hacer imponible el seguro de cesantía, obligar a cotizar a los trabajadores independientes y separar las funciones de la administración de los fondos de la recaudación y administración de cuentas.

La precandidata de la DC, la senadora Carolina Goic, tampoco quiere que el 5% adicional que propone el gobierno vayan a las AFP y quiere aumentar los recursos para los adultos mayores.

El socialista José Miguel Insulza, en carrera también, cree que hay que “transformar muy fuertemente el sistema de AFP” y comenzaría creando una AFP estatal, como propuso la Presidenta Bachelet.

Eso sí, precisó que “seguiría con un sistema de ahorro de ese tipo porque no creo que exista otro”.