La subgerente de FASA, en la que se basó la estrategia de la colusión de la Fiscalía, entregó en el juicio una nueva versión sobre el conflicto que sacudió la industria farmacéutica. Hoy comienzan los alegatos finales de la querella criminal.
Publicado el 15.06.2015
Comparte:

A partir de hoy y hasta el miércoles la querella criminal del senador Guido Girardi y la Confusam en contra de las farmacias –una derivación posterior de lo que se denominó el caso colusión-, tendrá jornadas claves, porque comenzarán los alegatos finales en el Cuarto Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Santiago.

El litigio comenzó el 30 de marzo de 2009 cuando el senador del PPD lideró la presentación de un recurso judicial en contra de quienes resulten responsables por los eventuales delitos de “adulteración fraudulenta de precios de mercadería de primera necesidad”, que contempla el artículo 285 del Código Penal.

En diciembre de 2008 la Fiscalía Nacional Económica (FNE) presentó una denuncia ante el Tribunal de la Libre Competencia en contra de las farmacias FASA, Cruz Verde y Salcobrand por alza concertada de precios de 222 medicamentos entre diciembre de 2007 y abril de 2008.

La Fiscalía sustentó la denuncia gracias, esencialmente, a la declaración de una testigo clave, Paula Mazzachiodi Armijo, entonces subgerente comercial del área Farma de Farmacias Ahumada (FASA), pero quien en un nuevo testimonio ante la fiscalía el 9 y 10 de abril pasado entregó una versión diferente de los hechos y que podría influir en el juicio penal que está en su etapa final.

En medio de sus declaraciones anteriores de julio de 2008 y enero de 2009, la defensa de FASA utilizó la estrategia de la “delación compensada”; dijo que existió colusión y entregó información útil para los persecutores. Además,  llegó a un acuerdo conciliatorio que establecía, entre otros, que  hubo una guerra de precios durante tres años en la que se llegó a vender productos bajo el costo, que recibieron la sugerencia de parte de algunos laboratorios de concertarse para subir sus precios con la competencia, y que reconocían haberse coludido entre noviembre de 2007 y marzo de 2008.

Pero durante las audiencias Salcobrand y Cruz Verde desconocieron los hechos relatados por FASA (que interpretaron como una estrategia judicial con fines comerciales), y negaron sumarse al acuerdo conciliatorio.

El vuelco en las declaraciones de la testigo

En julio de 2008, Mazzachiodi declaró ante la FNE que el alza de precios de los medicamentos a contar de fines de 2007 se produjo porque “se generó algún espacio en el mercado, que no fuimos nosotros, Salcobrand fue en algunos casos, y Cruz Verde en otros. Nosotros captamos esos espacios y subimos los precios”, puesto que “somos seguidores y mantenemos nuestra competitividad” y, por ello, “el precio de FASA a público, básicamente, no tiene relación con los costos, sino más bien con el precio de la competencia.”

Luego, en enero de 2009 ante la Fiscalía interna de FASA, la subgerente admitió que en noviembre o diciembre de 2007 “Bayer trajo una propuesta intermedia: que Salcobrand subiera primero los precios de una lista de productos ginecológicos que trajo el propio laboratorio. El procedimiento funcionaría así: Día uno, subía precios de la lista SB. Día dos, subía precios de la mitad de la lista FASA y de la otra mitad de la lista, el día tres: FASA.  En la reunión en que esto sucedió estábamos presentes Ricardo Ewerts (ex gerente comercial de Farmacias Ahumada) y yo. Después de esta reunión, nos reunimos con Sergio Purcell, ex gerente general de Farmacias Ahumada, para plantearle la propuesta de Bayer. Sergio Purcell validó que siguiéramos la propuesta y nos solicitó que “vendiéramos las alzas, en el sentido que consiguiéramos del laboratorio algunos beneficios a cambio”.

Tres meses después, en abril de 2009, Mazzachiodi confesó al Ministerio Público que, en relación con la declaración realizada ante la fiscalía de FASA, esta fue escrita por la Fiscal de FASA y la abogada Nicole Nehme, quien a su juicio inducía las preguntas, agregando que el mecanismo “día uno, dos y tres” –en la que se basaba la denuncia de colusión- descrito en la anterior declaración “no es así, esto no tenía el nombre con el cual nosotros lo identificábamos”.

Paula Mazzachiodi se desvinculó de FASA de mutuo acuerdo en diciembre de 2009, y el vuelco en su declaración llegaría seis años después, en abril pasado, cuando ante el Cuarto Tribunal Oral Penal expuso respecto de lo normal, habitual y diario de las listas de precio de los laboratorios, las sugerencias de precio y sobre la libertad de Farmacias Ahumada para determinar, según su política y previa cotización en el mercado, el precio de los medicamentos.

A continuación este medio reproduce parte del interrogatorio con los cambios en la versión más relevantes:

Cristián Muga (abogado de Salcobrand): Señora Mazzachiodi, le preguntaba entonces, ¿usted recordaba haberle declarado al tribunal entonces que cuando llegaban los del laboratorio, ustedes salían a cotizar, no es verdad?

Paula Mazzachiodi: Sí

Cristián Muga: Y que producto o resultado de esa cotización, ustedes tomaban la decisión de bajar precios, dependiendo de la política, ¿no es verdad?

Paula Mazzachiodi: Sí

Cristián Muga: Aquí está el señor Belloni, don Roberto Belloni, ¿usted lo conoce?

Paula Mazzachiodi: 

Cristián Muga: Y don Ramón Ávila, ¿usted lo conoce?

Paula Mazzachiodi:

Cristián Muga: Ellos dos prestaron declaración en este juicio y ambos declararon, frente a preguntas de sus defensores, que la razón de salir a cotizar cuando los laboratorios llegaban con lista de precios era porque en ocasiones los laboratorios hacían “bluff” (decían que algo iba a pasar en unas cadenas, pero después no pasaba, por eso era necesario salir a cotizar). ¿Usted comparte esa afirmación, de que los laboratorios a veces avisaban cosas que no pasaban, sobre alzas de precios o modificaciones de precios?

Paula Mazzachiodi: Sí

Cristián Muga: Y por esa razón, la forma más segura que tenía una farmacia de saber si lo que estaba diciendo el laboratorio era cierto era salir a cotizar los productos, ¿no es verdad?

Paula Mazzachiodi: Sí

Abogado Cruz Verde: Ehh, voy a otra cosa, ayer la Fiscalía le mostró varios correos electrónicos y se refería a la lista de precios todos ellos, esos correos electrónicos se referían a la lista de precio de costo, ¿cierto?

Paula Mazzachiodi: Sí.

Abogado Cruz Verde: Es decir, el precio que los laboratorios ponen a sus clientes por los productos que venden.

Paula Mazzachiodi: Sí.

Abogado Cruz Verde: Alguno de estos correos menciona estos llamados precios sugeridos de venta al público.

Paula Mazzachiodi: Sí.

Abogado Cruz Verde: Pero esos precios sugeridos ¿no obligan a la cadena de farmacias?

Paula Mazzachiodi: No, son sugeridos, se sugieren y son en rango igual que las fechas, son sugeridas, si quieres la tomas si quieres no la tomas, de hecho muchas veces no se tomaban. Se seguía el mercado tal cual, ya ahí tenía que ver la competencia que había entre las cadenas si era una odiosidad que tenían las cadenas, quien quería ser primero, quién quería vender más, entonces los precios se manejaban a nivel de mercado.

La mención al “juego de delación compensada” de FASA

En otra parte de la declaración, la testigo calificó el acuerdo al que llegó FASA con la Fiscalía Nacional Económica como un “juego de la delación compensada”.

Abogado Cruz Verde: ¿Pero por qué usted la denomina una “jugada”?

Paula Mazzachiodi: Porque en el fondo, yo siento que FASA se auto inculpó de hechos que, o sea la presidencia se auto inculpó, pero a costa de nosotros, de subalternos, cuando en el fondo en una empresa de esa envergadura nadie hace nada sin instrucciones de superiores y las estrategias que vienen del directorio para abajo.

Abogado de Cruz Verde: Entonces yo quisiera que usted le aclarara al Tribunal en definitiva cual es la participación del señor Rosemblatt en las declaraciones que prestó con doña Nicole Nehme. Para que quede claro, porque él dio a entender que no había ningún tipo de participación y usted parece que da a entender lo contrario.

Paula Mazzachiodi: Sí mmm, él me mandó a llamar a su oficina para que le contara nuevamente la historia después de un año que había pasado, porque yo nunca había estado cuando Farmacias Ahumada contrató a esta abogada Nicole Nehme, yo nunca la conocí y toda la investigación interna, cierto, por lo que ha llegado de la Fiscalía Nacional lo hizo Alex Rosemblatt para abajo, con la gerencia, incluso en un piso distinto de donde estábamos nosotros, yo ni siquiera iba a ese piso en donde trabaja Rosemblatt. Cuando se fue Sergio Purcell de la compañía me mandó a llamar él. A ver ¿cuéntame qué pasa? Necesito que hables con la Nicole Nehme y nos citó a una reunión en que estaba la Nicole Nehme, la Inger Dahl y las category Alejandra y Lisette. Él no estaba en esa reunión, o sea estuvo en un principio, y nos dejó con ellas.

Abogado Cruz Verde: ¿Estuvo al principio?

Paula Mazzachiodi: Sí, estuvo al principio, ya se tienen que juntar y (dijo) cuéntale toda la historia de cómo fueron los hechos, qué se hace, cómo se trabaja, y ahí contamos la historia, lo que comenté ayer.

Abogado Cruz Verde: Entonces, el señor Rosemblatt sí sabía que la señora Nicole Nehme iba a participar en esa reunión.

Paula Mazzachiodi: Sí, por supuesto, sí sabía, con ella me hizo ir a esa reunión, Inger era más cercana, yo la conocía, pero a la Nicole Nehme yo ahí la conocí y le empecé a contar la historia y ella dijo yo voy a comenzar a escribirla. Y ahí ella me iba diciendo las preguntas, y me iba preguntando, “¿no te importa que la escriba?”, “¿no te importa si me la firmas?”, “es un trabajo mío, tranquila si no va a pasar nada, cuénteme cómo fue que quiero entender”.

Cristián Muga (abogado de Salcobrand): Usted se refería, y explicó a que se refería a que esta fue una jugada de FASA diciendo que se refería al reconocimiento que hizo la empresa de haber participado en una supuesta colusión, ¿no es verdad?

Paula Mazzachiodi: Sí

Cristián Muga : ¿Quién ideó eso fue el Sr. Rosemblatt?

Paula Mazzachiodi: Él con la Nicole Nehme.

Cristián Muga: ¿Usted participó de esa jugada, Sra. Mazzachiaodi?

Paula Mazzachiodi: No, nunca supe que era parte de esa jugada.