El senador Alejandro Navarro (MAS) y el diputado Sergio Aguiló (IC), han mostrado históricamente afinidad con el gobierno venezolano, pero ahora deslizan una profunda crítica. "Son las políticas económicas del gobierno de Maduro las que han generado esta crisis", explica Navarro a "El Líbero". Asimismo, el diputado Sergio Aguiló (IC), dice que "tengo la peor opinión de la forma en que el gobierno de Maduro ha desarrollado su política económica".
Publicado el 10.02.2016
Comparte:

En medio de la profundización de la crisis económica que atraviesa Venezuela, “El Líbero” publicó el pasado lunes la visión de distintos analistas sobre el tema y las fórmulas que baraja la oposición para destituir al Presidente Nicolás Maduro, sucesor del fallecido Hugo Chávez.

Existen dos factores que han llamado la atención y que evidencian la gravedad de la situación venezolana: la importación de petróleo desde Estados Unidos y la compra de toneladas de billetes en el exterior. Las cifras oficiales revelaron una inflación anualizada de 141,5% hasta septiembre de 2015.

A raíz de lo anterior, la oposición ha concentrado el debate en tres mecanismos para sacar a Maduro del poder: una Constituyente (que disolvería a todos los poderes, incluyendo el Ejecutivo), un Referendo Revocatorio (para poner fin al mandato de Maduro antes de tiempo) y una Enmienda Constitucional (para recortar el período presidencial).

Ante este escenario, el senador Alejandro Navarro (MAS) y el diputado Sergio Aguiló (Izquierda Cristiana) -ambos parlamentarios que históricamente han mostrado afinidad con el chavismo- conversaron con “El Líbero” para analizar la situación de ese país. Si bien los dos han defendido en reiteradas oportunidades tanto el mandato de Chávez como el de Maduro, en esta oportunidad, y frente a la crisis actual de Venezuela, realizan una profunda crítica hacia las políticas económicas impulsadas y a la conducción que lleva el actual gobierno.

Cabe recordar que Navarro ha manifestado públicamente, en reiteradas ocasiones, su afinidad con el actual Jefe de Estado venezolano. Por ejemplo, tras las elecciones parlamentarias que se vivieron en 2015 en el país caribeño -donde triunfó ampliamente la oposición-, el senador afirmó que “espero que quienes acusaron a Venezuela de ser dictadura, tengan la hidalguía de pedir disculpas”.

Y ese es el último episodio. El líder del MAS ha comparado la ola de protestas antigubernamentales en Venezuela, con la situación vivida en Chile en 1973. Incluso, ha expresado que “ojalá pudiéramos tener la posibilidad de tener la libertad de prensa que existe en Venezuela”.

Sin embargo, esta vez sí desliza críticas en contra de Maduro frente a la crisis que vive Venezuela. Si bien culpa a la oposición y al empresariado del grave escenario económico, reconoce las fallas del gobierno.

“La situación se ha vuelto mucho más compleja y ha desgastado mucho a la ciudadanía. Hay quienes han hecho grandes negocios producto del dólar paralelo, pero los costos ya no son sólo para el gobierno del Presidente Maduro, la oposición va a mostrar un desgaste si no muestran una actitud propositiva”, afirma Navarro a “El Líbero”, y agrega que “son las políticas económicas del gobierno de Maduro las que han generado esta crisis y la irresponsabilidad, en mi opinión, de un empresariado que ha hecho una oposición feroz”.

Además, explica que “los primeros días no han sido auspiciosos, se ha centrado en un debate de carácter político y creo que ahí va a haber un castigo ciudadano para ambas partes, porque la ciudadanía de Venezuela quiere que se estabilice la economía y una mayoría de la Asamblea Nacional tiene poder necesario para contribuir a aquello. Va a depender mucho del tipo de liderazgo que esta mayoría asuma y también de la estrategia que asuma el gobierno. Por ahora, todos los indicadores señalan que lejos de mejorar la situación económica ha empeorado, y eso va a causar daño a la oposición y daño al gobierno”.

Con respecto a las alternativas que baraja la oposición para destituir a Maduro, Navarro comenta que “pretender buscar mecanismos extraordinarios reúnen una fuerte complejidad. La oposición parece más empeñada en aumentar la crisis y recuperar el poder total, que buscar medidas urgentes para estabilizar la economía”.

Diputado Sergio Aguiló (IC): “Tengo la peor opinión de la forma en que el gobierno de Maduro ha desarrollado su política económica”

El diputado Sergio Aguiló (IC), al igual que Navarro, se ha caracterizado por defender el gobierno chavista. Incluso, en junio de 2014 afirmó que “Venezuela es un país mucho más democrático que Chile, pueden ocurrir excesos y violaciones a los derechos humanos como ocurren en Chile todos los días”.

Sin embargo, el parlamentario indica a “El Líbero” que él no se reconoce como “chavista” y coincide con el senador del MAS en una profunda crítica hacia la política económica de Venezuela.

“Yo no soy chavista, una cosa es que yo he defendido siempre la democracia en cualquier país de América Latina, y otra cosa distinta es ser partidario de un gobierno. Yo si fuera ciudadano de Venezuela no sería partidario de ese gobierno, porque tengo muchas críticas en contra de éste”, dice Aguiló. Además, agrega que “tengo la peor opinión de la forma en que el gobierno de Maduro ha desarrollado su política económica. Lo que no significa que yo no crea que es un gobierno democrático. Un desastre la política económica de Venezuela, están desarrollando un modelo de los años 60, estatizador, no hay inversión privada… es una demencia que no logro comprender”.

Si bien, comparte la postura de Navarro, Aguiló difiere en que la oposición sea responsable de la crisis económica y explica que está de acuerdo con que la oposición realice un Referendo Revocatorio.

“Cuando hay una crisis de ese tamaño, no es igualmente la oposición y el gobierno, el gobierno es el responsable de la crisis económica. Los más importante es que respeten sus propias instituciones. Si lo que queremos es salvar la democracia, que funcione la institucionalidad y que pasado un determinado tiempo la oposición pueda llamar a un referéndum revocatorio… eso es parte de la institucionalidad venezolana”, comenta.