El documento de 71 páginas, al cual tuvo acceso "El Líbero", fue presentado esta mañana por los diputados Jaime Belollio (UDI) y José Manuel Edwards (RN}, ante el Tribunal Constitucional.
Publicado el 24.11.2015
Comparte:

Hasta el Tribunal Constitucional (TC)  llegaron esta mañana los diputados de Chile Vamos Jaime Belollio (UDI) y José Manuel Edwards (RN), para presentar un requerimiento por la glosa de gratuidad de educación superior, la cual es parte del Presupuesto 2016. Los parlamentarios cuestionan la fórmula del gobierno, ya que creen que es discriminatoria para entregar la gratuidad durante 2016.

“Estamos pidiendo que se retiren esas fórmulas que son discriminatorias, que deberían quedar en una ley permanente, queremos que más alumnos vulnerables puedan acceder a este beneficio”, afirmó Bellolio tras la entrega del documento.

El requerimiento -de 71 páginas y al cual tuvo acceso “El Líbero”– está firmado por 31 diputados de la UDI, RN y Evópoli patrocinados por los abogados Jorge Barrera y Jorge Avilés. (Ver texto completo al final de la nota)

El documento está estructurado en 4 capítulos: Preceptos impugnados, Cumplimiento de requisitos para acogerlo a trámite y declararlo admisible, Vulneración al contenido constitucional de la ley de presupuestos; y Vulneración a la igualdad de oportunidades, la no discriminación arbitraria e igual protección en el ejercicio de los derechos de las personas.

De esta manera, según dice el texto, el requerimiento impugna la implementación de políticas permanentes a través de una ley que tiene por vigencia sólo un año, como lo es la Ley de Presupuestos del Sector Público. En segundo lugar, el requerimiento demuestra cómo los requisitos adicionales que se le exigen a las universidades que no son parte del Consejo de Rectores (Cruch), constituyen una “abierta discriminación arbitraria” hacia estudiantes vulnerables y que libremente han elegido instituciones de educación superior diversas.

Según explica el documento el objetivo que se espera lograr con el requerimiento es, por un lado, el pronunciamiento del TC frente a la tramitación de una política pública de envergadura, como es la gratuidad de la educación superior a través de una glosa presupuestaria. Y en segundo lugar, apunta a que en el caso de que el TC determine que no existe inconstitucionalidad, se eliminen los requisitos adicionales que se le exigen a Universidades Privadas, Centros de Formación Técnica e Institutos Profesionales.

 

Requerimiento completo sobre la Glosa de Gratuidad