Este viernes estará listo un primer borrador para que durante el fin de semana los diferentes ministros tenga la oportunidad de revisarlo. En el fallo, que se presentará el próximo lunes 21 de diciembre, se citarán las glosas 05 y 19 contenidas en el requerimiento presentado por la oposición. En tanto, la minoría del TC se enfocaría en una argumentación enfocada en los efectos de esta determinación.
Publicado el 16.12.2015
Comparte:

El pasado jueves en la tarde los ministros del Tribunal Constitucional (TC), luego de dar a conocer la resolución que calificó de “discriminación arbitraria” el proyecto del gobierno que daba gratuidad sólo a una porción de los estudiantes universitarios, se reunieron por varias horas para abordar los principales puntos que se incluirían en el fallo, el que se dará a conocer el próximo lunes 21 de diciembre.

Durante los últimos días, los diferentes ministros se han concentrado en redactar sus argumentos con el objetivo de que para este viernes esté el primer borrador. De esta manera, los ministros podrían revisar el documento durante el fin de semana y corregir sus observaciones. Si bien desde el TC aclaran que durante esta semana no se ha abordado el tema del contenido del fallo entre los miembros del organismo, sí afirman que el principal énfasis de la argumentación ya está definido.

Fuentes del TC explican a “El Líbero” que el énfasis estará en la discriminación respecto de los alumnos más vulnerables. De esta manera, se comenta que la línea de argumentación del fallo estará marcada por argumentos exclusivamente jurídicos, que apuntan a la vulnerabilidad de la igualdad ante la ley.

Desde el TC aclaran que esta línea de argumentación en materia de discriminación arbitraria es un “criterio asentado” al interior del organismo. Un ejemplo de ello, es que en 2007 el Tribunal declaró inconstitucional el artículo 595 del Código Orgánico de Tribunales, que establecía que los abogados egresados debían realizar trabajos gratuitos para el Estado por seis meses, siendo la única carrera con ese requisito. “Corresponde a los jueces de letras designada cada mes y por turno, entre los no exentos, un abogado que defienda gratuitamente las causas civiles y otro que defienda las causas del trabajo de las personas que hubieren obtenido o debieran gozar del mismo privilegio”. (Código 595 Código Orgánico de Tribunales)

El fallo emitido en ese momento, estableció que los deberes constitucionales que impone dicha norma recaen,  según el caso, en todo habitante de la República o todos  los chilenos, destacando la generalidad o universalidad de los mismos, atributos contradichos por el carácter especial y reducido a un grupo de la población que  reviste la imposición comentada. Esta no es, pues, una carga personal autorizada por la Constitución”.

Por esto, es que desde el TC explican que en el fallo citarán las glosas 05 y 19, las cuales pertenecen al requerimiento presentado por la oposición. Ambas glosas son relativas al financiamiento del acceso gratuito a las Instituciones de Educación Superior 2016, donde, según dice el recurso se produce la discriminación arbitraria.

La argumentación de la minoría del TC y la posibilidad de que surja otro requerimiento frente a las soluciones del gobierno en gratuidad

El pasado jueves hubo tres votaciones con respecto al requerimiento, en las que tres ministros votaron siempre a favor del gobierno: Carlos Carmona, Nelson Pozo y Gonzalo Vargas.

Desde el TC afirman que la argumentación del fallo de estos tres ministros, sería en una línea más política, con el objetivo de explicar los efectos que tiene para los estudiantes que se haya rechazado la fórmula de gratuidad propuesta por La Moneda. Según se comentan en el organismo, la minoría intentará enfatizar que los estudiantes son los más afectados con esta determinación.

Sin embargo, en el TC reconocen que las soluciones que está planteando el Ministerio de Educación, como el sistema de becas a los estudiantes más vulnerables o entregar recursos directos sólo a las 25 universidades del CRUCh, podrían generar un nuevo requerimiento ante el organismo, ya que se mantendría la discriminación arbitraria.

Por esto es que desde el oficialismo afirman que antes de entregar una solución definitiva, el gobierno habría optado por esperar la redacción completa del fallo del TC del próximo lunes para evitar un nuevo traspié en el Tribunal. “El gobierno prefiere esperar para ver cuáles son los visos de inconstitucionalidad de la glosa, para no caer en el mismo error”, dicen en la Nueva Mayoría.

 

FOTO: AGENCIA UNO