El perfil de la ministra que busca dar un giro modernizador al sector energético, sus principales desafíos y las razones para escoger a un grupo de colaboradores sub 45.
Publicado el 15.03.2018
Comparte:

“Tenemos una impronta distinta, nueva, y que básicamente se va a centrar y enfocar en lo que es la modernización energética. Estamos muy conscientes que este es un sector de altísimo dinamismo, en el que están ocurriendo cambios tecnológicos constantemente que cada vez se acercan más al hogar, y que van a impactar más en el día a día de las personas, entonces queremos introducir o acelerar ese proceso de modernización energética en el país y ojalá liderar ese proceso en la región”, afirma la ministra de Energía, Susana Jiménez Schuster (48 años), en conversación con “El Líbero”.

Si bien la ministra reconoce que hubo avances en la materia tanto en la primera administración del presidente Sebastián Piñera como también en el de la ex presidenta Michelle Bachelet, enfatiza que tendrán una mirada y desafíos distintos, eso sí, expandiendo la matriz energética y promoviendo las energías renovables, y haciéndose cargo de una masificación ordenada que genere las condiciones de seguridad y economía en el sistema a futuro.

Es por eso que el nuevo equipo directivo que integra el ministerio de Susana Jiménez tiene un perfil claro, en pos de cumplir con este objetivo modernizador. En promedio, es gente que tiene entre 35 y 45 años y con experiencia previa en el sector, pero que a la vez combinan un espíritu de servicio público y una mirada de innovación y futuro. 

Así, Ricardo Irarrázabal será el subsecretario de la cartera, mientras en la División de Desarrollo Sustentable se integra Rossana Gaete; en la División de Participación y Diálogo social, Santiago Vicuña; en la de Energías Renovables, Gabriel Prudencio Flaño; el abogado Marcelo Mardones se integra a la División Jurídica; Julio Cuadra Stipetich a la División de Acceso y Equidad Energética; Alejandro Ramírez Gossler a la División de Gestión y Finanzas; e Iván Alejandro Cheuquelaf a la División de Infraestructura Energética. Además, asume como jefa de gabinete de la ministra Cristina Torres; como jefe de comunicaciones, Uziel Gómez Padrón; Jaime Flores como jefe de gabinete del subsecretario; y como asesor de la ministra Jorge Lira(Ver perfiles completos más abajo)

En general son gente joven, muchos fueron de “Un Techo Para Chile”, con un espíritu de servicio social que es bien bonito. Tienen una mirada inquieta de conocer nuevos desarrollos, de fomentar las energías limpias, seguras, etc., pero también con una mirada muy de futuro, de incorporar cambios tecnológicos, porque también eso significa adaptar nuestra regulación a esos nuevos cambios. Por lo tanto, en general el perfil es gente muy técnica, muy conocedora, joven y con esta visión de futuro más innovadora de cambio tecnológico, de ver qué esta pasando afuera y cómo podemos traer esos cambios y liderar esos procesos. En eso estoy pensando también en otro tipo de energías renovables que no son tan “convencionales” como lo están haciendo la eólica y la solar, es dar una salto en electromovilidad, hay un montón de temas de este sector que queremos promover”, dice la ministra.

El perfil de Susana Jiménez

La ministra de energía Susana Jiménez estaba trabajando concentrada y a puerta cerrada en su oficina del primer piso en el centro de estudios de Libertad y Desarrollo ese 2014. Había olor a quemado y mucho humo, y aunque ya habían pasado aproximadamente 30 minutos desde que sus compañeros de trabajo habían revisado y desalojado el lugar, y aunque ya iban en camino 3 carros de bomberos, Jimenez estaba tan absorta en su trabajo que, a pesar del humo, no se había percatado de la situación. Tampoco se había dado cuenta que el foco del problema era la falla eléctrica de una estufa que se estaba quemando en su propia oficina.

Esa anécdota la retrata, aseguran cercanos a su equipo en LyD, donde Jimenez trabajó por siete años como economista senior y uno como subdirectora, y la describen como una persona en extremo trabajadora, detallista y meticulosa. Además, reconocen su capacidad para adaptarse y dominar distintas situaciones y temas, y para armar buenos equipos de trabajo y generar buenas relaciones con las personas.

“Es matea, se mete en los temas, se los estudia en profundidad y los domina. No se queda nunca con dudas o preguntas, una característica que habla de una curiosidad intelectual que me llama mucho la atención. También tiene bastante capacidad de trabajar en equipo y liderazgo, acá llegó como una investigadora, como una microeconomista, y rápidamente fue imponiendo cierto liderazgo y trabajando con gente. Es buena para dirigir grupos y eso la hizo llegar a la subdirección (…) Ella fue una contraparte valorada por el gobierno en temas importantes como energía y medio ambiente, y con el ministro Máximo Pacheco en el tema de energía para efectos de discutir los temas”, dice Luis Larraín, director ejecutivo del Instituto.

Susana Jimenez egresó del Saint George’s College en Santiago. Es ingeniero comercial de la Pontificia Universidad Católica de Chile y magíster en Economía de la misma casa de estudios. Está casada desde 1992 con el también ingeniero comercial Marco Comparini y tiene cuatro hijos: Lorenzo (21), Camila (19), Dante (16 años) y Luca (13 años). No es militante de ningún partido político, pero dice ser defensora de las libertades, y de los principios detrás de la economía social de mercado. Está de acuerdo con el matrimonio homosexual y no descarta la adopción homoparental.

Austria y el esquí

Susana Jimenez es la hija de Guillermo Jimenez , ingeniero agrónomo, y ex decano de la Facultad de Agronomía de la Universidad Católica de Chile,  y de la austriaca Eveline Schuster. Aparte tiene un hermano: Daniel.

Su padre estaba recorriendo Europa en motocicleta cuando conoció a Eveline en una cervecería en Dinamarca. Se enamoraron, se casaron en Austria y luego se instalaron en Chile. Es por eso que en su casa de infancia se hablaban tres idiomas. Ella y su hermano hablaban con su madre en alemán y con su padre en español y entre los adultos se comunicaban en inglés.

Además, la futura ministra creció en un campo familiar en Curacaví. Si bien al ingresar al colegio se fue a vivir junto a su hermano a un departamento en Santiago, cada viernes viajaban a la casa de la Provincia de Melipilla para pasar el fin de semana junto a sus padres, una costumbre que ella mantuvo hasta la actualidad, ya que aún “se escapa” de Santiago todos los fines de semanas para visitarlos.

La influencia austriaca de la madre fue clave en la educación de los hijos. Era una formación más bien estricta, donde el estudio era prioritario, y el orden y la disciplina eran valores importantes. Una casa en la que no se podía entrar con zapatos, y donde los hijos desde pequeños tomaban clases de música y de piano, y asistían a funciones en el teatro municipal. “Esa mentalidad era bastante común, y la acarreamos hasta el día de hoy, nuestro amor por el orden y por que las cosas funcionen bien. La Susana por ejemplo es bien ordenada en sus cosas, tiene las ideas bien claras y una opinión súper definida. En general piensa las cosas antes de actuar de forma impulsiva”, explica un miembro de la familia.

Además, el esquí ha sido un hilo conductor en la vida de Susana Jiménez. Año por medio los hermanos Jiménez viajaban a Linz, en Austria, donde pasaban seis meses en la casa de la abuela materna. Allí iban al colegio, donde forjaron amistades y desarrollaron el idioma. Y fue en los Alpes donde aprendieron a esquiar, una disciplina que la futura ministra sigue practicando en la actualidad.

De hecho, fue precisamente ese deporte lo que la unió a su marido en 1991. Ella esquiaba en el centro de esquí “El Colorado” con un llamativo buzo verde (con el que aparece en la foto) cuando se reencontró con Comparni, quien era un gran esquiador y su ex pololo de hacía tres años, y quien venía bajando el andarivel. Tras ese encuentro pololearon tres meses y luego se comprometieron. Al año estaban casados.

Ambos comparten esa pasión. Han entrenado y competido juntos en la Carrera Club Master de La Parva, donde tienen refugio, y donde pasan junto a sus hijos cada fin de semana de las temporadas de invierno.

Trayectoria

Compañeros de universidad de Susana Jiménez recuerdan que llamaba la atención por su atractivo físico, y  dicen que tenía fama de ser estudiosa. Era recurrente que le pidieran sus apuntes, porque tenía los cuadernos ordenados, y subrayaba y escribía con distintos colores. “Es muy inteligente, ordenada y organizada, le fue muy bien, era reconocida como una de las buenas alumnas de la generación”, dice su amiga universitaria Begoña Fernández, con quien aparece en la foto.

Una vez que terminó los estudios se casó y se fue de viaje un año y medio junto a su marido. Si bien una parte importante del tiempo la pasaron en la casa de su abuela materna en Linz, Austria, y también en Viena instalados en un departamento estudiando él de alemán y ella francés, la mayor parte del recorrido lo hicieron como mochileros. En total fue un año en Europa, luego un par de meses en el sudeste asiático y otros en Estados Unidos.

Cuando regresaron a Chile Jiménez ingresó al Banco Central, donde trabajó hasta 1997 como economista de la división de estudios. Ese año se fueron a vivir durante dos años a Manhattan, Nueva York, por el trabajo de Comparini, donde se desempeñó como asistente económico en la oficina de representación del Ministerio de Hacienda de Chile, y cuando regresaron, ocupó el cargo de jefe de estudios en la empresa Consultora Zahler & Co durante el 2000 y el 2002, donde trabajó con Roberto Zahler y Patricio Rojas.

Después se desempeñó como economista en la Consultora “Rojas y Asociados”, donde se integró como socia en 2009.“Trabajamos juntos mas de 10 años, conmigo fue una muy buena socia, el trabajo de ella es de excelencia, es una persona que en términos laborales siempre ha sido muy reconocida en todas las áreas”, reconoce el economista y socio principal de la empresa Patricio Rojas y explica que si bien comenzaron viendo temas macroeconómicos luego se hicieron cargo de temas regulatorios y de libre competencia, por lo que en esa época Jiménez se especializó y realizó un diplomada en Libre Competencia en la PUC.

Luego trabajó en Libertad y Desarrollo, donde también se vinculó con temas más bien regulatorios como energía, medio ambiente, pesca y recursos hídricos. “Cuando vino el cambio de gobierno, el cambio de ciclo, el terremoto, yo me sentí con ganas de trabajar para el país y por eso entré a LyD. Estoy súper contenta y agradecida de mi paso ahí, que me abrió en este mundo de las políticas públicas y que le dio aún más sentido a esta profesión, de poder contribuir y tratar de que las cosas se hagan mejor, porque lo que hacemos en el instituto no es solo publicar nuestras ideas, estudios, e informes, también hacemos asesorías legislativas, participamos en mesas técnicas en que a veces hay que sentarse a negociar con el propio Ejecutivo, entonces uno puede tener una incidencia en el devenir del país, y eso ha sido súper bonito”, explica la ministra en conversación con “El Líbero”.

En una de las discusiones con una de las mesas técnicas a Susana Jiménez le dio influenza, pero ella se presentó a las reuniones más relevantes, a pesar de que estaba con una licencia y sus compañeros de trabajo reconocen que estaba muy enferma. “Siempre estaba con la disposición y el compromiso laboral, porque las cosas que trabajábamos incidían en cómo se iban a comportar los mercados (…) Susana es la que llega con todo leído y se notaba desde su capacidad técnica hasta su dedicación en cada cosa en el trabajo”, reconoce su actual jefa de gabinete, Cristina Torres, quien trabajó con ella en LyD.

A raíz de ese trabajo, a principios de 2017 la invitaron a coordinar el equipo programático de Sebastián Piñera junto a Gonzalo Blumel, donde observó el trabajo de las distintas comisiones, y escuchó las presentaciones que le hacían al próximo mandatario. Luego, él la invitó a formar parte del gabinete. “Cuando asumió la sub dirección de políticas públicas y durante el tiempo que trabajó como coordinadora macro junto con Blumel en la campaña, ella ya no veía solo sus temas de regulación,  sino que se abrió a todos los demás temas.  Tiene esa capacidad de aprender materias nuevas rápidamente”, dice Bettina Horst, gerente de Libertad y Desarrollo.

El equipo de Susana Jiménez

Subsecretario: Ricardo Irarrázabal. Abogado de la Pontificia Universidad Católica de Chile, tiene un diplomado en Derecho de los Recursos Naturales de la misma Universidad y un magíster en Derecho por el Centre for Energy, Petroleum & Mineral Law & Policy de la Universidad de Dundee, Escocia. Fue socio ambiental en el estudio jurídico Arteaga Gorziglia, director ejecutivo del Servicio de Evaluación Ambiental, subsecretario del Ministerio del Medio Ambiente, abogado en Philippi, Yrarrázaval, Pulido & Brunner , Ashurst, McMillany Uría & Menéndez. Además, se ha desempeñado como vicedecano de la Facultad de Derecho de la PUC.

División Desarrollo Sustentable: Rossana Gaete, es Ingeniero agrónomo de la Universidad de Chile, magíster en economía energética de la Universidad Santa María y MBA in Energy Economics, de la Universidad de Offenburg, Alemania. Con más de 12 años de experiencia en la industria energética, ha combinado su carrera tanto en el ámbito privado como académico, en temas de energía, cambio climático, medio ambiente e innovación. Ha trabajado desarrollando proyectos de energía renovable, en estrategia y sustentabilidad corporativa, mejoramiento ambiental e innovación de tecnologías. Antes de asumir la división se desempeñaba como gerente de desarrollo de soluciones en Engie.

División de Participación y Diálogo social: Santiago Vicuña. Psicólogo de la UDD. En 2017 y 2016 se desempeñó como Director de Programas de Fundación Minera los Pelambres, y durante cinco años fue encargado de las relaciones comunitarias del MINVU. También trabajo en la Fundación Un Techo para Chile y Un Techo para mi País, donde se desempeñó Como Director de Habilitación Social para Latinoamérica y el Caribe.

División de Energías Renovables: Gabriel Prudencio Flaño, ingeniero civil de la Universidad Católica y magíster en administración pública de Columbia University. Entre el 2014 y el 2017 fue gerente de operaciones de Valhalla. Durante el 2012 y 2013 trabajó en Nueva York en UGE participando en el desarrollo proyectos de energía eólica y solar a escala de generación distribuida. Fue parte del MINVU como miembro del comité de reconstrucción para el terremoto del 2010, y también estuvo en la fundación TECHO en cargos de dirección general.

División Jurídica: Marcelo Mardones. Abogado, Magister y Doctor en Derecho por la Pontificia Universidad Católica. Durante su trayectoria profesional se ha desempeñado en el sector público en los ministerios de Minería y Energía, y en el sector privado. Ha publicado tres libros y cuenta con más de 20 publicaciones en revistas jurídicas especializadas nacionales y extranjeras.

División de Acceso y Equidad Energética: Julio Cuadra Stipetich. Ingeniero Civil Industrial de la Universidad Diego Portales y especializado en políticas públicas en la Universidad de Georgetown. Ha desarrollado toda su carrera en el servicio público a cargo del Programa de Electrificación Rural de la Subsecretaría de Desarrollo Regional, siendo el foco de su gestión, mejorar las condiciones de vida de la población sin acceso a electricidad en las zonas rurales de nuestro país y el fomento a la introducción de energías renovables en los sistemas aislados de generación.

División de Gestión y Finanzas: Alejandro Ramírez Gossler. Ingeniero Comercial de la Universidad de Chile. Fue jefe de la División Administración y Finanzas del Ministerio del Medio Ambiente en el primer gobierno del Presidente Piñera y actualmente es Gerente de Administración y Finanzas de la filial en Chile de Mahou S.A., la principal empresa cervecera de España.

 

División de Infraestructura Energética: Iván Alejandro Cheuquelaf. Abogado, ha trabajado en materias relacionadas con derecho pesquero, administrativo e indígena. Se desempeñó como abogado en el Departamento de Soporte Estratégico y Coordinación Institucional de la División Evaluación Ambiental y Participación Ciudadana del SEA, siendo sus principales funciones la asesoría en materias de evaluación ambiental.

Jefa de gabinete ministra: Cristina Torres, abogado de la Universidad Mayor. Trabajó en el Departamento Administrativo del Ministerio de Justicia entre 2010 y 2012, donde se desempeñó como asesora de la Unidad de Recursos Físicos y Humanos. En 2012 integró el equipo de la Dirección de Presupuestos del Ministerio de Hacienda como parte del equipo de Fiscalía del Gabinete de la Directora de Presupuestos. Se integró al Programa Legislativo de Libertad y Desarrollo en septiembre de 2014, a cargo especialmente del área de mercados regulados como aguas, energía, medio ambiente y transporte. Fue secretaria ejecutiva de las Comisiones de Agua y Energía del Programa de Gobierno del Presidente Piñera.

Unidad de Comunicaciones: Uziel Gómez Padrón, periodista, magíster en comunicación estratégica de la Universidad Adolfo Ibáñez y diplomado en Medio Ambiente. Trabajó de periodista en El Mercurio durante siete años (2003-2010), en los que se especializó en temas de medio ambiente, vivienda, infraestructura pública y transportes, cubriendo eventos relacionados con su actividad en EE.UU., Europa y América Latina. Fue jefe de Comunicaciones del Ministerio de Vivienda y Urbanismo (2010-2014), donde le tocó liderar la estrategia comunicacional en la reconstrucción habitacional y urbana tras el 27F, e impulsar las nuevas políticas de vivienda, como subsidios para la clase media y arriendo. Luego se desempeñó como periodista investigador de El Líbero.

Jaime Flores, jefe de gabinete subsecretario. Licenciado en Derecho en la PUC. Participó en política universitaria dentro del Movimiento Gremial UC y en 2015 fue vicepresidente del Centro de Alumnos de Derecho UC. 

 

Asesor de la ministra: Jorge Lira, ingeniero comercial y Magisterial en Análisis Económico de la Universidad de Chile. Durante 2017 fue investigador del equipo económico del Instituto Libertad y Desarrollo, a cargo de los estudios relativos a energía, medio ambiente y minería. Anteriormente se desempeñó como ayudante de investigación en áreas de política tributaria en CLAPES UC. En la campaña del Presidente Sebastián Piñera fue secretario ejecutivo de la Comisión de Medio Ambiente.