El ex ministro de la Segpres asegura que el ex Presidente reforzará su mensaje de unidad nacional, y que buscará sumar a los desencantados del gobierno y de la ex Concertación: “Esas personas son las que, en el secreteo de la urna, votarán por Piñera", afirma Larroulet, quien no descarta que surja otro candidato en la Nueva Mayoría.
Publicado el 10.07.2017
Comparte:

Las primarias presidenciales quedaron en el pasado, y el desafío político que se abre son las elecciones de primera vuelta del 19 de noviembre próximo.

Para Chile Vamos, el punto de partida es con un fortalecido Sebastián Piñera tras obtener más de 800 mil votos y el 58% de las preferencias electorales ante el senador Manuel José Ossandon y el diputado Felipe Kast. La Nueva Mayoría, en cambio, tiene a sus dos candidatos, Alejandro Guillier y Carolina Goic, estancados en las encuestas.

Eso no significa, sin embargo, que la carrera presidencial esté definida, según coinciden diversos analistas. Ello, dada la contundente e histórica votación que han tenido la Concertación y la Nueva Mayoría durante las últimas tres décadas.

Pero, qué probabilidades reales tiene Piñera de volver a La Moneda, cuáles son sus verdaderos retadores y cuál será su estrategia electoral, son algunas de las preguntas que responde para “El Líbero” su ex ministro Secretario General de la Presidencia, Cristián Larroulet.

– ¿Cuál es su reflexión general sobre las primarias presidenciales realizadas?

– Creo que fue un acontecimiento político de gran trascendencia por distintas razones. Uno, porque se consagra y fortalece un instrumento democrático fundamental para los tiempos que está viviendo Chile. En la democracia la ciudadanía quiere tener instancias de participación, y el que se hayan organizado tanto por Chile Vamos como por el Frente Amplio fue un hito que refuerza aquello. Lamentablemente, la Nueva Mayoría no participó y creo que cometió un error muy profundo desde la perspectiva democrática. Fue una buena noticia el enorme incremento de la participación en la centroderecha. Si uno lo compara con las primarias de 2013, prácticamente se duplicó la participación, y eso muestra una centroderecha que está muy preocupada de lo que pasa en el país. Que esté más activa, movilizada y consciente es una muy buena señal desde la perspectiva de la democracia y la estabilidad política de Chile. De alguna manera, el país está perdiendo el rumbo con este gobierno. Lo que hizo a Chile progresar en forma extraordinaria durante las últimas tres décadas, la democracia, la economía de mercado, el desarrollo social y el diálogo político, se ha perdido en este gobierno, y esta reacción está mostrando que la ciudadanía no está dispuesta a perder ese gran resultado. Obviamente, hay una lectura de Sebastián Piñera, quien tuvo un resultado muy favorable, que demuestra que la centro-derecha valoró su gobierno y gestión, y quiere que él vuelva a conducir los destinos del país.

– ¿Cuál debiera ser la estrategia electoral de Piñera?

– Creo que tiene que mantener su planteamiento de unidad del país, de diálogo y búsqueda de acuerdo con todos los sectores. Ha hecho ver que la situación del país es muy delicada, especialmente en materia de las finanzas públicas, que no se puede hacer ninguna promesa ilimitada. Hay que hacer un gobierno muy serio y riguroso porque el daño que ha hecho al país la Nueva Mayoría es extraordinario. Él continuará recorriendo el país, y se han anunciado conversaciones con Evopoli, con Manuel José Ossandón y Felipe Kast. Está dando los pasos de unidad. También es importante dar pasos de unidad hacia las personas de la Concertación, de esa manera el Presidente Piñera irá consolidando en los meses que quedan una mirada de gobierno de unidad nacional, que es lo que Chile necesita.

Larroulet: “Es importante pasos de unidad hacia las personas de la Concertación, de esa manera el Presidente Piñera irá consolidando en los meses que quedan una mirada de gobierno de unidad nacional, que es lo que Chile necesita”

– ¿En la ex Concertación qué votos podría conseguir?

– Pienso claramente que hay un porcentaje muy alto de sectores de la antigua Concertación que están muy frustrados con el actual gobierno y la conducción de Michelle Bachelet, y saben la debilidad que tiene Alejandro Guillier. Esas personas son las que, en el secreteo de la urna, votarán por Piñera.

– ¿Ve competitivo a Guillier contra Piñera?

– Hoy, el más probable contendor de Piñera es Guillier, sin embargo, cada día que pasa se va a acrecentando la duda, porque por un lado se ve un liderazgo muy débil del senador y, por otro lado, en las encuestas está cada día más deteriorado. Hay una situación de incertidumbre de que puede que él no sea finalmente el candidato.

Larroulet: “Hay un porcentaje muy alto de sectores de la antigua Concertación que están muy frustrados con el actual gobierno y la conducción de Michelle Bachelet, y saben la debilidad que tiene Alejandro Guillier”

– ¿Cree que Piñera pueda ganar en primera vuelta?

– No, creo que hay que prepararse para la segunda vuelta. Hay que seguir trabajando muy fuertemente pero hay que prepararse para la segunda vuelta.

– ¿Qué tan importante es que Piñera reciba el apoyo de Ossandón?

– Creo que la respuesta es al revés. Creo que el gran ganador es Sebastián Piñera, y lo que corresponde es que Manuel José Ossandón como Felipe Kast se pongan al servicio de ese proyecto. Al final, lo que debe primar es el interés del país y no hay duda de que el país quiere un cambio respecto de lo que ha sido la Nueva Mayoría. Por lo tanto, lo que el Presidente debe hacer es seguir con su sello de unidad. Él ha marcado desde el primer día un sello de unidad, y sus discursos y gestos deben estar marcados por eso. Es lógico que lo que hay que hacer es lograr la unidad con el mundo de la centroderecha, y pasar al proceso de unidad con los sectores desencantados del gobierno. Ese proceso de unidad tiene distintas fases, política y social. Creo que esa es la prioridad para Piñera.

Larroulet: “Lo que el Presidente debe hacer es seguir con su sello de unidad. Él ha marcado desde el primer día un sello de unidad, y sus discursos y gestos deben estar marcados por eso”

– ¿Cuál es su estimación de resultados en primera vuelta?

– Muy parecido a lo que dicen las encuestas hoy. Muy parecido a lo que fue la primera vuelta cuando ganó Piñera en 2009 (44%*).

*Nota de la redacción.